La emeritense, Cristina Cabaña participará en el Campeonato del Mundo de Judo

publicado en: Agenda, Deportes, Mérida | 0
Comparte esta noticia...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

La judoka emeritense del Judo Club Stabia de Mérida saltará al tatami de Budapest el próximo 31 de agosto en su primer Campeonato Absoluto del Mundo de judo

Tras una excelente temporada repleta de medallas internacionales, la judoka emeritense Cristina Cabaña ha sido convocada por la Federación Española de Judo para el Campeonato del Mundo Absoluto que se celebra en Budapest del 28 de agosto al 3 de septiembre. Su oro en el Open Continental de Túnez, las medallas de bronce en la Copa de Europa de Málaga y el Open Continental de Praga, así como el 7º puesto en el Grand Prix de México le han dado la llave para acceder a la cita máxima del judo mundial de la presente temporada.

Cristina, que actualmente entrena en el CAR de Madrid, es una de los doce deportistas seleccionados por la Federación Española que se desplazarán a Hungría. Para ella, será este su primer Campeonato del Mundo, al cual acude como número 1 nacional de la categoría de -63 kg, así como la número 45 del Ranking Mundial en dicho peso.

La judoka extremeña ha demostrado estar a la altura de una convocatoria de tal calibre, pues ha pasado todo el verano preparando este campeonato. A comienzos de julio estuvo en el Training Camp de Castelldefels, durísima concentración internacional a la que acudieron más de 700 judokas de primer nivel de todo el mundo. Tras esto, formó parte del equipo nacional femenino que pasó tres semanas en Japón invitado por la Universidad Internacional del Pacífico: una de las potencias judokas del país nipón. De vuelta a España, volvió a las instalaciones del Judo Club Stabia acompañada de su entrenador en el CAR de Madrid, el medallista olímpico Ernesto Pérez, para acabar de programar los entrenamientos hasta la cita mundialista junto a sus entrenadores Miguel Martínez y Manuel Amigo. Por último, sendas concentraciones del equipo nacional en Valencia y Madrid han servido de puesta a punto final a un verano para nada convencional.

Cristina encara su primera cita mundialista con la confianza que da el trabajo bien hecho. No en vano, su presencia en Budapest ya era un objetivo en sí mismo, siendo la segunda judoka en la historia del judo extremeño en lograrlo tras la actual Directora General de Deportes, Conchi Bellorín. El 31 de agosto será el día en que la emeritense salte al tatami húngaro sin ningún complejo, consciente de que nadie le ha regalado nada para hacerse un hueco en el lugar que hoy ocupa: entre las mejores del mundo.

Dejar una opinión