“Nuestra charca, ¿qué pasa con Proserpina?”

publicado en: Opinión, RAMÓN CARBONELL | 0
Comparte esta noticia...Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

RAMÓN CARBONELL

Portavoz Merida Participa -Podemos Ayto de Mérida


A much@s nos gusta pasar un buen rato en la charca, cenar en los chiringuitos o tomar algo con la familia, amistades, etc, darnos un chapuzón o pasar el día en Proserpina. No son pocas y de diversa índole las quejas que durante años se han sucedido sobre el estado de nuestra charca, comenzando por la limpieza del camino perimetral peatonal, los accesos y los pavimentos, las luces que se averían continuamente, la poca atención a los vecinos y vecinas de la zona por parte de las instituciones teniendo calles sin asfaltar y una larga lista de problemáticas a la que este año se le añade la eliminación de la línea de autobús a Proserpina durante los meses de verano.

Pero por abordar una parte concreta, empecemos hablando de la limpieza usando una frase popular: “no es más limpio el que más limpia si no el que menos ensucia”, es cierto, que como vecinas y vecinos de Mérida tenemos que cuidar nuestro entorno y nuestro patrimonio: no arrojando basura, latas, colillas, etc., esto incluye por supuesto nuestra charca. Si a esta falta de civismo le añadimos la prácticamente inexistente limpieza por parte de los servicios municipales en zonas de esta zona de la ciudad, nos encontramos el resultado que conocemos: unos caminos llenos de cristales, latas vacías, etc.

Son también muchos los vecinos que se quejan de la falta de atención por parte de las instituciones a sus demandas para mejorar su día a día y tener los mismos derechos que el resto de la ciudad, ya que cumplen con los mismos deberes. Reclaman mejoras como el asfaltado algunas calles, mejora en el alumbrado público, limpieza y poda de la vegetación, mejora en las carretas de acceso, quitando las malas hierbas que eliminan visión, mejorar el segundo acceso que se encuentra lleno de socavones, y una larga lista de propuestas que deben ser escuchadas.

Sobre el disfrute de Proserpina este año tenemos la problemática añadida que tras el contrato firmado por el Partido Popular con Vectalia, ha sido eliminada la línea especial de autobuses que durante los meses de verano acercaba la charca a los y las emeritenses. Suponiendo la eliminación de esta línea una barrera más para acercar Proserpina a Mérida, y aumentando el distanciamiento entre esta zona y la ciudad. Cuestión que sólo se puede revertir luchando por unos transportes públicos y defendiendo la importancia de la gestión pública de los servicios para que estas cosas no vuelvan a suceder.

Por último, sobre la propuesta de hacer una playa artificial en Proserpina, no va a revitalizar la zona si previamente como institución no se ha cuidado, ni prácticamente invertido durante los últimos años, no se pueden proponer mejorar nuestros espacios para el turismo sin cuidarlo para nuestras vecinas y vecinos, y esto pasa por asfaltar las calles, revisar la limpieza y los servicios que llegan a esta zona y escuchar periódicamente las demandas de las personas que allí residen. Y sobre todo, mantener limpio y cuidado un entorno que es del disfrute de todos y todas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.