Agustín Plaza Aguado


Analizando el caso francés, podemos afirmar que el sistema de alternancia política PSOE/ PP, tiene el tiempo contado, durante los últimos 40 años en Francia se han ido alternando el partido socialista (PS) y el republicano (LR), en las elecciones celebradas este mes han obtenido un 1,7 y un 4,7 respectivamente, entre ambos no llegan al 7%, cuando históricamente estaban en entornos cercanos al 60%., eso sin contar que desde hace años, la gran ganadora de la mayoría de las elecciones en los países democráticos europeos donde el voto no es obligatorio, es la abstención.

Los motivos son varios y complejos, pero en un resumen quizá simplista pero certero, los analistas coinciden en señalar la corrupción y los apoyos a la corriente identitaria de la extrema derecha en el caso de LR, y en el caso de PS, el desgaste por las luchas internas, sumadas al ejercicio del poder, la realidad de ambos partidos, unido a la crisis de liderazgo han terminado con 4 décadas de bipartidismo.

El tablero político francés ha cambiado, actualmente la distribución es un espacio enorme en el centro capitaneado por Macron, una extrema derecha al alza capitaneada por Le Pen y una izquierda populista al frente de la cual esta Mélenchon.

Manuel Valls, primer ministro socialista entre 2014 y 2016 y después abandonó su partido de toda la vida para acercarse al movimiento de Macron, afirmaba recientemente “Hay tendencias similares en todos los países occidentales y en las democracias avanzadas”.

Si analizamos la situación española comprobamos que las similitudes con Francia son importantes , pues el PP además de los pactos con su ala escindida ( VOX) acaba de dar el paso de gobernar en coalición una Autonomía , aunque su nuevo y viejo líder haga esfuerzos ímprobos por parecer que no está , pero abrazando el pacto como punto de partida para otros que le permitan incluso gobernar el país dentro de dos años , mientras esto pasa las evidencias y sentencias de corrupción siguen multiplicándose, da igual que hablaran hace dos años de regeneración ( el líder de aquella “ regeneración “ ya no está ni en el PP) y los nuevos líderes en cuanto a corrupción igualan o superan a sus antecesores “gurtelianos” .

En el PSOE , la sucesión de catástrofes y desgracias para un gobierno liderado por el ganador de la mayor guerra fratricida que en política ha sufrido ningún partido socialista en Europa , se está convirtiendo en una barrera infranqueable , pues a la pandemia , le sucedía la catástrofe de la Palma, a ésta la inflación apoyada por la guerra de Ucrania , todo ello aderezado por la imposibilidad de firmar un pacto de estado para salir de estas situaciones ( tal y como deseaba la mayoría de españoles ) todo ello aderezado con la persecución beligerante de los poderes económicos, que no cesarán su hostigamiento hasta ver a los suyos en el poder y con los medios de comunicación decantados sin pudor en un apoyo a los partidos conservadores y siendo la mayor oposición al presidente Sánchez, sin olvidar que algunos reyezuelos de taifas autonómicos del PSOE siguen con la guadaña afilada para acabar con Sánchez a la primera oportunidad .

Junto a los dos partidos mayoritarios , VOX , esto es, , la escisión del PP, con el apoyo de su matriz ( en contra incluso de las directrices de su grupo en Europa) , de los estamentos eclesiásticos y de una parte importante de la prensa , sigue subiendo en base a muchos nostálgicos que piensan que con la democracia se devaluaba la consideración de vencedores unido a una manada de ignorantes incapaces de hacer una reflexión sobre lo que realmente está detrás de esas siglas, sin pensar que son los mismos que no hace tantos años en España impusieron sus ideas después de dar un golpe de estado y provocar una guerra con un millón de muertos .

Unidas Podemos , que como corriente de acción y opinión popular creando sociedad civil , fueron un ejemplo en España, desde que guiados por progres culturetas y ecololistos de tres al cuarto, ansiosos de poder y de sueldos fijos decidieron transformarlo en partido político , acabaron con la Esperanza de muchos que pensaban que esa fuerza social podría cambiar el país desde la presión social y política , pero fuera del desacreditado sistema político , provocando realidades tan tristes como la de la Sra. Carmena en Madrid , que con su farsa de gobierno progresista consiguió que Vallecas , Carabanchel y otros barrios de lo que en otros tiempos era conocido como el cinturón rojo madrileño , en las últimas elecciones votarán mayoritariamente al PP, demostrando que su praxis nada tenía que ver con la frescura de las asambleas de sus círculos iniciales .

Las cifras económicas del país , que en cuanto a crecimiento y empleo son desconocidas desde hace décadas , deberían servir para generar optimismo , pese a los datos recientes de inflación que a buen seguro mejorarán a lo largo del año , pero parece evidente que nada de lo que pudiera conseguir este gobierno será visto como un éxito , pues los que realmente mandan ya lo tienen sentenciado de muerte , por lo que no tiene mérito vaticinar que ,salvo milagro, en las próximas elecciones, un gobierno del PP, capitaneado por Feijoo con pacto , alianza o similar con VOX tomará las riendas de España y de algunas de sus autonomías y muchos ayuntamientos .

En el corto plazo se verá cómo un triunfo de la democracia y de la libertad, pero que nadie se olvide de la realidad francesa actual ( a España todo llega , aunque sea con retraso ) , con una gran diferencia , Francia tiene un Macron, interna y externamente reconocido como un líder de peso, en nuestro país ese líder ni está ni se le espera .

About MéridaComarca

Toda la información relacionada con Mérida y su Comarca

View all posts by MéridaComarca

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.