“El Mérida estará en la pelea por el Play Off hasta el final”

publicado en: Deportes, Entrevistas, Mérida | 0
Comparte esta noticia...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

ENTREVISTA.MeridaComarca Abril2017


Javier Mandaluniz Rentería

Mérida AD


Javier Mandaluniz Rentería, conocido futbolísticamente como “Mandaluniz”, nació en Bilbao (Vizcaya), un 15 de enero de 1987. Con 30 años, 79kgs y 1,86cms de altura, ha sido uno de los fichajes invernales del Mérida A.D., esta temporada. Futbolista atípico, muy culto, listo y formado,(Diplomado en Magisterio en Educación Física y en Lengua Extranjera y Licenciado en Económicas), se forjó en una de las mejores canteras futbolísticas del mundo, la del Athletic Club de Bilbao, donde entró con 10 años y pasó por todas las categorías a excepción del primer equipo y, de donde salió en 2005 para recalar en el Baskonia, Bilbao Athletic, Real Sociedad B, U.E. Lleida, S.D. logroñés, Gimnástica de Torrelavega, U.D. Somozas y su actual destino. En su palmarés, posé un Sub-Campeonato del Mundo Sub17 en 2013 en Finlandia y, un Sub-Campeonato de Europa en 2004 en Francia.


 

¿Por qué eligió jugar de portero?
No lo elegí. Estudiaba en una Ikastola y el entrenador me puso en esa posición, porque era el más alto de todos.

¿Ha marcado algún gol en su vida?
Sí. En infantiles, una vez y de penalti.

¿A qué le sabe y a qué le huele Mérida?
Me huele a una ciudad con historia, con muchas cosas que ver, preciosa, pequeña y muy cómoda para vivir.

¿Conocía Mérida antes de fichar por el club?
No. Nunca había estado.

¿Y qué conoce de la historia de la entidad?
Que hace 20 años estuvo en 1ª División y me cuerdo que fue cuando entré en el Athletic. Que los últimos años han sido muy difíciles y, desde que entró el Grupo Abeto hay una estabilidad económica grande y el club está creciendo.

¿Quién es Javier Mandaluniz Rentería?
Soy un chico de un pueblo pequeño de 600 habitantes, a 20 minutos de Bilbao, que se llama Jatabe-Maruri, que siempre me ha gustado el fútbol, muy deportista y que viene con mucha ilusión, después de haber pasado unos años complicados.

¿Cómo se define como jugador?
Mi mejor característica es que a pesar de haber cumplido 30 años, tengo la ilusión de mejorar y progresar. Como portero disfruto participando en el juego con el equipo, intentando dominar el área. Me gusta ser serio y transmitir seguridad.

¿A qué jugador de 1ª División se asemeja?
Asemejarme a ninguno. Mis ídolos siempre han sido Valdés y Reina, porque son porteros que dominan el área y participan en el juego. Son el paradigma del portero moderno.

¿Por qué comienza a jugar al fútbol?
Comienzo a jugar porque con 3 años, mi ídolo era Julen Guerrero y quería ser como él. Pero duré un entrenamiento de Jugador. Al segundo, ya era portero, hasta hoy.

¿Un jugador y un entrenador que le marcasen personalmente en su carrera?
Un entrenador, Imanol Idiákez, que me parece un fuera de serie y personalmente es muy buena persona y si tiene esa suerte de que le den una oportunidad, llegará a 1ª División y triunfará. Y como jugadores ha habido muchos que han sido ejemplos para mí, como Xabi Prieto o Aramburu.

¿Con quién vive en Mérida?
Como no tengo pareja ni hijos, aquí vivo con Lobato.

¿Un momento dulce y otro amargo de su trayectoria profesional?
Un momento bueno el ascenso a 1ª División con la Real Sociedad. Y un momento amargo, hace 2 años, la temporada entera, que fue muy difícil, mentalmente sufrí mucho y me vi fuera del fútbol, pero no por falta de capacidad, sino porque el fútbol funciona así.

¿Le gustaría seguir ligado en un futuro al mundo del fútbol?
Sí que me gustaría, como entrenador de porteros, pero como complemento a mi trabajo, porque es un mundo muy inestable y volátil.

¿Qué le convence y quién le convence para venir a Mérida?
Me convence el club, que lo seguía desde hace 2 años, y todas las informaciones eran muy buenas sobre el club. Y me convencen distintos jugadores que han pasado por aquí y, sobre todo, Manolo Parra.

