La consejera de Igualdad y portavoz de la Junta de Extremadura, Isabel Gil Rosiña, ha presidido este jueves el pleno del Observatorio Extremeño contra la Discriminación por Orientación Sexual e Identidad de Género en el que se ha presentado el estudio de la Junta de Extremadura, en colaboración con la Universidad de Extremadura, “Abrir puertas, romper silencios. Diversidad y Convivencia en el Espacio Educativo Extremeño”.

Gil Rosiña ha destacado que “este estudio, hecho desde el rigor, representa un instrumento indispensable para conocer la realidad del colectivo LGTBI en el ámbito educativo extremeño que permita el desarrollo de políticas públicas eficaces”.

Este estudio de investigación sociológica ha sido elaborado por un equipo de perfil multidisciplinar formado por Beatriz Muñoz, Tedo Castro, José Ignacio Pichardo, Lorenzo Mariano Juárez, David Conde, Julián López, Georgina Cortés, Nuria García y Borja Rivero, y además ha contado con el asesoramiento de las organizaciones LGTBI Extremadura Entiende y Fundación Triángulo Extremadura, con el objetivo de realizar un análisis exhaustivo de la realidad LGTBI en el ámbito de la comunidad educativa extremeña, a través de una amplia perspectiva del profesorado y el alumnado.

PRINCIPALES CONCLUSIONES Y ORIENTACIONES

En relación con los datos analizados en este estudio dirigido a alumnado, profesores y familiares, a través de una metodología cualitativa y cuantitativa, se extrae que 1 de cada 10 estudiantes LGB que ha sufrido acoso ha pensado en abandonar los estudios.

En este sentido, las diferencias significativas en función del sexo y la orientación sexual puede llegar a convertir el espacio educativo en un lugar hostil para las alumnas y para el colectivo LGB. El único grupo que ha expresado sentir miedo y tristeza al ir al colegio o instituto.

Además, otros datos de este estudio evidencian que la burla, el insulto o la exclusión, analizados desde las personas que las observan, quiénes las realizan y quiénes las reciben, son fenómenos frecuentes en los centros educativos.

Por otra parte, los datos también confirman que el alumnado tiene una percepción bastante positiva del clima de convivencia existente en sus centros educativos que evidencia que existe la diversidad sexual en las aulas extremeñas.

En relación con el personal docente, una amplia proporción del profesorado considera que existe un clima colaborativo y relajado en los colegios e institutos de la región. Poco más del 10 por ciento del personal docente ha declarado observar “a menudo” o “constantemente” insultos, burlas o exclusión entre el alumnado.

Asimismo, la gran mayoría del profesorado ha reconocido no haber sufrido ningún tipo de discriminación en forma de insultos o burlas por parte del alumnado por el aspecto o la orientación sexual. Solo un 9,8 por ciento del personal docente ha indicado sufrir estas discriminaciones “alguna vez” y un 4,8 por ciento “a menudo”.

En líneas generales, las principales conclusiones de este estudio evidencian la necesidad de impulsar la creación de espacios educativos seguros, de convivencia y diversidad, igualitarios, inclusivos, visibles y libres de discriminación y violencia. Un compromiso explícito de los centros educativos con la igualdad de género y la diversidad sexual y familiar que deberá ser plasmado en los documentos organizativos y pedagógicos de los centros hasta convertirlo en seña de identidad.

Asimismo, es preciso potenciar y reforzar los canales de comunicación existentes, fomentando el diálogo y la confianza en el alumnado hacia los equipos docentes de los centros educativos.

En cuanto a las familias, las percepciones de padres y madres son más positivas que las del alumnado. Una situación que se agrava con la constatación de éstos cuando afirman desconocer muchos aspectos de la vida de sus hijos e hijas en los centros educativos.

GRUPO DE TRABAJO

Tras estas conclusiones, la Junta de Extremadura constituirá un grupo de trabajo entre las consejerías de Igualdad y Portavocía y de Educación y Empleo para  la elaboración del Plan Integral sobre Educación y Diversidad LGTBI en Extremadura, como establece el artículo 20 de la Ley 12/2015, de 8 de abril, de igualdad social de lesbianas, gais, bisexuales, transexuales, transgénero e intersexuales y de políticas públicas contra la discriminación por orientación sexual e identidad de género en la Comunidad Autónoma de Extremadura.

De esta manera, Gil Rosiña ha señalado que “este Plan constituye el corazón de la Ley de Igualdad para transformar la realidad hacia una Extremadura más igualitaria que respete los derechos de las personas LGTBI”.

About MéridaComarca

Toda la información relacionada con Mérida y su Comarca

View all posts by MéridaComarca

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.