A vista de…Alcalde – Antonio Rodríguez Osuna

publicado en: Entrevistas, Mérida | 0
Comparte esta noticia...Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Antonio Rodríguez Osuna
Actual Alcalde de Mérida desde 2015

Concejal del Ayuntamiento de Mérida por el PSOE de 1999 a 2004, ha sido Jefe de Gabinete del Consejero de Industria, Energía y Medio Ambiente de la Junta de Extremadura, de 2007 a 2011; y Asesor del Vicepresidente de 2004 a 2007. Ha sido Parlamentario por el PSOE en la Asamblea la pasada legislatura 2011/2015, ejerciendo de Portavoz de Energía, Medio Ambiente y Deportes. Se presentó como candidato del PSOE a las elecciones municipales de mayo de 2015, y desde el 13 de junio de 2015, es alcalde de Mérida


¿Cual sería su mayor logro conseguido hasta el momento?

Espero que muchos, llevo poco tiempo de alcalde, poco más de dos años y medio. Si es cierto que, mirando hacia atrás, hay proyectos como el del María Luisa que han salido del letargo y que ya es una realidad. Lo mismo digo del Mercado de Calatrava en el que, en unos meses, comenzarán los trabajos para convertir este espacio en un mercado moderno, con todas las comodidades y adaptado a las necesidades del siglo XXI.
Además, no debemos olvidar que seguimos a la espera de que la empresa que quiere realizar una planta azucarera en nuestra ciudad decida instalarla definitivamente en Mérida. Nosotros hemos hecho los deberes y todo lo que está en nuestra mano. Estamos trabajando por volver recuperar la Mérida Industrial que tanto añorábamos.
Otro logro que también me gustaría destacar ha sido, sin duda, el romper con la estacionalidad en el Turismo que tenía Mérida. Ahora es una ciudadque está viva durante los 365 días del año y las cifras de aumentode visitantes en estos dos últimos años así nos lo avalan.

¿Alguna frustración?
No poder llegar a todos los problemas de los emeritenses. Hago y hacemos este equipo de gobierno un gran esfuerzo por atender a todos los ciudadanos y ciudadanas que nos lo demandan. Las puertas de mi despacho llevan abiertas dos años y medio cuando antes estaban cerradas a cal y canto. Trabajamos enormemente por llegar a todos, pero nos sentimos impotentes cuando, dada la situación económica del Ayuntamiento, no podemos atender todas las demandas.
Aun así, somos una de las ciudades de Extremadura con más ayudas en mínimos vitales. Pero reconozco que nos queda mucho por hacer.

¿El recuerdo más entrañable?
Los vivo cada día. Cuando veo que los ciudadanos reconocen que este gobierno es cercano y que me tienen a su disposición en cualquier momento. Ir por la calle y sentir la cercanía de los vecinos y vecinas es y será, sin duda, ese recuerdo entrañable que no olvidaré

¿Algún mal recuerdo?
En dos años y medio no he tenido tiempo aún de tenerlos. No creo que me quede ninguno. Aún es pronto para tenerlos. Y espero que, cuando acabe la Legislatura, pueda decirte que no ha habido ninguno.

¿ Que supuso y que supone ser alcalde de Mérida?
Pues un nuevo paso en mi vida política y personal. Es un orgullo ostentar este cargo municipal que me permite hacer cosas por mi ciudad. Ser alcalde de Mérida es una enorme responsabilidad que me han dado los vecinos y vecinas porque, en definitiva, han creído y creen en el proyecto que presentamos. Al tomar posesión, en un gesto simbólico, ofrecí mi bastón de alcalde -que nunca llevo, por cierto- a todos los ciudadanos y ciudadanas porque yo, como alcalde, me considero uno más.

¿Qué decisión de las tomadas hubiera cambiado?

Medito mucho las decisiones, las consulto con mi Equipo de Gobierno, las analizamos y buscamos lo mejor para la ciudad. Puede que, en ocasiones, haya quien considere que no son acertadas, pero quien está en el Gobierno tiene la capacidad de decidir. Y puedo asegurarte que siempre que tomo decisiones, lo hago pensando en el interés general de todos. A día de hoy he de decir que no me arrepiento de las decisiones tomadas y por tanto, no creo que tuviera que cambiar ninguna de ellas.

¿Qué cambiaría en la actualidad?

La cuestión creo no es qué cambiaría, porque estamos cambiando cosas y muchas. Y sobre todo la manera de hacer política. Estamos devolviendo la ilusión por nuestra ciudad; que Mérida sea un referente nacional e internacional… Si acaso, Intentaría que cambiara la mentalidad de los pesimistas, de aquellos que piensan que Mérida no puede dar para más de sí. Mérida es mucho y, poco a poco, se van viendo los cambios en cuanto al turismo, el empleo, la industria… Y tenemos que seguir cambiando

¿Cómo ve Mérida en estos momentos?

Como una ciudad con alma. Una ciudad que ha despertado y en la que, afortunadamente, se habla más en positivo. La disputa política, la confrontación, hemos intentado que quedaran aparcadas para que Mérida sea la ciudad que siempre debió y debe ser: una ciudad con futuro


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.