“LA REGENERACIÓN ÉTICA Y MORAL DE LA POLÍTICA ES POSIBLE”

publicado en: AGUSTÍN PLAZA | 0
Comparte esta noticia...Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Agustín Plaza Aguado


Con motivo de un reciente evento familiar , he tenido ocasión de ver en la mesa presidencial a nuestro Presidente autonómico y a nuestro consejero de Sanidad , entre otras personalidades del gremio médico , debo reconocer que me impresionó la magnífica imagen que de ambos dieron sus colegas de profesión , mi opinión personal y política de ambos es por todos conocida , en lo personal son “buena gente” y en lo político el primero ha superado a su antecesor y el segundo va camino de , como mínimo, igualar al primero .

Intentando que la emoción del acto no me bloqueara los sentidos, una reflexión me acudía de forma reiterada: que necesidad tienen estos dos, de verse machacados y vapuleados por muchos insensatos e incultos, cuando en su profesión estarían muy reconocidos y además ganarían mucho más dinero con menos disgustos!!!

Sin duda, el problema es que probaron el “veneno” de la política, a lo que se añade algo que por su profesión ya tenían asumido, el “servicio a los demás”, con lo que el cóctel estaba servido.

A partir de esa reflexión, otras salían de forma encadenada, pues si es cierto que a todo político le gusta satisfacer el ego, sentirse querido, respetado y sentir el placer que debe suponer eso que llaman la “erótica del poder”, no es menos cierto que de un tiempo a esta parte es la actividad más denostada y criticada, que tampoco tiene en la remuneración un atractivo especial.

Pero después de ese primer pensamiento , y tras una reflexión partiendo de nuestra realidad regional, acabo concluyendo que menos mal que están ellos y otros como ellos , que además de ser personas formadas , brillantes en su actividad profesional , entregados a la causa de la cosa pública y por encima de todo buenas personas , son económicamente libres , están en política perdiendo dinero y por vocación o conciencia, no por defender un sueldo , situación que considero peligrosísima y causa de gran parte de los problemas de imagen que arrastra la clase política .

Esto supone una doble carga para ellos, pues además de gobernar bien, son la esperanza de que la regeneración ética y moral de la política es posible, y más desde una visión socialista.

Son personas como el Presidente Guillermo y el Consejero Vergeles ( pese a la campaña que sufre por las huestes del peor consejero de Sanidad de la historia , el Sr Carrón y sus acólitos) quienes pueden conseguir que el PSOE abandere medidas de regeneración que vuelvan a hacer de los políticos personas normales , sin prebendas de pensiones o sueldos vitalicios , sin sueldos más elevados que los que tenían Antes de ocupar cargos públicos , sin puertas giratorias , controlando viajes y gastos por desplazamientos y residencias , revisando el uso de coches oficiales , en definitiva conseguir que la “clase política “ pierda tal condición para integrarse en la sociedad.

Si el PSOE consigue hacerlo volverá a encontrarse con esa masa social que le concedió tantas mayorías en nuestra historia reciente, la explicación es sencilla: la sociedad votaba a quien le aportaba una ilusión por un futuro mejor, pero desde un entorno sociológico con quien se identificaba y compartía formas de vida.

Rematando el evento, el diagnóstico estaba claro, el tratamiento también, mézclense unos buenos políticos, que a su vez sean mejores personas, liberadas de hipotecas salariales, agítense ética y dignidad, distribúyase en dosis regionales para ir ampliando al resto de España, los resultados serán espectaculares a medio plazo y cambiarán la sociedad a largo plazo.

Caso de no tomar la medicina el paciente (PSOE) no tardará mucho en aparecer en las esquelas de la prensa nacional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.