LA CASA DE TODOS

Comparte esta noticia...Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Antonio Luis Vélez Saavedra

Asociación Amigos de Mérida


El mes pasado pudimos ver como unos murales que se hicieron para embellecer la ciudad fueron objeto del vandalismo de unos pocos. Y en un día los emeritenses pasamos de congratularnos por el acertado mural de arte urbano con motivos patrimoniales que Chefo Bravo pintó en el túnel peatonal de la Avenida Juan Carlos I con motivos patrimoniales, a la sorpresa por el vandalismo que sufrió prácticamente al día siguiente.

Este hecho más allá del inaceptable vandalismo en sí mismo, es muy significativo en cuanto a la cantidad de ciudadanos que se mostraron indignados con el hecho, en un número no menor que cuando aparecen diferentes zonas del yacimiento arqueológico, paredes y muros de monumentos pintados con grafitis, llenos de restos de botellón o la iluminación artística apedreada.

Hay que valorar muy en positivo esa indignación, no solo porque pone muy a las claras una sensibilidad especial por el patrimonio histórico artístico, sino que aún más allá pone de manifiesto una conciencia cívica en Mérida que es reiterativa en la defensa de lo que es de todos, y que en mi opinión es lo único positivo de estos actos vandálicos.

Independientemente de que cojan a quienes los perpetran, no deberíamos quedarnos en la simple solución punitiva, por supuesto ojala los cojan. Pero por desgracia siempre habrá otros, aquí y en todas partes. El incivismo afecta a todo el mundo, pero lo ocasiona sólo una minoría de las personas que viven en las ciudades.

Hay que aprovechar estos actos para mejorar la ciudad entre todos los que consideramos que lo que se ha hecho es un atentado al colectivo. Pero el incivismo no solo se manifiesta en el patrimonio arqueológico, hay otros muchos comportamientos poco respetuosos con el colectivo, todos los que se alejen de la ciudad que queremos: una ciudad tranquila, sin ruidos en nuestras calles y plazas y con vecinos respetuosos con el descanso de los demás.Unas calles y unos parques limpios, sin papeles ni chicles ni excrementos de perros, donde se haga un buen uso de las papeleras. Una ciudad que priorice a los peatones antes que a los coches y facilite el paseo por nuestras calles y plazas, sin coches aparcados encima de la acera, en un paso cebra o en medio de un paseo. Una ciudad con sus paredes y fachadas, bancos y juegos infantiles, farolas y semáforos limpios y en perfecto estado, sin pintadas de grafitis, chicles o papeles pegados, ni carteles o adhesivos que las ensucien.

Desde el ayuntamiento y entre todos debemos fomentar los comportamientos cívicos. Para ello, todos tenemos que ser agentes activos en la promoción de los valores de convivencia y las normas de conducta, siempre respetando y haciendo respetar los diferentes medios que tenemos al alcance en nuestra ciudad: la Ordenanza municipal reguladora de la convivencia ciudadana, la Ordenanza municipal de Usos, Instalaciones y Ocupaciones en la vía pública, entre otros. pero… sobre todo nuestra educación.

A todos nos interesa colaborar activamente con nuestra ciudad, porque con el esfuerzo colectivo, la educación, el respeto y el civismo haremos mejor nuestro municipio, porque, en definitiva, Mérida es cosa de todos y casa de todos.

Acerca de MéridaComarca

Toda la información relacionada con Mérida y su Comarca

Ver todas las entradas de MéridaComarca →

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.