…Y QUIEN TIRA LA PRIMERA PIEDRA

publicado en: FRAN MEDINA CRUZ | 0
Comparte esta noticia...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Fran Medina Cruz


         Recordando unos de los libros más leídos y antiguos del mundo, entre sus parábolas podemos encontrar esta que habla un juicio social, una mujer adúltera acusada por unos hombres prominentes y ávidos de una justicia vengativa. Un hombre, arbitro y testigo de todo aquel sistema cruel, llamado Jesucristo dijo “que arroje la primera piedra quien esté libre de culpa”. El castigo era la lapidación. Y se alejaron los acusadores empezando por los más ancianos, a sabiendas de que ninguno, por sus actos era merecedor de ser juez ni de impartir tales medidas de justicia.

         Ahora los unos, los que se consideran libres de culpa y con derechos a lanzar la primera piedra utiliza ese mismo poder para crear, no sin razón, pero si con saña, escarnio publico amparado en un supuesto delito. No digo que se debe pasar la mano por la cara y mirar para otro lado, lo que digo es que desde hace ya mucho tiempo en nuestro sistema político es normal la falta de talante, falta respeto, y sobre todo falta ética. La cual utilizan como arma arrojadiza sobre un enemigo ideológico que les hace peligrar sus cómodas vida publicas, regaladas con dinero publico y al amparo de una democracia que no es tal. Y la cual esquivan cuando el mal ético habita entre sus propias filas, ya sea dentro del seno propio o amigo de partido.

         Ningún partido político, ya se llame PP, PSOE, Cs, o Podemos posee esa ética política para ser juez que someta a escarnio publico a un adversario. Ningún partido esta libre de pecado. Porque cientos de causas permanecen abiertas y sometidas a la justicia, y porque para la gran mayoría libre, esa mayoría que muchas veces permanece callada, hace  tiempo dejaron de merecer ningún tipo de confianza. -¡CALLENSE señores políticos! dejen de mirarse y criticarse como si fueran porteras de patio, y sometan sus esfuerzos a lo en verdad es importante, el bienestar de la sociedad que gobiernan. Dejen a los jueces, esos a los que ustedes someten a su propio criterio, que sean libres para poder ejercer con independencia, libertad y justicia dichos casos. No molesten más a la justicia ni azuzen a la ciudadanía en enfrentamientos.  Y si no valen para otra cosa márchense. Al fin y al cabo, sino son capaces de enfrentarse a las crisis, y a los vaivenes del mercado ¿para que valen? Y no se piensen que esto es un apoyo al Concejal Daniel Serrano, es una critica a todos ustedes por querer ser elemento de juicio amparándose en sus partidos poco éticos.

Dejar una opinión