“El Stone, en sólo 3 años, se ha convertido en uno de los festivales más importantes de España”

publicado en: D MERIDA 1, Entrevistas | 0
Comparte esta noticia...Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

ENTREVISTA. Edición Impresa MeridaComarca Febrero2018


Carlos Lobo
 Stone and Músic Festival



Carlos Lobo García llegó a este mundo, con la alegría del Año Nuevo, un día 1 de enero de 1979, en La Garrobilla (Badajoz). Desde niño, mamó tan profundo el sentir y vivir de su humilde y pequeño pueblo, que lleva a gala y por bandera, por todo el mundo, ser de pueblo, ser ‘garrovillano’ y ser extremeño. Su trayectoria, que no ha sido un camino de rosas, precisamente, es digna de un estudio de tesis doctoral, de como un muchacho, sin apenas estudios, luchador obstinado e incansable, que no contempla el ‘no’ por respuesta cuándo se empeña en algo, que ha trabajado en la recolección de tomates y en diversas labores del campo, ha puesto canalones, ha tenido una discoteca y ha trabajado en todo lo que ha podido sin caérsele los anillos, llega a convertirse en uno de los productores musicales más importantes y florecientes de España. Para Carlos, lo imposible, sólo tarda un poquito más hasta que lo consigue. Soltero, pero felizmente comprometido, tiene como afición enfermiza, trabajar en lo que más le gusta: la música; sin descuidar a otras pasiones, como sus amigos y los animales. Nos recibe, en su ‘oficina’ del Hotel Palace de Mérida, dispuesto a descubrirnos a la persona, Carlos, y no al conocido y exitoso empresario Lobo. La excusa, la tercera edición del Festival Stone and Músic.


“El presupuesto del Festival Stone para 2018 oscila entre los 2 y 2’5 millones de euros”

¿Quién es Carlos Lobo?

Una persona nacida y orgullosa de ser de La Garrovilla, ‘garrovillano’, que emprendió desde los 15 años, sus primeras andadas como negocio, de padres comerciantes. A esa edad, comencé a trabajar en discotecas, haciendo mis primeros conciertos y   eventos. Soy la persona más simple, humilde y sencilla que puedas conocer.                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                           No había tenido relación con el universo de la música y llega a ser, uno de los productores musicales más importantes de España. ¿Cómo se consigue?

Empecé abriendo mi discoteca y me puedes llamar enreda o emprendedor, traía conciertos y eventos, que intentaba superarlos, cada vez más. Hoy en día, hago casi 100 conciertos al año. Cuando realmente me propuse traer artistas de primer nivel, como: El Barrio, Malú, Manolo García, que fueron los primeros conciertos fuertes con los que comencé, la gente, me decía que estaba loco, y, sobre todo, mi madre y mi familia, me decían que ¿qué hacía? Que estaba loco. Que no estaba preparado para hacer ese tipo de concierto. Que me arruinaría y fracasaría. Fue muy duro, los 4 primeros años empecé perdiendo.  Era el momento de tirara la toalla. Cuando haces un concierto y te sale mal. Y haces otro y fracasas más aún. Y a la tercera, se me da peor; es para decir a la cuarta, hasta aquí he llegado. Pero me gustaba tanto que, insistí, hasta que llegué a ver productividad, a un proyecto que lo tuve que haber dejado, pero que por mi empeño no lo dejé.    

¿Cuántas veces le han llamado loco?

En mi casa es dóndemás me han llamado loco.Hacer una locura como la que yo realicé, teniendo mis otras empresas, hacer de la noche a la mañana, conciertos multitudinarios y que se diesen mal, pues me decían que estaba loco. Pero la mayor locura, fue cuando llamé una noche a mi socio y le propuse hacer un festival en Mérida. Y fue la palabra que más veces me repitió: loco. Porque cuando le dije, que por qué no hacíamos un festival, en Mérida, tipo Cap Roig o Starlite, lo llamé 10 veces, en esa misma noche, porque se me ‘lumbro’ la idea, de montar un buen festival en Extremadura, porque realmente hacía falta. Y las 10 veces me dijo que si estaba loco. A la onceaba vez, cedió.

¿Quién es Jorge Lozano para usted?

Mi hermano. Digo socio, porque es la palabra que puedo utilizar, pero, mayormente, mi hermano. Lo que haga él o yo está bien hecho. Y si sale mal, estamos para apoyarnos. El padre de Jorge es uno de los referentes de la música en España y uno de los representantes musicales más importantes, que ha habido en este país, con más de 50 años de trayectoria y multitud de premios y reconocimientos.

¿A quién se le ocurrió el nombre de Stone and Music Festival?

Lo pensamos entre todo el equipo del festival y como es un festival exclusivo de patrimonio y alguien dijo piedra, lo pasamos al inglés y de aquí nació.

Los comienzos del Stone no fueron fáciles, por el entorno de crisis que padecía la ciudad y los fracasos de otras productoras en este tipo de eventos y festivales. ¿Cómo lográis convencer e ilusionar a todos, para que se convirtiese en realidad este proyecto?

