POR TODA LA ESCUADRA

publicado en: Opinión, RAFA ANGULO | 0
Comparte esta noticia...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Rafa Angulo

Periodista


 

Salgo de abonarme al Mérida (3 de Tribuna y 1 de grada animación, “totá” tres meses sin cenar por toda la escuadra) y en el Fondo Norte del Romano José Fouto (Pepe en lo sucesivo, estamos entre socios) me está esperando el Pelín con la bufanda de las Legiones flotando sobre lo que en circunstancias normales debería ser un cuello mientras tararea “Mi amor entero es de mi novia Popotitos”, himno que con modificaciones quiere proponerle a Dani Martín como oficial del club (hartito del romanito). “Hombre, Angulo el defenestrado, dónde vamos”. “Al Nevado, Pelín, a pulsar el ambiente dado que allí pasas desapercibido y, además, no estoy defenestrado sino despedido”. “¿Ah, pero no es lo  mismo?”.

Como la experiencia me dice que con los fantasmas no vale ni la ironía ni el sarcasmo, cambio de tema y le comento: “Te has salido con la tuya Pelín y hemos fichado a un negrito, verás que contento se pone Juanito Onda Cero Romero”. Todo viene a cuento de la amargura del Pelín por aquel granuja conocido como O petardo do Brasil que no dio ni una sobre el césped; Pelín abogaba por que la mancha de mora con otra se quita y exigía otro negro para reparar al cantamañanas aquel y acabar con el gafe. “Sus piernas son como un par de palillitos”, tararea, mientras cita a Kiu como aportación Marara para esta temporada, “Sólo nos falta fichar a uno saliendo del vestuario” y formamos un equipo mediático, dice esbozando algo parecido a una sonrisa. Le recuerdo a Pelín que tuvimos a Sunny que, por lo menos, iba a misa a San José: “Claro, tú a lo tuyo…”, me responde melancólicamente.

Su privilegiada posición levitando sobre el césped y sobrevolando las jugadas (como Bernardo) le hace un “cérrimo” cualificado, por lo que acudo a su predicción: Este Mérida no es un primor pero jugando vamos a dar pavor, tendremos gol (y no a balón parado) por eso yo a mi Mérida le doy mi amor. Vale, Pelín.

 

Dejar una opinión