APELAR A LAS EMOCIONES

Comparte esta noticia...Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Anastasio Ramón Carbonell

Portavoz Podemos – Mérida Participa


Un compañero decía: “enfrentar pobres con pobres, a eso juega el poder”.

Y eso es lo que vemos durante los últimos años, a personas en el poder intentando enfrentar a iguales, a vecinas y vecinos, a intentar decirnos que luchar por 900€ de salario mínimo es una ocurrencia de la izquierda que arruinará el país, a personas en el poder diciendo que las personas que luchan por tener una vivienda son unas aprovechadas, a personas en el poder que sólo juegan a defender unos intereses.

Esas personas no tienen un único signo político, y de ahí empieza a nacer el hartazgo de la sociedad, ven interminables peleas plenarias (a cada cual más ingeniosa) mientras los problemas siguen siendo los mismos: y yo, ¿cómo llego a fin de mes? Escuchamos esto en locales de pequeños autónomos en la ciudad, lo escuchamos en la panadería del barrio, y en la vecina que está parada, en la que trabaja cuidando personas dependientes y en el que su hija o hijo acaba de emigrar fuera de nuestra tierra.

Por eso, se hace un tipo de política que apela a las emociones, a unas emociones de patriotismo, por ejemplo. Y esas políticas, pueden llegar a ser peligrosas sino se analizan, pueden llevar a la situación inicial: “enfrentar pobres contra pobres”. Durante estos días hemos podido escuchar abiertamente que los emigrantes reciben más ayudas sociales, cuestión falsa que además, está más que demostrada con datos, pero siempre nos llegará algún bulo por whatsapp que podamos creernos si estamos en una mala situación y tenemos que buscar un culpable. Entre las políticas de las emociones, la única que debería ser válida, es la política de la empatía, empatizar con todas las personas que viven situaciones difíciles, sin distinguir su procedencia, religión, raza, orientación sexual, etc.

Para que estos discursos que apelan a falsas emociones no calen en la sociedad, tenemos que estar al lado de las personas, creando comunidad, desmontando bulos, escuchando y dando solución a los problemas del día a día, pero sin desviarnos de la idea principal: estamos aquí porque este es nuestro sitio.

No olvidemos que esto es un síntoma, y que es un síntoma que se combate empatizando y dando soluciones a las causas: la precariedad, la desigualdad, la incertidumbre del día a día…

Anastasio Ramón Carbonell e Irene Torres.

Acerca de MéridaComarca

Toda la información relacionada con Mérida y su Comarca

Ver todas las entradas de MéridaComarca →

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.