LOS DEPORTISTAS Y LA DERIVA NACIONALISTA CATALANA

publicado en: FÉLIX PINERO | 0
Comparte esta noticia...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Félix Pinero

Periodista y escritor


 

            Las declaraciones efectuadas por el campeón del Abierto de Estados Unidos, Rafael Nadal (Manacor, Mallorca, 1986), a su llegada a Palma, en la que defendió su postura sobre el referéndum catalán, han levantado ampollas entre los soberanistas opuestos a todos aquellos que no sean partidarios de sus tesis. El gran campeón español afirmó que “no veo a España sin Cataluña, al menos no me gustaría verla. Entiendo que juntos somos mejores y más fuertes, no por separado, y ojalá que así podamos seguir para siempre” y añadió que “es necesario hacer sentir a Cataluña que el resto del país quiere a Cataluña y quiere que siga siendo parte de España” (Véase htpps://elpais.com/deportes, de 12/092017).

            La recurrencia a deportistas famosos, intelectuales o artistas para que apoyen determinadas causas ha sido siempre una constante de la clase política en cualquier régimen o situación; pero no siempre llueve a gusto de todos y las ideas no pueden imponerse; deben debatirse, en todo caso, y cada cual expresar libremente sus opciones, como en toda democracia y Estado de Derecho, con sujeción a las leyes.

            El Fútbol Club Barcelona pasó de ser algo “més que un club” (más que un club) a un símbolo y marca de Cataluña. El suizo Joan Gamper (Wintertur, Suiza, 1877; Barcelona, 1930), su fundador, no solo le salvó de una muerte segura en 1908, sino que le convirtió en un club catalanista para defender la identidad catalana, reflejada en 1918 cuando se adhirió a la petición de un estatuto de autonomía para Cataluña (véase Wikipedia). En la actual situación, el club ha ido más allá, no solo permitiendo que en su graderíos figuren desde hace varios años pancartas como “Catalonia is not Spain” (Cataluña no es España) y oponiéndose a promover en los espacios asignados el conocido lema turístico “Visit Spain” (Visite España), sino yendo más aún en su partido inaugural de la Champions (Liga de Campeones de la UEFA)) contra la Juventus el pasado martes 12, al autorizar dos pancartas con las siguientes leyendas: “SOS democràcia” y “Welcome to the Catalan Republic” (Bienvenido a la República Catalana) (www.libertaddigital.com, de 109/2017) para que pudiera verse en todo el mundo… No sé de qué se reía tanto Bartomeu, presidente del Barça, tratando de explicarle al presidente de la Juve, Andrea Agnelli, lo inexplicable…

            El pistoletazo de salida de este apoyo del club al proceso soberanista, ahora dirigido por el cacereño Alberto Valverde (Viandar de la Vera, Cáceres, 1964), exjugador y entrenador de los dos clubes de Barcelona, llegó con su adhesión a la campaña para convocar una consulta sobre la independencia de Cataluña el pasado mes de mayo, acogida por el presidente Puigdemont con el siguiente tuit “La democracia nos hermana.” (véase agencia efe, del 06/05/2017).

            Algunas de las figuras del deporte español se han definido como claramente independentistas, contrarios a la independencia o equidistantes… Pep Guardiola (Sampedor, 1971), exentrenador del Barça y actual entrenador del Manchester City y estrella invitada del primer acto que celebró el independentismo catalán, defensor de la secesión, leyó un discurso en catalán, castellano e inglés, en el que defendió el derecho a decidir por el futuro de Cataluña. Tras la posición del Barcelona, el foco se centró en el central culé Gerard Piqué (Barcelona, 1987), que mostró tácitamente su apoyo a la consulta, aunque matizó que “estamos en un mundo tan global que ponerse en un sitio o en otro es perder el tiempo”, y concluyó: “No tiene nada que ver estar a favor del referéndum con estar a favor de la independencia.” Mireia Belmonte (Badalona, 1990), una de las leyendas de la natación española, no deseaba opinar sobre el asunto, aunque manifestó: “Siempre digo que Cataluña es España”. (Véase www.elconfidencial.com, de 12/09/2017).

            Los hermanos Pau y Marc Gasol (Barcelona, 1980, y Barcelona, 1985) ya hicieron público su apoyo a la consulta años atrás. Pau volvió a hacerlo este verano, mostrándose partidario de votar. Ona Carbonell (Barcelona, 1990), capitana del equipo nacional de natación sincronizada, ha mostrado su ilusión de defender, “como siempre he hecho desde hace ya diez años, a la natación española” y “estoy orgullosa de representar lo mejor que puedo al deporte español y catalán en la élite mundial” (Véase www.elconfidencial.com, de 17/09/2912).

            Sin embargo, hay una mayoría no tan silenciosa de famosos catalanes contra la independencia, como Márc Márquez (Cervera, 1993), que defiende sentirse catalán y español. “Soy catalán porque vivo en Cataluña, pero me siento español, porque está dentro de España.” Cesc Fábregas (Areyns de Mar, 1987) afirma: “Me siento catalán como el que más, pero miro mi pasaporte español y soy español, y estoy orgulloso de jugar con mi selección”. Un referente del barcelonismo que marcó una época en el Barça, ya fallecido, Johan Cruyff (Amsterdam, 1947; Barcelona, 2016), dejó escrito en su libro “La Autobiografía” su opinión sobre una eventual separación: “En caso de secesión dividiría al pueblo. ¿Es eso lo que buscan?” y más aún se mostró contrario a las polémicas pitadas al Himno Nacional durante la Copa del Rey: “Pitar el Himno Nacional es una desgracia absoluta y total, además de una falta de respeto.” (Véase www.elconfidencial.com, de 12/09/2017).

            Ni siquiera se creen que los equipos de fútbol, y el resto de deportes, pueden quedarse fuera de la Liga española, como así sucedería, y ha afirmado en repetidas ocasiones el presidente de la Liga de Fútbol Profesional (LFP), Javier Tebas, quien ha declarado: “Si esto avanza, los clubes catalanes no podrán jugar la Liga española. El Barça no podrá elegir dónde jugar si hay proceso independentista.” (Véase https://elpais.com/deportes, de 09/09/2017).

 

Dejar una opinión