Entrevista a Isabel Gil Rosiña, “2016 no será el año de las rotondas ni de las grandes obras, será el año de las personas y de las políticas sociales”

Comparte esta noticia...Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

“Lo que ha cambiado en el Ayuntamiento de Mérida es la forma de gobernar, ahora hay un alcalde más dialogante”

“2016 no será el año de las rotondas ni de las grandes obras, será el año de las personas y de las políticas sociales, pondremos nuestro esfuerzo en el mantenimiento del bienestar”


gil rosiñaIsabel Gil Rosiña fue la diputada más joven de la Asamblea de Extremadura y la cara del Partido Socialista de Extremadura. Ahora es la portavoz de la Junta de Extremadura y responsable de Relaciones Institucionales. Aunque nació en Jerez de los Caballeros (Badajoz) hace 33 años, considera que Mérida, donde vive, “es un poco ya mi ciudad”. Se ha consolidado como una de las mejores políticas de la región y tiene una gran proyección de futuro. Maestra de profesión, aunque no haya llegado a ejercer, es una firme defensora de un pacto de Estado para combatir la violencia de genero, “dejaríamos mucho que desear como país si no lo consiguiéramos” y asegura que han encontrado a Extremadura en muy mal estado, por lo que durante los seis meses que llevan de gobierno han realizado una labor de apuntalamiento y de recuperar los derechos perdidos. Sobre el alcalde, Antonio Rodríguez Osuna, destaca que su forma de gobernar, abierta y cercana, será beneficiosa para los emeritenses.


César Peguero

¿Qué balance haría de estos seis meses de gobierno socialista en Extremadura?

 Yo creo estos seis meses no han sido fáciles para la Junta de Extremadura. Hemos sido un gobierno diligente, responsable con los extremeños. Hemos cumplido con la palabra dada y creo que el presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, puede decir de manera clara que nuestro contrato con la ciudadanía, y principalmente las 60 medidas que han ocupado la acción del Gobierno, están cumplidas en su mayoría, sobre todo aquellas más importantes. En este tiempo, lo que hemos hecho ha sido apuntalar la región, porque  cuando llegamos a la Junta de Extremadura el 7 de julio estaba a punto de caerse. Han sido seis meses difíciles, pero creo que ha merecido la pena y nos pone ya en vía de seguir trazando un camino distinto al que el gobierno de Monago había instalado a la región en los últimos cuatro años. Es verdad que ese nuevo camino está pendiente de un hito importantísimo, como es la aprobación de los presupuestos generales de la comunidad autónoma para el próximo año, pero confío sobre todo en esa capacidad de liderazgo y de negociación que caracteriza a Guillermo Fernández Vara.

Durante estos meses han aprobado medidas para dotar de más dinero a la renta básica o el decreto de mínimos vitales ¿Tan mal estaba la región para hablar de recuperar los derechos perdidos?

 Estaba mal la región y estaban peor los ciudadanos. Extremadura lidera la tasa de pobreza infantil de Comunidades autónomas y somos la cuarta comunidad autónoma con ciudadanos en riesgo de pobreza, según la Red Extremeña contra la Pobreza. Una región que tiene un 28% de paro y la mitad sin ningún tipo de prestación y son parados de larga duración, necesitaba precisamente medidas de urgencia y son la que usted comentaba. Apuntalar la región en el sentido de proteger a los ciudadanos y de volver a tejer esa red de protección que durante tantísimos años construimos y que en tan solo cuatro años de gobierno popular han desecho.

Uno de los escollos que deben salvar para seguir adelante con sus políticas será la aprobación de los presupuestos de este año, ¿Confían en que salgan adelante?

Debe haber una puerta abierta y aunque el mayor peso recae en el gobierno de la Junta de Extremadura, todos los grupos que se sientan en la Asamblea de Extremadura tienen una responsabilidad con los ciudadanos de esta tierra para que podamos, y nos permitan cambiar, las cifras que en estos momentos tiene la región y por lo tanto ser útiles a la vida de los ciudadanos. El gobierno, más que los demás, va a hacer todo el esfuerzo que esté en su mano para poner en marcha todos los mecanismos y profundizar en una negociación que ha sido fallida, lo cual  no quiere decir que no la haya habido.

En el peor de los casos, durante este año gobernarían con unos presupuestos prorrogados ¿Si esto pasa, cambiaría mucho la puesta en práctica de sus políticas, sería posible llevarlas a cabo con unos presupuestos del PP?

 Imposible gobernar con unos presupuestos prorrogados, no. Lo único que este gobierno no quiere gobernar con unos presupuestos prorrogados, porque nuestros compromisos con los ciudadanos que nos votaron son muy distintos de las premisas que sostenían los presupuestos del Partido Popular. Nuestras políticas son muy distintas, por tanto nuestros presupuestos, que es la ley de leyes, que son los que te permiten llevarla a cabo, no tienen nada que ver. Un presupuesto que crecía un 7% de manera ficticia, porque contemplaba 610 millones de euros que eran irreales. Por eso no queremos mentirle a la gente y por eso nuestros presupuestos tienen que ser reales y decrecen en un 4%. Y a pesar de decrecer contemplan mejorar las condiciones de vida de los ciudadanos que no contemplaba el presupuesto del gobierno anterior.

