“LOS ENCANTADORES DE SERPIENTES”

publicado en: PATXI MEZO GARCÍA | 0
Comparte esta noticia...Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

paxiPatxi Mezo García


Hay más tontos que botellines.

Ese es uno de los apartes que Carlos Herrera suele hacer en alguno de sus editoriales mañaneros. Y aunque no resulte original, debo hacer mía esa afirmación.

Es más, puestos a hacer Proposiciones no de Ley necias, propongo una que seguro que tiene más sentido que la propuesta realizada por su Señoría Dña. María Pita de hacer de nuestras Islas Canarias “Zona de Paz”. No sabía qué estaban en guerra, perdonen mi ignorancia, pero lo que sí sé es que nuestras islas están rodeadas de países que no están gobernados precisamente por Hermanitas de la Caridad y qué cuando aprobáramos esa ley pondríamos una gran pancarta en el Teide que rezase: “queridos vecinos, por favor, no se les vaya la olla a ninguno que nosotros somos zona de paz y no tenemos ejército”.

La proposición que yo planteo es la de establecer un cupo máximo de tontos en España y en concreto en el Congreso de los Diputados.

Empiezan a erizárseme el pelo solo de ver qué pensamientos me fluyen últimamente.

En primero de estos pensamientos es el de que comienzo a creerme que afortunadamente vamos a tener elecciones nuevamente y esta minilegislatura se termina. Jamás imaginé que este pensamiento pasaría por mi cabeza y que mucho menos lo consideraría un alivio.

Seguimos con los pensamientos que para mí eran imposibles y me vuelvo a estremecer cuando me asalta la idea de que lo mejor que nos puede ocurrir es que nos gobierne un partido que está manchado con la suciedad de la corrupción. Pero realmente y visto lo visto, considero que es así, es lo mejor que tenemos en el establo.

Pero ante esto empiezo a temblar cuando analizo lo que ha ocurrido durante estos meses y comienzo a temer que la hipnosis y la amnesia en la que los votantes tanto del PSOE como de Podemos y Cia. están sumidos siga latente.

Es digno de estudio todo lo que ocurre con estos dos partidos y por más que le doy vuelta y trato de analizarlo no consigo buscarle una explicación con cierta lógica. A lo más que llego a razonar es que a los amigos Pedro y Pablo solo les falta el turbante en la cabeza para ser los mejores encantadores de serpientes del mundo.

¡Hombre! De Pablo no me extraña mucho visto las relaciones con Irán, algo de eso habrá aprendido. Pero parece ser que éste se ha dedicado a darle clases particulares a Pedro.

Entre los dos han conseguido qué sus votantes se olviden de que son subvencionados por Irán, por Venezuela, que son amigos del “hombre de paz” Otegui, de que durante estos meses lo único que han promulgado tanto en el Congreso de los Diputados como en los Ayuntamientos que gobiernan son leyes necias, que no resuelven nada, excluyentes, dictatoriales y muchas de ellas buscando el hedonismo. Han conseguido que el apoyo a todo eso sea bueno y que la idea de hundir a España y dividirla con un programa político irreal, imposible de cumplir y populista, se diluya como un azucarillo en un café. Y lo qué más me asombra es la guinda de este encantamiento: “todo eso es ser mejor y me da más legitimidad que robar”.

 Solo espero que los votantes de estos dos partidos despierten de ese sueño hipnótico y por el bien de todos los castigue. Y no hablo de votar al PP, no vaya a ser que alguno piense que hago campaña para ellos, simplemente votando en blanco.

Mientras tanto, esperemos que los días pasen pronto y que celebremos esas nuevas elecciones que jamás pensé desear.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.