“La Capital derrotada en las Ferias”

publicado en: JUAN CARLOS PERDIGÓN | 0
Comparte esta noticia...Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

JUAN CARLOS PERDIGÓN

Concejal PP Ayto de Mérida


Mi primer vago recuerdo de la Feria de Mérida en la infancia y salvo que me juegue una mala pasada la memoria y las mezclas de festividades que se han vivido en nuestra ciudad es el de “jartarse” de andar para llegar a un camino de tierra bordeado de árboles y cañaverales, cerca del matadero de Mérida. Bueno por aquellos entonces no existía el puente Lusitania, tampoco la Biblioteca Pública Nacional y ni tampoco la estación de autobuses y prácticamente lo que hoy en día es la Avenida de la Libertad era todo tierra, árboles y cañaverales.

El segundo recuerdo de la Feria de Mérida en la infancia es también el de “jartarse” a andar, algo menos, para ir a la Feria instalada en la propia Avenida de la Libertad, en el Polígono Nueva Ciudad y cruzar el puente Romano comiendo un bocadillo de jamón serrano y una Coca-Cola; como en mi casa el jamón se comía sólo en fiestas, pues la Feria lo requería y yo ansiaba que llegara esas fechas, no por el jamón, que también, si no porque los niños de aquella época aún no teníamos tantas posibilidades de parques de atracciones, ni de hinchables y camas elásticas en las fiestas de barrio, ni de carruseles por el centro en fechas navideñas; si querías montarte en los “cacharritos” tenías que esperarte a la Feria de Mérida, tenía que ser en la Feria de Mérida.

En el Polígono Nueva Ciudad estuvo muchos años la Feria de Mérida y pasamos de interesarnos y disfrutar de los “cacharritos” en la infancia a interesarnos, en la adolescencia, por las chicas y por tomarte otra vez la Coca-Cola, pero esta vez quitándole algo de dulzor y bailar en las casetas, ufff y muchas noches con Protección Civil de Mérida, ayudando a que la Feria fuese lo mejor posible, no puedo olvidarme de todos esos compañeros de Protección Civil y en especial de uno que ya no está, “el pupas” el querido Ardila, si tenías servicio esa noche y estaba él, sabías que a ti no te podía pasar nada porque el destino era algo macabro y caprichoso con el bueno de Ardila.

Después, entre 1997 y 1999, la Feria de Mérida se trasladó al lugar donde está en la actualidad, el “Recinto Ferial” y hasta el año pasado había otras dos cosas en común que sucedían en la Feria de Mérida y de las que recuerdo desde la infancia, una es la espeluznante colección de coches con matrículas portuguesas que estaban aparcados en cualquier hueco de la Barriada de San Albín, coches de aficionados taurinos que se acercaban de la vecina Portugal para disfrutar de los impresionantes carteles de Toros que tenía nuestra Ciudad y la otra cosa que recuerdo hasta el año pasado es que, salvo que cayese en sábado o en domingo, siempre hemos tenido el día 3 de septiembre FESTIVO.

No salgo de mi asombro al escuchar la excusa banal y hasta degradante que ha dado el PSOE para adelantar la Feria de Mérida… “es que se adelanta para que no coincida con las ferias de otras localidades como Don Benito o Montijo”…. automáticamente me llaman amigos y compañeros de otras localidades perplejos espetándome que… “a la Feria de Mérida la ha derrotado Montijo y Don Benito” …. “que si tenemos una Feria de TERCERA” y a eso es a lo que nos ha relegado la poca imaginación y poca voluntad del PSOE de Mérida por mejorar la Feria. La excusa es tan degradante que hubiese sido mejor ni mencionarla e ir directamente a la razón principal, NO TENEMOS FESTIVO EN NUESTRAS FERIAS Y FIESTAS DE SEPTIEMBRE.

Es tan evidente la decadencia de la Feria de Mérida en estos últimos años que para darle un poco de salsa al programa, vamos a celebrar actos con motivo del Cuarto de Siglo de Mérida como ciudad Patrimonio de la Humanidad. Y es que estos tres años de Feria Socialista nos han dejado parcelas vacías, fuegos artificiales domésticos, ni una sola actividad lúdica que no se llevara realizando con anterioridad, más allá de los conciertos que organiza una empresa privada, por cierto, ningún concierto de acceso gratuito patrocinado por el Ayuntamiento a pesar de la subvención municipal, sin apostar un céntimo en la fiesta taurina que tantos turistas traía a nuestra ciudad, ni una sola propuesta para buscar una alternativa que haga atractiva nuestra Feria, más allá de declararnos inferiores a Montijo y Don Benito.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.