RETRASOS DE LAS LINEAS DE TREN

publicado en: ARIAS Y RODRIGUEZ, Opinión | 0
Comparte esta noticia...Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Arias & Rodríguez

Abogados


Tratándose de un tema que toca tan de cerca en Extremadura, como es el retraso en la llegada de los trenes, hablamos de las indemnizaciones que pueden reclamarse cuando el horario previsto para el viaje no es respetado.

Con anterioridad al 2013, las líneas ferroviarias solo admitían abonar una indemnización si se trataba de un retraso o cancelación directamente achacable a su actuación, en cambio, a raíz de un sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea de 26 de abril de 2013 , así como a partir de 2015, la normativa general de la Unión Europea, obliga a estimar las indemnizaciones, incluso, por causa de fuerza mayor, como son las situaciones climatológicas adversas, incendios y limitaciones establecidas por el gestor de la infraestructura (Adif).

El reglamento del sector ferroviario recoge la obligación de indemnizar al viajero en caso de cancelación del viaje, interrupción del viaje, retraso o bien pérdida, sustracción o deterioro del equipaje. Así miso, RENFE amplia estas indemnizaciones con su <compromiso de puntualidad> de tal forma que, por ejemplo, en la Comunidad Extremeña el nuevo Talgo, Altaria, Intercity (LD) y Trenhotel, ante un retraso igual o superior a 60 minutos, deben devolver el 50% del importe del billete; si sobrepasa los 90 minutos, la devolución será del 100%. En cuanto a los de media distancia, si rebasa los 15 minutos, la indemnización consistirá en la restitución del 25%; cuando supere los 30 minutos, reintegrarán el 50% y si es superior a 60 minutos, restituirán el 100% del precio. El Regional Exprés y Regional, ante un retraso que sobrepase los 30 minutos, la devolución consistirá en el 25%; si supera los 45 minutos se reintegrará el 50% y se indemnizará con el 100% del precio si rebasa los 60 minutos.

El plazo máximo para reclamar es de 3 meses, en primer lugar, es esencial conservar el billete hasta el final del trayecto; ante retrasos, es recomendable tomar una fotografía de las pantallas informativas o de relojes existentes dentro y fuera del tren. En segundo lugar, depende de si se adquirió el billete pagando en metálico o bien a través de la página web.

Si se compró por ventanilla, tendrán que acudir, dentro de la propia estación, a la oficina de atención al cliente, a fin de solicitar una hoja de reclamaciones donde se aportará copia del billete y fotografías que acredite el retraso; si se compró por internet, en la propia web de RENFE, existe un procedimiento, muy simple, para solicitar indemnización consistente en la devolución del porcentaje correspondiente del billete adquirido.

Dejar una opinión