El aumento de la ocupación reflejado por la EPA en Extremadura es intenso pero se trata de empleo precario y de baja calidad

publicado en: Region pagina | 0
Comparte esta noticia...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

La secretaria general de CCOO de Extremadura, Encarna Chacón, destacó que la Encuesta de Población Activa del segundo trimestre de este año refleje un aumento importante de 22.200 personas ocupadas en la región con respecto al anterior trimestre, aunque insiste en la denuncia del sindicato de que se trata de empleo precario, estacional, de baja calidad y en su mayor parte.


En un análisis más en detalle de los datos se advierte que el empleo asalariado está sufriendo una degradación. Se han generado 16.100 nuevas ocupaciones por cuenta ajena de carácter temporal durante estos tres meses, pero se han perdido 1.200 contrataciones estables. El resto de ocupaciones creadas hasta llegar a esa cifra de 22.200 se trata de empleo por cuenta propia.

La tendencia, por tanto, según apunta Encarna Chacón, es “muy preocupante” y marca un camino que no aporta “futuro ni riqueza a la economía de la región”.

Extremadura continúa siendo la comunidad autónoma con la tasa más alta de paro del país, con un 25,76 por ciento, mientras que la media española es del 17,22 por ciento. Ante esta situación, CCOO de Extremadura exige al Gobierno central más solidaridad y una mayor inversión pública, así como un Plan de Empleo Especial “para solventar la situación de estrangulamiento que tiene la región, y en la que la cuestión de la desidia en el mantenimiento del tren es otra muestra”

Chacón sostiene que este plan debe estar dotado con 426 millones de euros y que la región tiene todo el derecho a reclamarlo cuando hay otras comunidades como el País Vasco o las Canarias, en mejor situación, y que reciben muchas más inversiones de los Presupuestos Generales del Estado..

En todo caso, la secretaria general de CCOO de Extremadura, afirmó que hay que seguir seguir apostando por la concertación social, dirigir la inversión pública a los sectores productivos e infraestructuras de la región y, en el ámbito nacional, erradicar la Reforma Laboral que ha propiciado que el empleo se haya precarizado y debilitado.

Análisis trimestral de la EPA

La EPA del segundo trimestre del año refleja que en Extremadura la ocupación habría crecido en 20.200 personas respecto al trimestre anterior, un 5,74 por ciento intertrimestral, superando el dato de la media española (2,03 por ciento) y el más alto de toda España tras Baleares. Se trata de una importante subida relacionada con el adelanto de la campaña de fruta por la meteorología y que es muy intensiva en mano de obra directa.

Con esta subida el total de personas ocupadas en la región se sitúa en 371.600, de las cuales 216.800 son hombres y 154.700 son mujeres.

La desagregación por sexos muestra un panorama muy positivo para las mujeres, con 12.000 ocupadas más respecto al trimestre anterior, el 8,41 por ciento en valores relativos. Por otro lado, los hombres ocupados aumentaron en 8.100 respecto al trimestre anterior, el 3,88 por ciento.

La población activa tuvo un comportamiento alcista con casi cuatro mil personas más buscando empleo, en el último trimestre. Se trata de un aumento del 0,79 por ciento, frente al 0,15 de la media nacional, si bien hay que destacar como aspecto discordante que la población mayor de 16 años sigue bajando en la región. Hay que subrayar que se trata de una subida de la actividad impulsada por la población de mujeres, con seis mil más, frente a una reducción de los hombres activos

El desempleo bajó en 16.200 personas, un -11,18 por ciento frente al -8,01 de la media española. En este caso, la reducción del paro se repartió entre los hombres, con 10.200 menos, y las mujeres, con -6.000.

Con esta evolución trimestral, el número de personas en paro se situó en 128.900, de las cuales 60.800 son hombres y 68.100 mujeres.

La tasa de paro ha bajado hasta el 25,76 por ciento, frente al 17,22 de la media española. Por sexo, los hombres se sitúan en una tasa de paro del 21,90 por ciento y las mujeres del 30,57 por ciento.

Por sectores, los datos trimestrales de ocupación revelan que el mayor empuje ha sido gracias a la agricultura, con un aumento del 22 por ciento respecto al trimestre anterior (8.100 personas, de las cuales 3.600 fueron mujeres). También hay que destacar el incremento en construcción de un 21 por ciento, con 4.300  personas más en valores absolutos. Por otro lado, y con menor impacto en la cifra total, también aumentó el empleo en industria a una tasa del 5 por ciento y el sector servicios, con un aumento del 2,31 por ciento.

El número de personas ocupadas se sitúa en Extremadura en 371.600, de las cuales 216.800 son hombres y 154.700 son mujeres.

Respecto a la población asalariada en el último trimestre, que aumentó en 15 mil personas,  el incremento se concentró en el empleo temporal con 16.100 personas asalariadas más. Por otro lado, el empleo indefinido cayó en mil doscientas personas respecto al trimestre anterior y pone de manifiesto que también se está produciendo un fenómeno de sustitución de empleo indefinido por empleo precario.

Como consecuencia de esta evolución la tasa de temporalidad subió en cuatro puntos respecto al trimestre anterior, y se sitúa en el 34,4 por ciento, frente al 26,8 de la media nacional.

Análisis interanual de la EPA

Los datos interanuales (respecto al mismo trimestre del año anterior) muestran un cambio en la evolución a medio plazo del empleo. Tras dos trimestres con reducciones, se ha vuelto  a tasas positivas que esperemos que se afiancen a lo largo de este año.

En concreto el número de personas ocupadas creció en 5.800, un 1,59 por ciento. Esta subida es inferior a la observada en la media española (2,80 por ciento). Este tirón del empleo se produce tanto en las mujeres, con un incremento del 1,64 por ciento, como en los hombres, con un 1,50 por ciento.

El sector agrícola es el que ha concentrado esta subida (11.400), ya que el resto de sectores se ha mantenido con reducciones.  

Una aspecto importante a destacar en el dato de creación de empleo es la desagregación entre empleo asalariado y por cuenta propia. En concreto el empleo asalariado se ha reducido en el último año en 3.400 personas, pasando de 300.700 en 2016 a 297.300 en el segundo trimestre de 2017.

Del total de 128.900 personas en paro en la región, 62.600 llevan más de dos años en paro. El problema del desempleo de larga duración sigue estando ahí y en el último año se ha incrementado en más de dos mil personas.

A este dato hay que sumar que el porcentaje de hogares con todos los miembros activos en paro en la región se sitúa en el 14,96 por ciento frente al 9,55 de la media nacional.

 

Dejar una opinión