LA VUELTA AL COLE

publicado en: CIUDADANOS, Opinión | 0
Comparte esta noticia...Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Juan Barquilla

Portavoz de Ciudadanos Mérida


Mes de septiembre, parece que todo el mundo se pone el turbo; empresas, administraciones, políticos y gente de a pie. Nuevo curso y muchos propósitos de enmienda.

Nuevo curso para los peques en los colegios, con el gran sacrificio para un altísimo porcentaje de familias con niños en edad de escolarización. Libros, ropa, colegios, extraescolares y un largo etcétera. Familias que ven como cada año el desembolso en material escolar empieza rozar lo vergonzosamente elevado.

Toneladas de libros, temarios y diversificación que cada autonomía va moldeando a golpe de tendencias, preferencias de los partidos que gobiernen y de géneros y “géneras”.

En próximos días, Ciudadanos, presentará en el Congreso una proposición de ley para garantizar la gratuidad de los libros de texto para todas las familias españolas tengan derecho a que sus hijos accedan a la educación pública sin que los libros sean una barrera.

Garantizando así, que las políticas públicas corrijan las posibles dificultades que la población se encuentra a la hora de acceder a los servicios públicos y que en la escuela pública no haya ninguna barrera de acceso a la educación.

Tenemos un sistema de escuela pública y no puede haber otros gastos que supongan una barrera del derecho de acceso universal y gratuito a la educación. Beneficiará a todos los alumnos, sin importar su renta, durante la educación obligatoria.

Ahora querido lector, viene la pregunta del millón…
¿Saldrá adelante esta propuesta?

El deseo lógico y lo que esperamos de una sociedad adulta y madura es que sí. Pero, desgraciadamente, como infinidad de veces comprobaremos como propuestas que buscan la garantía de nuestros derechos y el bien general, se quedan en el camino. Con una serie de excusas por parte de otros partidos que rozan la indignidad.

Acaba de suceder, tras el caso del master de la Ministra de Sanidad, Carmen Montón. Antes fueron Cifuentes y Casado.

El bipartidismo poniéndose de acuerdo para vetar la proposición de ley de Autonomía de Universidades, en virtud de la cual se obligaría a hacer públicos los trabajos fin de máster y las tesis doctorales, creándose una Alta Inspección Educativa del Estado.

Aún con la dimisión de Carmen Montón y la incertidumbre de qué ocurrirá con Pablo Casado, este último contra las cuerdas, la imagen de la Universidad Española está manchada y miles de conciudadanos que si pagaron su master, y se lo curraron para aprender y mejorar en su vida laboral, se encuentran ahora con unos títulos desprestigiados.

¡Qué fatigoso tiene que ser defender el bipartidismo por parte de los políticos honrados que si quedan en PP y PSOE!

Recién iniciado el nuevo curso político, cuán difícil va a ser, para ciertos políticos de la vieja escuela, hablar y no reconocer públicamente que ya no creen a pie juntillas en sus partidos o acallar las vergüenzas que a diario inundan los titulares de prensa. Todo acrecentado por unas elecciones municipales y autonómicas a la vista en apenas siete meses, y con unas elecciones generales a la vuelta de la esquina.

Son incongruencias del “bipartidismo”. Pertenecer a unas estructuras corrompidas e intentar vender un mensaje fresco y nuevo. Aunque, cara para eso tienen algunos. Para eso y más.

Nuestro cometido, es ILUSIONANTE, viniendo de la sociedad civil, sin mochilas y sin ataduras, poder trabajar en proyectos de ciudades del s. XXI y una comunidad autónoma que solicita un gran cambio.

Extremadura tiene un problema de empleo, y ese debe ser el camino. La prioridad es crear empleo de calidad y para ello es indispensable contar con todos los actores involucrados con un plan específico de industrialización.
Una tierra que haga frente y coja el toro por los cuernos en la asignatura pendiente, desde hace ya varias décadas, que es la despoblación. Se solucionará con propuestas eficientes y de desarrollo real e innovación. Innovación es la solución.

En Mérida, se debe dar un salto cualitativo en el modelo de ciudad, en la que los ciudadanos sean los verdaderos protagonistas, en comunión con los distintos entes públicos y privados del entorno. Acercar la política a la calle, impulsar la participación ciudadana y apostar por un modelo de ciudad que tenga en cuenta y escuche a los ciudadanos.

MÉRIDA SERÁ LO QUE LOS EMERITENSES QUERAMOS QUE SEA.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.