La Junta pedirá a la UEx que revise las medidas de custodia y organización de las pruebas de la EBAU

publicado en: Region pagina | 0
Comparte esta noticia...Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

EXTREMADURA EBAU


La consejera de Educación y Empleo, Esther Gutiérrez, ha anunciado en la Asamblea de Extremadura que va a pedir a la Universidad de Extremadura (UEx) una propuesta de revisión de las medidas de custodia y organización de las pruebas de la EBAU para que pueda ser discutida en el seno de la Comisión Organizadora de la prueba.


“Una revisión pormenorizada, acorde con la normativa actual. Por eso, hay que pedírsela a la universidad y, si es necesario, se le dará soporte en la normativa regional”, ha explicado la consejera.

Esther Gutiérrez ha recordado que la EBAU es voluntaria. No sirve para otorgar el título de Bachillerato, pero sí es obligatoria para el alumnado que quiere acceder a la universidad a estudiar un grado. Por ello, son las universidades españolas las que siguen organizando las pruebas de acceso a la universidad, como se detalla en la orden ministerial que define las características generales de las pruebas de acceso a la universidad.

Ésta dice literalmente que “las universidades asumirán las mismas funciones y responsabilidades que tenían en relación con la Prueba de Acceso a la Universidad (PAU) que se ha venido realizando hasta el curso 2016-2017”.

Esa normativa del Ministerio de Educación da pie a que la Junta de Extremadura, a través de una orden autonómica, defina la colaboración entre la Consejería de Educación y Empleo y la Universidad de Extremadura a través de una Comisión Organizadora de la EBAU.

En este órgano, donde hay representación del profesorado y de expertos educativos y de la universidad pública, la presidencia le corresponde al rector de la UEx o persona en quien delegue. Esa persona que preside el órgano nombra, a su vez, a un secretario o secretaria, que debe ser profesorado de la universidad.

La consejera ha detallado las funciones de la Comisión Organizadora de la EBAU donde la persona que desempeñe el cargo de secretario o secretaria es la que realiza las funciones de coordinador general de la prueba y, por tanto, presenta los exámenes entregados por los coordinadores de las distintas materias.

“Estos exámenes son entregados en formato físico y digital en su sobre correspondiente, pero nunca por vía electrónica. Los exámenes se sortean y se asignan en las distintas convocatorias. Se comprueba que no existen errores formales y se trasladan al presidente del Tribunal Calificador para que custodie y fotocopie los que correspondan a cada convocatoria llegado el momento. En este preciso instante del 18 de mayo acabó la labor de la Comisión en la preparación de las pruebas de la EBAU en 2018”, ha detallado la consejera.

Esther Gutiérrez, que ha repasado la cronología de los hechos que determinó que un error humano, según la información aportada por la UEx, fue el desencadenante de que se violara la custodia de los exámenes, ha recalcado que “el eslabón de la cadena de custodia que se rompe está claramente residenciado en la universidad”. Ante esto, la consejera le pidió al rector de la UEx una solución inmediata y le ofreció la colaboración de la Junta de Extremadura “en lo que estuviera en nuestro alcance, pero la responsabilidad sobre la organización de estas pruebas corresponde a la universidad y son ellos los competentes para proporcionar las distintas soluciones”.

En este sentido, la consejera ha defendido las soluciones adoptadas, recalcado que lo importante siempre ha sido garantizar la igualdad de oportunidades, salvar la reputación del resto del proceso de la EBAU y de la Universidad de Extremadura y, sobre todo, salvar la reputación de los alumnos.

“Que ninguno de ellos pueda llevar nunca la marca de que obtuvo la nota en una prueba cuya custodia falló. Muchos de estos alumnos optarán por otras universidades y no podemos permitir que sean señalados por algo de lo que no tienen culpa alguna”, ha destacado la titular de Educación y Empleo de la Junta de Extremadura.

En su comparecencia, Esther Gutiérrez ha defendido el papel que para la historia de Extremadura representa la UEx, pues “una de las mejores cosas que tiene este país y esta región es su universidad. Por eso, respetamos su autonomía” y ha destacado el importante esfuerzo que el actual equipo de la Junta de Extremadura ha demostrado a favor de esta institución en los casi tres años de gobierno.

“En lo que va de legislatura, este compromiso con la universidad se ha traducido en un aumento de la financiación de 14 millones de euros, y lo más importante, una subvención nominativa que ha pasado de 87 a 92 millones de euros al año, 92 millones consolidados”.

En este tiempo, la Junta de Extremadura ha devuelto a los empleados de la UEx la paga extra suprimida a los empleados públicos en 2012 por el Gobierno nacional; ha impulsado el pago fraccionado de la matrícula universitaria en diez plazos; ha introducido el criterio de renta a las becas complementarias para que el reparto de las cuantías fuera más justo y, entre otras acciones, ha dado el impulso definitivo para que el proyecto de la nueva Facultad de Medicina pase de ser una promesa a un hecho.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.