Era un proyecto tan impresionante e innovador, que me pongo, ahora a pensarlo y me cuesta creerlo, que nos plantáramos, con un lanzamiento de cartel de 7 artistas en una misma ciudad. Ahora ya, son todo felicitaciones. Pero gracias a todo el equipo, no a mí. Yo soy uno más.Realmente, me costó presentarnos, con un primer cartel que no se me olvidará: Raphael, Alejandro Sanz, Poveda, David Guetta, eso era impensable. Me pongo a pensar que David Guetta ha venido y aterrizado en Extremadura, no me lo creo, todavía.Era un proyecto muy importante que presentábamos ante los ojos de todo el mundo. Si hubiéramos fallado en algo, ni te digo. Lo único que le pedí a todo el equipo del Stone era pasarlo, lo antes posible. Que salieran como saliesen, pasaran los conciertos, lo más rápidamente posible. Tenía miedo, nos pusimos en la diana, ante los ojos de todos y siendo un objetivo político. Ahora todo el mundo está a favor del Stone y los partidos políticos, porque lo único que ha traído a Mérida y Extremadura, el ser uno de los festivales más importantes de España, en sólo 3 años. Mérida, en septiembre, fue la capital más turística de España y para nosotros es una satisfacción.

¿Son cocientes de que han alargado el verano emeritense un mes más?

Sí, somos consciente, porque antes, en septiembre se frenaba el verano. Lo que hemos hecho es alargar un mes más, potencial de turista, en septiembre.

¿Qué volumen aproximado de ingresos genera el Stone, para Mérida?   

El primer año, una repercusión de 5 millones de euros, para Mérida. El segundo año, subió aún más, igual que esperamos en este tercero.

¿Por qué el hacer el Stone en Mérida y no en otro sitio, con mayores facilidades?

Por que yo soy muy extremeño, muy garrovillano, pero Mérida es una ciudad especial. Pensamos, al hacer el proyecto dónde podría funcionar mejor. Y creímos que Mérida, se podría convertir en la capital de la música, en un mes en el que estaban todo parado y que con un radio de acción de 100kms. a la redonda, podríamos tener todo el público extremeño.

En cierto momento, se pensó que el Stone, podría hacer sombra al Festival Internacional de Teatro. Pero se comprobó, que pueden cohabitar perfectamente

El Festival de Teatro Clásico, para mí, es el más importante de España y está muy bien gestionado por Jesús Cimarro, pocos profesionales hay como él en el sector de las artes escénicas. No somos competencia y vamos de la mano. Nosotros, podemos ser un poco más sonados por la repercusión de los artistas.

De los que han pisado el escenario del Stone, ¿cuál fue el que le sorprendió en mayor grado?

Me quedo con todos, porque todos hicieron un magnífico espectáculo. Pero con el que estaba hasta nervioso, después de haberlo contratado, era con David Guetta. Costó mucho trabajo, porque de los 2 conciertos que hizo ese año en España, uno fue en Mérida. También, cuando en las 3 últimas canciones de José Luis Perales, miraba a las parejas del público y veía como se les saltaban las lágrimas, recordando las canciones de hace 30 años. O el magnífico Raphael con la orquesta sinfónica Los Scorpions, después de cenar, me dijeron que hacían 3 años que no cenaban tan bien, como en Mérida.

Al principio os costaba traer artistas al Stone, pero ya, ¿se ofrecen ellos a venir?

Hay que seguir trabajando y, sobre todo, con los artistas internacionales. Hasta que no llevemos 6 o 7 ediciones, no te ponen las cosas más fáciles. La realidad es que geográficamente, no saben donde ubicar Extremadura y Mérida.

¿La histórica actuación de sabina, en la pasada edición, encarna el espíritu de lo que debe ser el Stone?

Sí. Artistas con una amplia carrera, que vienen por primera vez y reconocen que después de tocar por todo el mundo, se les pone la piel de gallína, al hacerlo en el Teatro Romano.

¿Objetivos y dirección hacia la que se encamina el Stone?

Posicionarnos a nivel nacional y hacer un festival exclusivo que aporte a la ciudad de Mérida y a Extremadura.

De los artistas que ha traído, ¿quién dudó de que no viniera, después de contratado?

David Guetta, que nos costó y era el artista que promociona, inaugura y clausura la Eurocopa, y que entre una y otra, nos presentamos en Plaza de España de Mérida, presentando a David Guetta, la gente no se lo creía, incluso después de haber comprado las entradas.

¿Una de las claves del éxito del Stone, puede ser el tener un gran equipo de profesionales, como Diego Espinosa o Paco Vadillo?

Eso es fundamental. Es un aprendizaje recíproco. Diego Espinosa es una pieza clave en nuestro organigrama y en el éxito del Stone.

¿Qué más es imprescindible para obtener un éxito, mayor y en continuo ascenso?

