“LA NUEVA POLITICA, EL MISMO PERRO CON DISTINTO COLLAR”

publicado en: JUAN CARLOS PERDIGÓN, Opinión | 0
Comparte esta noticia...Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Juan Carlos Perdigón

Concejal PP Ayuntamiento de Mérida


Corría un 12 de junio de 2015 cuando la nueva cara de la nueva política emitía su discurso de investidura, como esperábamos, bonitas palabras, objetivos y compromisos todos vacíos de intenciones. Leía lo que le escribieron y no se lo creía ni el ponente. Decía en su discurso de investidura que no tenía miedo a la crítica y que el diálogo y la participación serían los ejes de su mandato, acaba la legislatura, este es el último año y los ejes están oxidados por el desuso, la nueva política no cuela, sólo existe la buena y la mala política.

Osuna ha estado tres años “a verlas venir”, navegando a la deriva y sorteando los arenales para no quedar “VARAdo”, tres años “en blanco” donde el diálogo, la búsqueda de acuerdos, la participación de las fuerzas políticas y el trato cordial han brillado por su ausencia, tres años de enemistades manifiestas con todos los grupos, llegando a veces a conductas vejatorias, desdenes continuos, lamentablemente no sólo con los grupos políticos, sino también con sus trabajadores y justo a un año de las siguientes elecciones, consigue cerrar un acuerdo con el resto de grupos políticos de la izquierda, el tripartito evitado se ha hecho inevitable y del sor paso se ha pasado a la trigésima novena reconversión de la izquierda española, los de la nueva política vuelven a la época de los romanos.

Felicito a la nueva cara de la mala política, ha conseguido su objetivo, a costa de evidenciar que ha mentido, pues ni habla con el principal partido de la oposición para ver los presupuestos ni cumple sus compromisos, sinceramente esperaba lo contrario, fue la única cosa buena que tuvo para mi perder unas elecciones, que los ganadores eran gente joven y pensaba que abierta, humilde y con ganas de hacer cosas positivas por Mérida contando con todas las ideas y propuestas que pudiesen beneficiar a los vecinos, viniesen de donde vinieran, iluso de mi, “la zorra cambia de pellejo pero no de costumbres”. Que este acuerdo de toda la izquierda de Mérida es una estrategia electoralista es tan evidente como que a la firma de los acuerdos no se tenía borrador de presupuestos, no se tenía la liquidación del 2017, no se tenía comunicación del Ministerio de Hacienda, no se tenía ni se sabía nada en relación al posible superávit, se firmó para la escenificación teatral, se firmó para aunar votantes, se firmó, porque para ellos, siempre será mejor que gobierne cualquiera de la izquierda, por muy descabellada que sea su propuesta o por muy nefasta que haya sido su gestión, antes de que pueda hacerlo cualquier otra opción más centrista. Por lo tanto, tal y como pasara en las pasadas elecciones nacionales, ya sabemos todos que votar a uno de estos tres será votar quizá al otro de estos tres o al otro, no sabes donde acabará tu voto, ¡¡ lo tenemos claro !! ¿no?

Bien, a los dos firmantes que suman cuatro concejales les pregunto:
¿cómo en los acuerdos no está la municipalización del Mercado de Calatrava? ¡¡tan criticado por IU y Podemos!!; ¿cómo en los acuerdos no está la redacción para unas bases limpias en los Planes de Empleo Sociales y Experiencia? ¡¡tan criticado por IU y Podemos!!; ¿cómo en los acuerdos no está la remunicipalización de la empresa de transportes urbanos y la re-incorporación de los trabajadores despedidos por Osuna? ¡¡tan criticado por IU y Podemos!!; ¿cómo en los acuerdos no está la re-incorporación de los trabajadores municipales de la Banda Municipal de Música despedidos por Osuna? ¡¡tan criticado por IU y Podemos!!; ¿cómo no está en los acuerdos llevar a efectos, de forma efectiva, las propuestas que han hecho estos dos grupos en los plenos y que ha día de hoy siguen sin aplicarse?; ¿cómo no está en los acuerdos presionar al ejecutivo autonómico para que se invierta en Mérida? ¡¡tan criticado por IU y Podemos!!; ¿cómo no está en los acuerdos la mejora del Centro Universitario de Mérida, el mantenimiento de Topografía, Geomática y la exigencia de contar con una residencia universitaria pública? ¡¡propuestas del Partido Popular aplaudidas por IU y Podemos!!; ¿cómo en los acuerdos no está el AVE, el Camalote, la mejora del pésimo servicio regional de ambulancias, las deficiencias del Hospital de Mérida, la bajada de sueldos de altos cargos del Ayuntamiento, la reducción de los sueldos de los concejales, la reducción del número de liberados, la mejora de las condiciones de los funcionarios, la diligencia en la aprobación de las rentas básicas, la exigencia de inversión regional de un millón de euros en viviendas sociales y un largo etcétera? ¡¡ temas que han centrado las reivindicaciones de estos cuatro concejales !!

Pues todos estos temas no están en los acuerdos, porque realmente no les interesa y porque son cuestiones de bastante transcendencia que no se podría justificar su incumplimiento, mientras tanto cierran acuerdos para la remunicipalización del servicio de limpieza de edificios, contrato que acabó el nueve de abril; hablan de mejorar el servicio de autobuses urbanos, cuando el propio PSOE alertó a la ciudadanía de que no podían hacer otra cosa, ahora parece ser que sí; pues aquí sólo caben dos opciones, o han engañado a los vecinos o están engañando a los que firman el acuerdo y por último, cierran acuerdos que suenan muy bien pero que no se puntualiza su materialización y su importe, vamos, algo así como el programa que la nueva política presentó a las elecciones de 2015, literatura sin contenido, sin puntualización en los proyectos, proyectos intangibles e incuantificables. Ya les adelanto yo una cuestión, cuando no lo puedan cumplir, ¿saben ustedes de quien será la culpa?….. Pues si han acertado, del PP, de Rajoy y de Montoro, llegado ese momento, volveremos a ver la verdadera implicación de la izquierda en los problemas de los vecinos.

Dejar una opinión