“La afición que tiene el Mérida me convenció para venir aquí y aceptar el reto”

publicado en: D MÉRIDA 4, Deportes, Entrevistas | 0
Comparte esta noticia...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

ENTREVISTA.MeridaComarca Julio2017


Mehdi Nafti

Entrenador Mérida AD


Medhi Nafti, nacido en Francia, pero de padre tunecino, se ha convertido en el nuevo entrenador del Mérida, del que se presupone que será el mejor y más potente proyecto de lo que llevamos de la era de la Familia Martín. Su fichaje, ha caído por sorpresa, porque no estaba en ninguna de las quinielas, y por la valentía de su apuesta, al ser un entrenador muy joven (38 años) y con poca experiencia en la categoría. Como jugador, comenzó en el Toulouse (Francia) con 18 años y debutó en 1ª División, desde donde llegó, en el año 2000, al Real Club Rácing de Santander, hasta el 2005. Dio el salto a Inglaterra para jugar en el Birmingham, hasta el 2010. Continúa su carrera, durante 2 temporadas, en el Aris de Salónica (Grecia), desde donde regresa a jugar en España, en el Valladolid (2 temporadas), Murcia y terminó con 35 años, hace 3 temporadas, jugando en el Cádiz. Con la Selección de Francia Sub-18, jugaba en la posición de media punta, hasta que se convención, que en donde más podría rendir en el campo era jugando por delante de la defensa. Como entrenador, a nivel de 2ª División B, sólo tiene de aval su pasada temporada en el Marbella, que competía en el mismo grupo que el Mérida. Se formó en el primer equipo del San Fernando, como ayudante de Pepe Masegosa y entrenando a los juveniles. Ha firmado por una temporada. Está casado y es padre de una niña de 8 años, pero vivirá sólo en Mérida.


 

¿Qué pasó por su cabeza y a qué le sonó, cuando le ofrecieron la posibilidad de venir al Mérida?
Me sonó a un paso hacia delante en mi carrera corta como entrenador y, por supuesto, muchísima responsabilidad.

¿Qué estilo de juego quiere implantar en el Mérida?
Estilo fijo ninguno, pero me gusta mucho el 1-4-3-3, con variantes en fases defensivas y ofensivas. Soy más de adaptarme a mis chicos e intentar sacar lo mejor de ellos. Hay que ponerse en la piel de cada futbolista y transmitirles que ellos sepan qué hacer en cada situación del juego. Quiero un Mérida como yo: ganador, ambicioso, agresivo, con un fútbol vistoso y que sepa lo que hace en el campo en cada momento.

¿Qué número de fichajes ha pedio a Plaza?
Mi idea sería tener una plantilla corta de 20 o 21 futbolistas, que sea muy competitiva y que no se vea mucha diferencia entre el supuesto 11 titular y el resto.

Cómo entrenador joven que es usted, ¿le brinda posibilidades a los canteranos que destaquen?
Lo tenemos que plantear. Siempre me gusta llevarme 3 o 4 juveniles a entrenar un par de veces a la semana, aunque es complicado por los estudios. Pero siempre me ha gustado hacer partícipes a la gente joven y de la tierra, que se identifiquen con el club y el escudo.

A la hora de planificar los equipos, ¿le gusta más hacerlo desde la portería a la delantera o a la inversa?
No tiene sentido. Quiero firmar los mejores jugadores posibles, que puedan encajar en mi modelo de juego, en el mejor momento. Y sobre todo, los que más hambre tengan.

¿Quién es su espejo como míster?
Me gusta mucho Guardiola y me identifico mucho con el Cholo Simeone.

¿A qué equipo de 1ª División le gustaría que se asemejase su plantel?
Es una pregunta muy complicada, porque no podemos comparar 1ª División, ni 2ª A, ni 2ª B. Nosotros tendremos un modelo y estilo de juego con variantes. Pero creo que el estilo de juego tiene que ser el del Mérida, mío propio.

¿Qué objetivo le han marcado para esta temporada?
Mejorar lo que se hizo en la pasada y estar lo más arriba posible.

En estos momentos, ¿a cuál es la mayor dificultad a la que se enfrenta aquí en el Mérida?
Ninguno. Acabo de llegar.

¿A quién se ha traído para capitanear esta aventura?
A mi 2º entrenador, Pepe Bermúdez y Pedro Abraham como preparador físico y contaré con un preparador de porteros de la casa, que es José Manuel Vicente Esquinas.

Además de la del Mérida, ¿ha tenido usted más ofertas?
He hablado con muchos equipos, pero para entrenar fuera de España. Pero cuándo Bernardo me llamó, ya no había duda alguna.

¿Cuándo se produce el primer contacto entre el Mérida y usted?
El interés llegó desde hace tiempo, pero no de manera directa. Pero Plaza me llamó hace un par de semanas y tuve la suerte de corresponder a las exigencias del club y el presidente y aquí estoy.

¿Qué le convenció para venir al conjunto romano?
Había pocas cosas que contarme. Solamente el venir a jugar el año pasado con el Marbella. He vivido ese tipo de afición en Grecia, que son muy fanáticos, en Inglaterra y para un futbolista, porque yo le he vivido en el terreno de juego, tener una afición como la que tiene el Mérida, se siente en el campo.

Si le pudieran conceder un deseo en estos momentos, ¿qué pediría?
Hacer un gran año a todos los niveles. No se puede vivir de sueños. Como entrenador hay que tener los pies en el suelo, ver la realidad y ser consciente de lo que podemos hacer. Mi deseo sería ver el estadio lleno y a los aficionados a gusto, felices e identificado con sus jugadores cada domingo.

¿El Mérida tiene qué ir paso a paso cumpliendo objetivos, el primero de ellos la salvación y, a partir de ahí, ir sumando o va a tener la exigencia de tener que estar siempre entre los 4 primeros?
Mi objetivo es el primer partido de liga y que los chicos disfruten.

¿Qué conoce de Mérida?
Hace un par de años, vine a Mérida, porque el Marbella quería fichar a Pedro Conde y paseé por la ciudad. De jugador no he jugado y hoy es el segundo día que piso Mérida. Pero todo el mundo me ha hablado maravillas del club.

¿Un mensaje para la afición y qué le pide?
Ahora mismo yo no soy nadie para pedir algo. Eso se demuestra en el verde. No soy de redes sociales, pero me llegan comentarios. Entiendo de que la gente pueda tener alguna duda con mi fichaje, pero he notado mucho cariño por parte de la gente. Algunos les he gustado, a otros no , pero incluso a los que no les convenzo como entrenador, dicen, es el que tenemos, es el nuestro y a muerte con él. Ese cariño y confianza hay que devolvérsela a la gente.

Dejar una opinión