“LA AMANTE DEL BOTELLON”

publicado en: PATXI MEZO GARCÍA | 0
Comparte esta noticia...Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

paxiPatxi Mezo García


Ya no sé por dónde empezar.

Mi grado de indignación es tan grande que se me nubla la vista y en este momento mis pulsaciones se disparan como si estuviera corriendo la maratón romana.

La desvergüenza de los políticos ha llegado a tal extremo, que Nicolás Maduro me parece un simple aprendiz. Definitivamente, España es una República Bananera.

Las despóticas declaraciones de Dña. Susana Díaz, nada más y nada menos que la Presidenta de la Comunidad Autónoma de Andalucía, han llegado a algo más que la desfachatez, a algo más que al insulto colectivo. Definitivamente, y con toda la razón del mundo, los políticos nos han tomado por idiotas.

En principio y con las penurias que la población estamos pasando, cómo se atreve semejante esperpento tener la poca calidad humana de hacer las declaraciones que ha hecho y utilizar la definición de “tieso” para calificar el estado económico de su marido.

Sra. Díaz, la mayoría de los españoles estamos “tiesos” pero por desgracia ninguno de estos “tiesos” tenemos un cónyuge alto cargo de PSOE ni presidente de una Comunidad Autónoma. No se baje al barro, es lo único que nos han dejado a los “tiesos”, no es diferente al Sr. Chaves ni al Sr. Griñán.  Usted es la nueva Marquesa de Sotoancho del histórico cortijo del PSOE comprado con subvenciones y como tal, ya sea por omisión, por hacer la mismas cosas o por ocultar las pasadas es tan culpable de todo cómo los demás.

Estos “tiesos”, más de 20 millones de parados y otros tantos millones de menos de mileuristas, no tenemos la suerte de ganar esos 1.200€ que ganaba su marido de auxiliar administrativo… de UGT (qué casualidad).

Y no menos importante y ni siquiera menos aberrante es la calificación despectiva utilizada y para mi opinión, además de ser de mal gusto, es discriminatoria y clasista.

Me pregunto qué sería de ese político hombre que hubiese dicho esas mismas palabras de su mujer en la misma situación… ¡Ufff, pobrecito!

Sra. Díaz, déjenos a los “tiesos” en paz. Esa calificación suena graciosa cuándo no las decimos entre nosotros y es nuestra manera de ponerle un poco de humor a nuestra situación, por cierto creada en gran parte por usted y sus “mariachis”. Y cuando hable de “los tiesos” diríjase a nosotros con todo el respeto del mundo e inclinando la cabeza, que eso va en ese sueldo inmerecido que tiene.

¡Que se vea ahora a esos de Ciudadanos! Otros a los que ya se les está viendo el plumero…

¡Qué decepción!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.