“Las pérdidas a cierre de 2017 en Gisvesa son un 330% superiores a las registradas en 2016”

publicado en: Region pagina | 0
Comparte esta noticia...Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Los ‘populares’ estudian acciones parlamentarias y extraparlamentarias para aclarar este “mangoneo”

El portavoz del Vivienda del Grupo Parlamentario Popular en la Asamblea de Extremadura, José Ángel Sánchez Juliá, ha revelado un escándalo de “enchufismo socialista” en la empresa pública Gisvesa que, según ha informado, a cierre de 2017 está en una situación de “quiebra” con un “agujero económico” que es un 330% superior al del ejercicio pasado.

En rueda de prensa en Mérida, Sánchez Juliá ha explicado que en lo va de legislatura, el GPP ha solicitado hasta en seis ocasiones a la Junta de Extremadura, concretamente a la Consejería de Sanidad y Políticas Sociales, la información relativa a las contrataciones, encargos y encomiendas de gestión realizadas a Gisvesa, obteniendo siempre el “silencio” como respuesta.

“Ayer tuvimos la respuesta al porqué de tanto oscurantismo”, ha dicho el portavoz de Vivienda ‘popular’, quien ha señalado que su grupo ha tenido acceso a un listado de encomiendas realizadas entre los años 2016 y 2017 por parte de la citada consejería. En dicho listado, ha detallado que, de las 41 encomiendas realizadas, 19 corresponden a personas con “claras” vinculaciones al Partido Socialista de Extremadura.

“EXCARGOS Y AMIGUETES”

Entre los nombres de esa lista de “excargos socialistas” y “amiguetes”, Sánchez Juliá ha citado a Francisco Saavedra Santos, exdiputado autonómico; Concepción Cáceres, concejala en Talayuela; Vanessa Macías, primera teniente de alcalde en Navas del Madroño; o José María Paredes; coordinador de IS-PSOE en Mérida.

Igualmente, se ha referido a José Antonio Pajuelo Casado; concejal en Badajoz; Noelia Durán Galapero; exjefa de gabinete de la Consejería de Presidencia; Juan Carlos Jiménez Parejo, concejal en Zorita; Andrés Licerán González, concejal en Cáceres; Ana Isabel Pérez, exalcaldesa en Valverde del Fresno y hermana de la diputada Eva Pérez; o Javier Sevilla de la Montaña, exjefe de gabinete de Carmen Heras, entre otros.

Sánchez Juliá ha aclarado que todas estas “colocaciones” no son para puestos de personal de confianza, sino que se trata de contrataciones en una empresa pública que el Tribunal de Cuentas señala que “deben regirse por los principios de igualdad, mérito y capacidad”.

“Mientras los méritos de los profesionales sanitarios en clínicas privadas no cuentan para la Junta”, para ocupar un puesto en una empresa pública “lo único que cuenta es el carné del PSOE” que es el que “abre todas las puertas, otorga plazas y decide quién trabaja y quién no”, ha comentado.

El portavoz de Vivienda del GPP ha calificado de “bochornoso” que el dinero de los extremeños “esté al servicio de unos pocos privilegiados” y ha lamentado que “nada ha cambiado en las maneras de un partido que ha gobernado durante más de 30 años” esta región y ha recordado, en esta línea, otros “episodios de vergüenza” como los casos Feval, Orquesta de Extremadura o Festival de Teatro Clásico.

“QUIEBRA” DE GISVESA

Sánchez Juliá ha criticado que la utilización de Gisvesa como “agencia de colocación del PSOE” ha supuesto además la “quiebra” de la empresa pública dedicada a la gestión de infraestructura, suelo y vivienda de Extremadura. “Las pérdidas a cierre de 2017 en Gisvesa son un 330% superiores a las registradas en 2016”, ha detallado.

En esta línea, ha reprochado al Grupo Parlamentario Socialista la enmienda que ha registrado a las PGEx18 para la adquisición de acciones y participaciones del sector público por un importe de 1,6 millones de euros que, a su parecer, encubre el “rescate” de Gisvesa. “Esta cuantía cuadra perfectamente con el agujero económico de 2017 en Gisvesa, más el gasto necesario para el personal en 2018”, ha explicado.

“El GPP va a votar que no a este abuso”, ha avanzado Sánchez Juliá, quien se ha interesado por conocer la postura del resto de grupos de la oposición, especialmente la de Podemos, como socio del PSOE en los presupuestos de 2018. Así, ha preguntado si “van a ponerse de perfil”, como hicieron en la propuesta para la reprobación del consejero de Sanidad y Políticas Sociales por “ocultar información, mentir y aprovecharse de los recursos públicos”.

“Esto es un escándalo parlamentario, por la ocultación de información; es un escándalo de gestión, por la quiebra de Gisvesa; y es un escándalo de abuso, por la colocación de amiguetes socialistas”, ha reflexionado y ha exigido al presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, que dé explicaciones sobre este asunto del que es “consentidor necesario”.

En todo caso, Sánchez Juliá ha informado de que el PP está estudiando toda la información que ha recibido y está valorando todas las acciones parlamentarias y extraparlamentarias posibles para aclarar este “mangoneo”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.