El acabar cada edición sin ningún problema, es fundamental. Segundo, que el público se marche conforme y contento con el espectáculo y en el trato. Y tercero, la gran acogida que está teniendo a nivel nacional. Si presentamos artistas y no vendemos entradas, difícilmente, podrá ser un éxito. También el gran equipo que tenemos en redes sociales, que venden, hasta donde es impensable.

¿El mayor problema al que se enfrenta el Stone?

Cerrar el cartel de la tercera edición y que pase, con el gran éxito, que han tenido las dos anteriores. Trabajamos todos los días para evitar cualquier problema.

La gente piensa que el Stone es la gallina de los huevos de oro, cuándo en realidad, es la gallina que pondrá huevos, pero que aún, no los puso

Si fuera la gallina de los huevos de oro, este proyecto, no habría llegado con 10 o 15 años de retraso. Lo que pasa es que, para hacerlo en Mérida, lo hacen en Madrid, Barcelona o Marbella. Nosotros somos extremeños y nuestra empresa es extremeña y quería que este proyecto se desarrollase en mi tierra y que, por fin, Extremadura, tuviera lo que nunca había tenido, un gran festival de música.

A día de hoy, ceñidos sólo al balance económico, ¿el Stone es positivo o negativo?

Ni es positivo ni negativo. Puede ser negativo en cuentas, pero positivo en el nombre y dimensión del festival. Que lleve 2 años siendo deficitario económicamente, no quiere decir que el festival lo sea. Es un déficit positivo, por que estamos entre los primeros festivales en importancia de España. No hay ningún festival en España, que entre los primeros 5 o 6 años, no sea deficitario, Hasta que se consolida y entren marcas que lo apoyen. Nosotros, nos hemos consolidado en tres.

¿Presupuesto aproximado del Stone?

Entre 2 y 2’5 millones de euros.

¿Qué le diría aquellas personas que no creen o no les convence el Stone?

Le pediría el nombre de los artistas que le gustan y se los traería, para poder convencerlos.

¿Qué 3 artistas le gustaría traer al Stone?

Stevie Wonder, Eric Clapton que son artistas que hacen 2 conciertos en el mundo y que no van a tocar mucho más. El traerlos es como comprar una exclusividad, pero son artistas imposibles. Cuando pase esta tercera edición, podemos decir que hemos traído más artistas internacionales a Extremadura, que en toda la generación para atrás.

El Stone no sólo apuesta por artistas internacionales, sino que da cabida a bandas y formaciones extremeñas y de Mérida

Ese es nuestro primer objetivo: brindar apoyos y oportunidades a las bandas extremeñas y que se sientan tan grandes como el festival y los artistas que pasan por aquí.

El Stone no sólo es sólo un festival de música, sino que tiene una versión social también

No. Nosotros estamos muy vinculados con la parte que más nos conmueve que es la social. Nuestro primer objetivo es que los artistas extremeños disfruten de un gran festival y que ellos sean, iguales de famosos que el festival. No solamente el Stone es música, estamos muy vinculados a la parte social y estamos ayudando con asociaciones, niños, desarrollando una parte de nuestro tiempo, a esas actividades.

¿Contemplan fundar una Fundación Stone?

Primero vamos a consolidarnos en este año y después, todo se andará. ¿Por qué no hacer Fundación Stone, si es de lo que más orgulloso me puedo sentir? Los valores sociales, me enorgullecen más que poder presentar cualquier artista internacional.

¿Las mejoras de las comunicaciones ferroviarias y aeroportuarias, puede facilitar un mayor crecimiento del Stone?

Si ahora somos un grano de ese gran éxito turístico que está desarrollando Mérida y Extremadura en el mes de septiembre, imagínate si tuviéramos acceso ferroviario decente, como el AVE. Duplicaríamos toda Extremadura en turismo.

¿Cómo se soluciona el bendito problema de la capacidad de los conciertos al agotar todas las entradas?

Ese es uno de nuestros éxitos. En otros grandes festivales duplican días y artistas al vender todo. Nuestra filosofía es que sea exclusivo el concierto, a pesar de ofrecernos hacer dos días. No queremos que se convierta esto en un negocio de vender entradas. Cumplimos nuestra palabra y queremos que sea un festival exclusivo.

Si Jesús Cimarro es síntoma de éxito y Carlos Lobo y Jorge Lozano también, ¿cabría la posibilidad de aunar esfuerzos, hacer algún proyecto en común y recuperar los premios CEREX, o de premios entre el Stone y el Festival?

Se podría valorar y todo es posible. Pero no sólo depende de Cimarro y Lobo, sino de los demás implicados, como el Consorcio, junta de Extremadura, Ayuntamiento. Tiene que ser una unión de todo.

En todo este tiempo, ¿quién le dio las gracias más sinceras?

Todos los extremeños y emeritenses. Me quedo con el público, que valora muy positivamente nuestro trabajo.

¿Cuántas llamadas puede recibir en un día?

Una de las razones de m soltería es porque estoy constantemente pegado al teléfono, con llamadas internacionales, artistas, reuniones… tengo que intentar dejar el teléfono un poquito.

 

 

 

 

 

 

Dejar una opinión