¿De no haber sido futbolista que hubiera sido?
Abogado o economista.

¿Hasta dónde cree que puede llegar este Mérida?
El Mérida estará en la pelea por el Play Off hasta el final. Tenemos que tratar de ser fuertes mentalmente, para aguantar esa lucha que va a ver hasta la última jornada de Liga.

¿Qué puede aportarle usted a este equipo?
Profesionalidad, trabajo y seriedad. Y ojalá, si tengo la oportunidad de seguir jugando, algún partido con puntos.

¿Cuáles son sus objetivos esta temporada?

Intentar meternos en Play Off, sabiendo cómo se empezó la temporada y que el club, hace 2 años, estaba en 3ª División.

¿Por su experiencia se considera un líder dentro del vestuario?
Más que líder, soy una persona poco habladora, que trabaja mucho e intenta de ser siempre serio. Me dedico a tener todos los días, antes, durante y después del entreno, buena actitud y fuera del campo, trato de llevar una vida ordenada y muy discreta.

¿Le han realizado algunas bromas por su procedencia vasca?
Sí, con el acento y con la comida, porque me gusta comer.

¿En qué piensa cuando le toca enfrentarse a un jugador que le va a lanzar un penalti?
Trato de meterme en mi propio mundo. Depende mucho de la intuición y trato de analizar su postura corporal, por si puedes intuir algo.

¿Qué consejo le daría usted a la gente de la cantera a la hora de enfrentarse en el 1 contra 1 o en un penalti?
Que traten de aguantar y más que en su cuerpo, se fijen en el balón, que el cuerpo engaña, pero el balón no.

¿Con qué compañero ha congeniado mejor?
Si tiene alguna fortaleza el Mérida es el vestuario, que es muy sano. Habrá pocos vestuarios como este. Con los que más trato tengo son Yacine y Lobato.

¿Jamón o chuletón?
Chuletón.

¿Cómo definiría a su míster Eloy Jiménez?
No lo conocía, personalmente conmigo se ha portado muy bien y le estoy muy agradecido, porque ha tenido detalles conmigo que cualquiera no tiene, debido a los problemas familiares por los que he atravesado. Como entrenador es cercano, serio, muy estudioso, que prepara muy bien los entrenamientos. Tanto él, como el cuerpo técnico, han sido una sorpresa agradable.

¿Qué le parece su presidente Daniel Martín?
He coincidido 2 veces y cuando he tenido los problemas ha tenido el detalle de llamarme, escucharme, hablar. Le estoy muy agradecido.

¿Y de Bernardo Plaza?
Es el que me fichó y no es fácil, cuando vienes de años complicados. El fue valiente y me fichó y le tengo que estar muy agradecido.

¿Qué opinión tiene de todo un símbolo y una institución como es Felipe Tarriño?
Es un símbolo y como persona muy cercana y humilde, que se ha portado chapo conmigo.

¿Desde su llegada a Mérida que es lo que más le ha sorprendido del club y de la ciudad?
De la ciudad, me gusta mucho los edificios, las calles de piedra y lo cómoda que es. Del club, sabía que tenía afición y arrastraba gente, pero lo que más me ha sorprendido es que aquí, cuando la gente empieza a cantar en el campo, se nota que tira del equipo.

¿Dónde le gustaría jugar después de Mérida?
Me gustaría jugar en el extranjero, pero dentro de un tiempo, porque estoy contento y me han tratado bien
.
¿Qué media de goles recibe por temporada?
Depende del equipo en el que juegues. El año pasado quedé el 2º menos goleado, en 33 partidos 26 goles.

¿A qué jugador de 1ª División ficharía si pudiese para ayudar a Mérida a ascender?
A Messi.

¿Le gustaría que algunos de sus hijos siguiesen sus pasos profesionales en un futuro?
Si los tuviese, sí, siempre que tengan en cuenta que hay que formarse, porque el fútbol es muy volátil, cambiante y cruel.

¿A quién le gustaría pararle un penalti?
A Cristiano Ronaldo.

¿Un mensaje para la afición del Mérida?
Que es un placer jugar aquí cada 2 semanas. Que cuando estás en el campo y empiezan a cantar es una sensación muy buena y, ojalá les podamos dar una alegría al final de temporada, que va a ser difícil, pero por ilusión, ganas y peleas, no va a ser.

Dejar una opinión