EL SUEÑO DEL HISPANO-SUIZA

Comparte esta noticia...Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Antonio Luis Vélez Saavedra 

Amigos de Mérida


Amigos de Mérida hemos ido a visitar el camión Hispano-Suiza, no teníamos seguridad de donde estaba, hasta hemos llegado a pensar que se encontraba en Badajoz, donde suelen acabar otros importantes valores patrimoniales de esta ciudad, aunque ya hablaremos de eso.

Esta pieza histórica de la automoción es única a nivel mundial (tres en Europa, pero es la única que mantiene sus piezas originales), fue fabricada en la década de 1920 y tiene un valor incalculable. Está catalogada en el patrimonio municipal como bien mueble de interés histórico-artístico, catálogo que puede consultarse en la web municipal, con el código ME0050. Camión cisterna Hispano-Suiza. Parque Municipal. 

La Hispano-Suiza fue la marca más emblemática en la historia de la automoción española. Nació en 1904, en Barcelona, de la mano de dos empresarios catalanes y un ingeniero suizo. Fabricó los más deseados coches del mundo. Y los mejores motores para navegar o volar. Con los aviones que motorizó la marca se contribuyó al triunfo aliado en la Primera Gran Guerra. La apadrinó Alfonso XIII y venció en los mejores Circuitos. Diseñó camiones, como el nuestro, y en 1946, se convirtió en el soporte técnico de Pegaso, los camiones más emblemáticos de la España de posguerra.

Nuestro camión ha sufrido múltiples vicisitudes en los últimos 25 años, pasando de funcionar perfectamente, regando las calles, el ferial y la plaza de toros en los festejos, a acabar arrinconado en una nave del Instituto Ferial de Mérida. Entre medias de esos años el Hispano-Suiza permaneció en el parque municipal con su motor desmontado en un taller, muchos años sin ningún tipo de papel en el ayuntamiento que reflejara que estaba allí, una situación totalmente irregular para una pieza de tanto valor, a la espera de ser reparado, pero al final el motor no llegó a repararse. 

La pasada legislatura se gestionó el montaje del motor y en esta se recuperó ya de dicho taller y se montó de nuevo en el vehículo, hasta que se le buscó un sitio razonable dado su entidad. Y así ha acabado en el parque de bomberos de Mérida del polígono el Prado, donde hemos ido a visitarlo acompañados de un par de bomberos que allí se encontraban de servicio y que muy amablemente nos han acompañado en la visita. La sensación no ha podido ser mejor, ya que el camión se encuentra muy bien estacionado, protegido dentro de la nave junto a los vehículos de emergencias y extinción de incendios destacando, al lado del rojo típico de éstos, su color verde reluciente por los cuidados que allí le ofrecen, muy conscientes los funcionarios de la entidad del vehículo, muy tranquilizador que se encuentre en buenas manos, con el valor adicional de que los muchos escolares que conciertan visitas con el Parque de Bomberos para conocer su labor, puedan contemplar una pieza histórica patrimonio municipal. 

Debemos preocuparnos por nuestro patrimonio en general, y mantenerlo particularmente en este caso reparando los problemas mecánicos de su motor para que el vehículo ruede de nuevo. Sería un motivo de orgullo para la ciudad, demostrar que tenemos la sensibilidad y capacidad suficiente para hacerlo.

Mientas tanto el Hispano-Suiza, antiguo camión de bomberos, duerme tranquilo rodeado de los suyos.

Acerca de MéridaComarca

Toda la información relacionada con Mérida y su Comarca

Ver todas las entradas de MéridaComarca →

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.