ADENEX celebra el domingo 2 de diciembre la 27ª edición del Día de las Grullas en Extremadura

Comparte esta noticia...Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

ADENEX celebra el domingo 2 de diciembre la 27ª edición del Día de las Grullas en Extremadura, una jornada de acercamiento a esta bella especie y sus hábitats, que ayuda a conocer algo más sobre sus costumbres, su hábitat invernal, los problemas que le afectan y las iniciativas de conservación que se desarrollan. Con esta actividad ADENEX invita a contemplar los espectaculares pasos en vuelo desde las zonas de alimentación hasta los dormideros comunales, una de las imágenes más impresionantes nos ofrece la Naturaleza extremeña durante el invierno.

A lo largo de los últimos 27 años, la actividad del Día de las Grullas se ha celebrado en un buen número de localidades de invernada en toda la región: Puerto Mejoral, Embalse de los Canchales, Embalse de Borbollón, Talaván, Valdecañas, Arroyo Conejo, Navalvillar de Pela…

El XXVII Día de las Grullas se celebrará en dos áreas de invernada de estas aves en la región, donde ornitólogos de ADENEX explican a los interesados cuestiones sobre la biología, la migración y la invernada de las grullas y sobre el desarrollo del Proyecto Grulla, así como la problemática de conservación que afecta a esta especie. También se dispone de paneles informativos y material óptico adecuado para la observación de estas aves. La convocatoria en las cuatro localidades es a las cuatro de la tarde.

LOCALIDADES DE RECIBIMIENTO

  • MOHEDA ALTA (Navalvillar de Pela, Badajoz). El Parque Periurbano de Moheda Alta se encuentra en la cabecera de las Vegas Altas del Guadiana, a medio camino entre la Sierra de Pela y Las Villuercas. Se trata de una extensa superficie de dehesas que permanecieron a salvo de las transformaciones en regadío. Excepto en el límite oeste, en la actualidad se encuentra rodeada por cultivos de maíz y de arroz. La totalidad de la Finca Moheda Alta, con 150 ha, está incluida en el Parque Periurbano y es propiedad del Ayuntamiento de Navalvillar de Pela. Los regadíos y dehesas de las Vegas Altas del Guadiana constituyen la zona de invernada más importante para esta especie en Europa. Lugar de encuentro: Parque Moheda Alta.
  • EMBALSE DE LOS CANCHALES (La Garrovilla, Badajoz). Situado al norte de las localidades de Esparragalejo y La Garrovilla y construido en el curso de la Rivera de Lácara, se encuentra rodeado por cultivos agrícolas de secano y zonas de dehesa de encinar. La población de grullas en esta zona puede superar los 5.000 individuos. En el embalse también pueden observarse otras especies de aves, como anátidas, limícolas, rapaces y garzas. Lugar de encuentro: Presa de Los Canchales.

GRULLAS Y DEHESAS

Las grullas europeas eligen mayoritariamente Extremadura porque su hábitat fundamental en invierno son las dehesas de encinas y aquí encuentran un alimento que conocen bien desde hace miles de años: la bellota.

Sin embargo, los cambios producidos en la agricultura en las últimas décadas han modificado el paisaje de amplias zonas de nuestra región, aportando a las grullas un alimento muy abundante y fácil de obtener: maíz y arroz, que se encuentra desperdiciado en los rastrojos tras la cosecha mecanizada. Esta forma de alimentación “artificial”, en las extensas rastrojeras de cultivos de regadío ha variado en los últimos años la distribución invernal de las grullas en Extremadura, produciéndose enormes concentraciones en áreas como las Vegas Altas del Guadiana y disminuyendo su número en muchas localidades tradicionales.

Al mismo tiempo, las dehesas de encinas sufren un proceso generalizado de degradación, con escasa o nula regeneración del arbolado, cambios de uso del territorio, sobreexplotación ganadera, plagas y enfermedades, etc. Además, para el desarrollo de los extensos regadíos que hoy se cultivan con maíz y arroz se han arrancado en los últimos años miles de hectáreas de encinar.

Pero no hay que olvidar que el futuro de las grullas en Extremadura va a seguir dependiendo de nuestras dehesas de encinas. Los cultivos de estos productos que hoy favorecen a las grullas, ofreciéndoles abundante alimento, pueden cambiar muy pronto, dependiendo de las tendencias de la Política Agraria Común de la U.E. Cuando estos territorios se empiecen a cultivar con otro tipo de productos, como ya empieza a ocurrir con el olivar en régimen intensivo, las grullas van a necesitar su hábitat invernal original, que es también el hábitat fundamental de los extremeños y que tenemos la obligación de preservar para las generaciones venideras.

Acerca de MéridaComarca

Toda la información relacionada con Mérida y su Comarca

Ver todas las entradas de MéridaComarca →

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.