EL APOYO DEL PP A LA AZUCARERA

publicado en: Opinión, PEDRO ACEDO | 0
Comparte esta noticia...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Pedro Acedo Penco

Portavoz del Grupo Municipal Popular


Cuando este periódico salga a la calle se habrá aprobado por Pleno la modificación de las Ordenanzas Fiscales del Ayuntamiento de Mérida, que facilitará la instalación de una gran fábrica azucarera. Y desde luego con los votos favorables del Partido Popular. 

En plena canícula, nos surge una oportunidad de oro para conseguir que una gran industria se instale en nuestro término municipal. En concreto, se trata de una planta de procesado de remolacha en el Polígono Expacio Mérida. Y por la importancia que puede tener para nuestra ciudad y para Extremadura, quiero dar, en nombre del Grupo Popular y en el mío propio, nuestra opinión al respecto.

La empresa de Emiratos Árabes Unidos, Jamal Majid Al Ghurair, con muy buen criterio, elige, entre otros lugares de Europa, instalarse en Mérida. Y es obvio que reunimos todas las condiciones para que así sea: polígono industrial terminado y con pocas posibilidades a corto y medio plazo de ocuparse, ideales accesos, buena comunicación por carretera y ferrocarril, abundancia de agua, zona ideal para dicho cultivo, cruce de autovías…

Hablamos de una inversión extranjera inicial de más de 400 millones de euros, entre 200 y 300 puestos de trabajo fijos y otros 3.000 empleos indirectos, además de otros miles en la fase de construcción. Hablamos de industrializar Extremadura, que falta nos hace. Hablamos de darle utilización a un Expacio Mérida muerto. Hablamos de las cosas de comer. Hablamos de reducir el paro.

La Planta sería una industria descomunal, la mayor de Mérida y de las mayores de Extremadura, que produciría 864.000 toneladas de azúcar blanco anualmente, procesándose más de cinco millones de toneladas de remolacha. De la misma manera, se producirían más de un millón de toneladas de pulpa y melaza para alimentación animal. Para todo ello, la empresa necesita mucho terreno, en concreto, más de medio millón de metros cuadrados en la primera fase. Por su parte, la Junta de Extremadura, con muy buen criterio, le rebaja de forma importante el precio de las parcelas.

Y el Ayuntamiento, ¿qué papel juega?. Obviamente, un papel muy importante porque la empresa azucarera nos solicita una reducción de tasas e impuestos que el Gobierno de Rajoy, mediante Ley en 2012, autorizó su posible aplicación a todos los ayuntamientos. Además, nos requiere la máxima reducción, en concreto el 95%, en los impuestos que les afectan.

Por todo lo expuesto, desde el Grupo Popular apoyamos la petición de la empresa de la reducción de los impuestos y las tasas que les afecten, siempre dentro del marco de la Ley. Podría añadir que ya me hubiera gustado a mí, cuando gobernaba, contar con el apoyo de la oposición cuando otras empresas pidieron rebajas muy inferiores a estas para instalarse en Mérida. Aún oigo sus gritos oponiéndose, siempre por motivos políticos y nunca mirando el bien del empleo y de la ciudad. No obstante, hoy la mejor noticia es que esta gran inversión se lleve a efecto. Bienvenida la coherencia al PSOE de Mérida. El apoyo rotundo del PP para esta gran inversión ha sido real y sincera desde el principio como siempre hemos hecho en todo lo que significara prosperidad para Mérida y para los emeritenses. 

 

 

Dejar una opinión