“Fulminados 33 años del Club Escuelas Deportivas de Mérida”

publicado en: JUAN CARLOS PERDIGÓN | 0
Comparte esta noticia...Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

JUAN-CARLOS PERDIGÓN

Concejal PP Ayto de Mérida


Recuerdo como si fuera ayer, aún era Concejal de Deportes, que un día en el descanso de un partido del Mérida en el Estadio Romano, me abordó Paco Marín, uno de tantos Concejales de Deportes que han pasado por este Ayuntamiento y el artífice de la creación de las Escuelas Deportivas Municipales allá por los años ochenta.

Aunque ha sido mi vecino durante treinta y tres años, yo viví en la Plazoleta Pizarro y su familia vivía en el número 9 de la Calle Calderón de la Barca, donde su mujer regentaba la histórica peluquería de señoras, nunca habíamos cruzado palabra, si con sus hijos, dos chicos y una chica que por la edad, tuvimos algo más de contacto en aquellos años. Pero dejando atrás la nostalgia de aquellos años, y continuando con la anécdota, decía …. que Paco Marín me paró en el descanso de un partido del Mérida y me decía que había que trabajar más por las Escuelas Deportivas Municipales, que en mi legislatura no se estaba aportando los recursos suficientes para que fuesen cada día a mejor. Yo lo entendí, esto es como tener un hijo y, en la adolescencia, dejar que lo críe un desconocido. Yo le explicaba que hacía todo lo que estaba en mi mano y que peleaba con el resto de mis compañeros para que la Delegación de Deportes tuviese los recursos necesarios, que por fin se le diese la importancia que realmente tenía en la sociedad emeritense.

Casualidades de la vida, apareció Antonio Vélez Alcalde, que sé perfectamente que me tiene aprecio y yo a él y le decía a Paco Marín, “Paco .. el muchacho está haciendo todo lo que puede y lo está haciendo bien, no le riñas tanto….”, pero Paco Marín seguía con el ceño fruncido, y creo yo que pensaba…. “si, si … Antonio, lo que tu digas…. pero lo tengo que seguir recordando para que los que lleguen …. vean lo importante que es esto” y me decía que las Escuelas Deportivas de Mérida, junto al Club que se creó en aquél momento, llevaban funcionando treinta años y que era un proyecto que creó el y que sirvió para formar en disciplinas deportivas a los jóvenes talentos de nuestra ciudad…… y tanto, ¡¡ pues no han salido campeones de Extremadura y de España de esas escuelas, algunas participando incluso en Olimpiadas, llevando el nombre de Mérida por todo el mundo !!. Recuerdo a Marta Calamonte, a Isabel Yingüa, a Roberto Martín, Manuel Pérez, Laura Campos y tantos y tantos que es imposible nombrarlos en tan corto espacio de texto. Incluso este Club fue galardonado en el año 2012 como mejor entidad deportiva de Extremadura.

Y ahora yo me quedo dándole vueltas a la cabeza sobre qué pensará Paco Marín, que fundó las Escuelas Deportivas Municipales allá por los años ochenta, que las ha defendido junto a otros tantos concejales de diferentes partidos políticos, como Miguel Valdés, Marta Calamonte, Fernanda Ávila o yo mismo, me pregunto qué pensará cuando se ha enterado que los nuevos políticos de su partido, el PSOE, han fulminado las Escuelas Deportivas Municipales y su Club, y lo han sustituido por una entidad NO Deportiva, entidad físico-deportiva la han llamado, que según la Ley 2/1995 del Deporte de Extremadura se considera a estas entidades con un “objeto social o finalidad diferente del deporte”

Me pregunto qué les diría a los dirigentes actuales del PSOE de Mérida, cuando haya sabido que se cargan treinta tres años de historia, de éxitos, de oportunidades para los jóvenes talentos de la ciudad, que se han cargado las pocas opciones de competir por el escudo de su ciudad, que han provocado que los padres tengan que constituirse en clubes para poder tener un entrenador o entrenadora que los prepare para las competiciones o que han visto como esquilman las opciones de tener instalaciones municipales a su disposición. Me pregunto qué pensará cuando un deportista de nuestra ciudad lleve el nombre de un club de Badajoz y no el de su Ayuntamiento, me pregunto qué pensará cuando, talentos desconocidos, sean desconocidos para siempre, me pregunto qué pensará sobre cómo se está dejando de apoyar a los deportistas emeritenses desde la institución más cercana, el Ayuntamiento de Mérida. Me pregunto qué pensará Paco Marín del futuro de su criatura en manos de un desconocido y que no es que le dé la mejor educación o la mejor alimentación, es que ni lo educa ni lo alimenta.

Me da pena y me ruboriza escuchar a los Socialistas diciendo que esta legislatura ha sido la de las personas, justificando que no se hagan inversiones y que las instalaciones deportivas estén en el más absoluto de los abandonos, me da pena que todo el trabajo de treinta tres años lo fulminen, igual que fulminaron la Banda Municipal de Música, me da pena que hablen de personas y que uno de los pilares fundamentales en la formación de personas como es el Deporte, lo abandonen y lo dejen relegado a una quinta categoría.

El Gran Dictador que tenemos como Presidente del Pleno, permite que fusilen el estandarte del Deporte emeritense, lo erradica y crea un engendro para que los talentos de nuestra ciudad sólo puedan participar, como máximo, en torneos o campeonatos de carácter regional o que nuestros deportistas tengan que exiliarse en Clubes de Badajoz. Y saben ustedes que es lo peor de todo esto, que no escucho ni una sola crítica de los afectados, probablemente porque esta dictadura de mordazas traspasa la frontera del Pleno y ante la amenaza de consecuencias más graves, es preferible el silencio y muy probablemente también me quedaré con la intriga de qué pensará Paco Marín de todo esto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.