Ha comentado la cifra del paro en Extremadura que se sitúa entre un 28%. Han puesto en marcha un plan de empleo social, han pedido al Estado un plan especial de empleo, ¿Se puede hacer algo más que medidas coyunturales para bajar las cifra del paro?

Ahora mismo lo que estamos haciendo, como con el resto de políticas sociales, es poner en marcha una medida de urgencia, que apuntale la situación. Pero está claro que el problema estructural de desempleo que tenemos no se va a arreglar con planes de choque como son los planes de empleo sociales. El gobierno es consciente. Pero sí es necesario que lo pusiéramos en marcha, precisamente para meter en el circuito de las prestaciones a muchos ciudadanos que estaban ya absolutamente desesperanzados de poder encontrar un puesto de trabajo, muchos de ellos ya ni siquiera están en el Sexpe, ni van a sellar la cartilla por la desesperación de no volver a entrar en el mercado laboral. Pero esta región tiene que poner en marcha otras medidas a largo plazo que permitan romper con esa maldita tasa de paro del 28%,  y que rompa con la huida del talento de los jóvenes de Extremadura. Pero para eso no solo son suficientes los mecanismos que nosotros podamos tener como comunidad autónoma y por eso necesitamos un gobierno de España que sea cómplice con los intereses de nuestra tierra y que quiera a Extremadura un poquito más que en estos últimos cuatro años, donde se nos ha ignorado y maltratado en los presupuestos generales del Estado.

En qué sectores económicos se puede incidir para romper esa tendencia. Por ejemplo la construcción ha sido un sector económico importante en la creación de empleo ¿puede la junta retomar los planes de viviendas para reactivar este sector?

 Se retomarán planes de viviendas en el futuro, desde luego en el próximo ejercicio presupuestario, como ya se ha dicho. Y aunque el presupuesto que presentamos en estos  momentos se convierte en un documento de trabajo, no es el año de las rotondas ni de las grandes obras, porque de lo que se trata es de poner el esfuerzo en las políticas de  las personas y las políticas sociales, en el mantenimiento del bienestar. Los expertos en economía, y el programa de los socialistas en las recientes elecciones, hacen hincapié en la necesidad de  invertir en sectores productivos nuevos, en economía verde, en todo lo que tiene que ver con la economía social, que tan importante es en nuestra región. Y también poner en marcha políticas que permitan a los autónomos vivir el día a día sin estar tan asfixiados, con un poco más de holgura. Han hecho un gran esfuerzo en todos estos años de crisis para el mantenimiento del empleo. Y del mantenimiento de empleo también es necesario hablar, además de otros sectores donde se puedan producir empleo nuevo en el futuro.

La sanidad ha sido uno de los sectores que más recortes ha sufrido en estos años de crisis, ¿qué medidas van a tomar para reactivarla?

La sanidad requiere de medidas urgentes en en Extremadura y no me cansaré de repetir siempre que pueda los 1.032 millones de euros que el gobierno de Monago quitó de la sanidad. Porque todos en los últimos años hemos tenido que ir o a un centro de salud o a un hospital, y esto de los 1.032 millones de euros menos en el presupuesto, los ciudadanos lo han vivido en su piel y en la piel de sus familiares, porque la Sanidad no funcionaba igual, porque no tenía la misma dotación presupuestaria. Lo más urgente en estos momentos para el gobierno regional es meter en el sistema a esos 100.000 usuarios que el gobierno de Monago los había llevado a una especie de limbo y no constaban en las listas sanitarias. Y además explicárselo, que usted hace tres años estaba apuntado en una lista de espera para ser operado, por ejemplo, de una rodilla, y decirle: mire usted, aquí no figura su caso y ahora empiece el proceso de nuevo. No es fácil.

Otro asunto importante es la Educación, donde también se han producido recortes

 Si hiciéramos un balance rápido por las cosas más importantes que han cambiado a Extremadura en los últimos 25 años, sin duda, la educación fue una de ellas. Y eso no fue fruto de la casualidad si comparamos las cifras desde el año 2000 que cogimos las competencias en Educación. Fuimos pioneros en la aplicación de las nuevas tecnologías de la información y comunicación en las aulas de nuestros chicos, daba igual que fuera un instituto de Mérida o un colegio agrupado de cualquier zona rural de Extremadura. Y eso en los últimos cuatro años también ha quedado muy trastocado con las políticas y decisiones del Partido Popular. Porque al final, quien no cree en lo público no cuida lo público. Y este gobierno cree en la necesidad de lo público y cree que Extremadura solo tendrá mejores condiciones de vida en el futuro, mejor tejido productivo y crecerá más y sus ciudadanos vivirán mejor, si fortalecemos el sistema educativo. Y en ese sentido ya se han tomado las primeras decisiones que contendrá el presupuesto para reponer el daño causado.

La violencia de genero es un asunto que no se acaba de encontrar una solución para terminar con esta lacra. Se habla de la necesidad de un pacto de Estado, en el que gobierne quien gobierne se mantenga lo acordado. ¿Puede ser un paso para acabar con este mal?

Dejaríamos mucho que desear como país democrático sino somos capaces de ponernos de acuerdo en una cuestión como es la violencia de género, gobierne quien gobierne. Es un problema que está ahí latente en la sociedad. Conseguimos ya traspasar el primer obstáculo, que era dejar de considerarlo un problema de índole privado y familiar para considerarlo un  problema público, y no podemos quedarnos ahora ahí, en tener la formalidad de una ley pero de no tener las políticas que sean capaz de erradicar la violencia de género. Es una lacra vergonzosa para un país, que se supone que tiene ya una fortaleza democrática desde hace años, que no tenga la capacidad de alcanzar un consenso en torno a una violencia que está matando a las mujeres de nuestro país y que está haciendo sufrir a tantos niños.

La violencia de género es la consecuencia más extrema de las desigualdades que hay entre hombres y mujeres, por eso es tan importante que desde la base eduquemos a nuestros niños y niñas para que sean hombres y mujeres igualitarios en el día de mañana.

La educación es importante, pero sin embargo se eliminó la asignatura de Educación para la Ciudadanía.

 Sí, es una pena que se eliminara de este país. La alternancia de los partidos políticos, sobre todo a nivel nacional, acaba manoseando la educación. En la educación está la respuesta a muchas cosas, también para cambiar las desigualdades. La Educación para la Ciudadanía no era una asignatura que pretendiese que los chicos y chicas salieran con el carné del PSOE del colegio, era una asignatura que tendía a que los niños vieran más allá de su realidad inmediata y que supieran que las condiciones de las mujeres afganas, por ejemplo, no son las de su madre o sus hermanas, que hay otras mujeres en el mundo que sufren mucho más de lo que puedan sufrir las mujeres occidentales. Y esas realidades son las que van a permitir que, al conocer eso, tengan capacidad de reflexionar de una manera más igualitaria y más justa ante las injusticias sociales. Bueno, pero la eliminaron y confío que el próximo gobierno de España pueda recuperarla de nuevo.

Qué opina de los grandes temas que afectan a Mérida, como la polémica por el lugar donde se construirá la futura estación del Ave, el camalote o el traslado de parte del funcionariado al centro de la ciudad para intentar reanimar la economía local

Sobre el traslado de funcionarios al centro, el propio presidente de la Junta ya reconoció que nos equivocamos y como nos equivocamos ahora se trata de reconducirlo y ya se están poniendo en marcha, de manera paulatina, las medidas para reconducirlo. Yo creo que en Mérida hay muchos asuntos importantes, y no todo son negativos, porque este año 2016 va a ser la Capital Iberoamericana de la Cultura Gastronómica. Creo que lo que más ha cambiado en el ayuntamiento es la forma de gobernar, y eso es muy importante porque ahora tiene un alcalde dialogante, que da las vueltas que tenga que dar para solucionar los problemas. El alcalde y su equipo de gobierno están haciendo un esfuerzo por la ciudad, porque tampoco se encontraron el ayuntamiento en condiciones. Por lo que el diálogo va a permitir que puedan salir las cosas adelante.

En cuanto al camalote, es un ejemplo de cómo debemos actuar las instituciones cuando tenemos un problema de verdad, que sobrepasa las leyes autonómicas y a nuestra capacidad de decisión. Tanto la sociedad civil organizada, el ayuntamiento, como la Junta, hemos ido a Europa a decir tenemos este problema, da igual donde esté la competencia, si en el despacho de Rodríguez Osuna o en el de Fernández Vara. Creo que ha sido un buen ejemplo de lo que puede ser el futuro de la legislatura para esta ciudad en los temas que trasciendan del ayuntamiento y tenga que ver con la junta o con cualquier institución

Que espera para 2016

Espero que sea mejor que el 2015, porque ha sido muy malo para mucha gente y penoso para Extremadura. Así que confío en que este nuevo gobierno sea capaz de poner en marcha los mecanismos necesarios, primero para sacar el presupuesto y segundo para poner en marcha aquellas medidas que nos comprometimos con los ciudadanos. Probablemente sea el año más difícil de la presente legislatura, pero confío de que vamos a estar a la altura de las circunstancias. Así que también aprovecho la entrevista de MÉRIDA COMARCA para lanzar un mensaje de esperanza para Extremadura y que con el esfuerzo de todos, y en primer lugar de quienes le representamos, seamos capaces que 2016 sea un poco mejor.



Acerca de MéridaComarca

Toda la información relacionada con Mérida y su Comarca

Ver todas las entradas de MéridaComarca →

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.