Por Alfonso Valadés


A raíz de mi ultimo comentario sobre la desaparición de José Manuel Rivero Tapia. ‘Portu’ cuando hacía referencia a sus comienzos en la cantera del Imperio C.P. y nos referíamos al ‘irrepetible’ Agustín Jiménez Villahoz, parece ser que no soy el único que tiene esta opinión sobre el expresidente imperialista, dadas las múltiples adhesiones hacia su persona que me han transmitido varios aficionados e incluso personas fuera del futbol.

Ir tomando nota: A pesar de que yo aun no había nacido cuando se fundó este club, ni Agustín fue su fundador ni su primer presidente, si que ha sido de largo, la persona más importante con la que la ha contado una entidad, que para Mérida ha sido algo más que un simple equipo de futbol, y creo modestamente que algunas cositas os podré contar.

Su fundador como Imperio C.F. fue el militar –brigada- D. Hilarión Arroyo García. en 1955, se eligió el día 3 de mayo como el constitucional por coincidir con el día de la santa cruz, el Sr. Arroyo fue también su entrenador hasta 1961 –fallecido el 12 de Noviembre de1995 -, y el honor de primer presidente le corresponde a D. Francisco Julio Calatrava Bote; Nuestro protagonista entró en escena súbitamente cuando el proyecto estaba en pañales, y que de no haber hecho acto de presencia, el club se hubiera quedado en la estacada a las primeras de cambio, como tantos otros equipos que se crearon por aquellos años, tanto anteriores como posteriores. La diferencia con el resto, es que Agustín Jiménez Villahoz, solo hubo uno, y que el 16 de noviembre de 1956, sustituía en la presidencia a Paco Calatrava.

Agustín a su llegada formó una directiva que incluía a José Gutiérrez Plaza como vicepresidente, a Daniel Pérez como tesorero, Ricardo Canalejo como vocal, y al fundador Sr. Arroyo como entrenador. Habitualmente solían jugar en el Hipódromo (como buen Imperio), el proyecto empezó a tomar cuerpo con la creación de un equipo en 3ª regional que rápidamente ascendió a la 1ª regional, Tda 1958/59, para seguidamente constituirse las categorías de infantiles y alevines.

El equipo fundacional estaba formado por chavales de entre 14 y 16 años, tenían el rango de juvenil, pero las edades no estaban aun muy delimitadas en un futbol base incipiente.

En aquel año de su fundación ya participó en el campeonato local de juveniles donde hubo cuatro participantes, fue campeón el frente de juventudes, segundo Imperio –la mayoría eran infantiles-, tercero San José, y cuarto el centro de trabajo.

De los siguientes 21 campeonatos el Imperio gano 20. – El 5 de mayo de 1957 fue un día de fiesta para la familia Imperialista al corresponderle enfrentarse al Real Madrid en la fase nacional del campeonato de España en la categoría de juveniles, y consiguiendo llenar el estadio municipal que se había inaugurado cuatro años antes. La alineación que pasó a la posteridad fue la formada por Pacheco, Cortes, Elías, Arroyo I, Camacho, Julián, Quirós, Gijón , Natalio, Leli y Serradilla; El resultado fue lo de menos, un 0-8 ante un R. Madrid donde el armazón de jugadores pasaron después al filial Plus Ultra de 2ª D. jugó con Pereira; José, Mateo, Pizcueta; Fernandez Cuesta, Alonso; Compani, Echeverri, Martínez, Villa (que después formaría parte de ‘los 5 magníficos’ en el Zaragoza) y López.

Aquel partido sirvió para que la entidad empezara a ser popular y contar con adeptos, el Imperio abrió la captación de socios con una cuota mensual de 5 pts., en poco tiempo se contó con más de 200, y con esta modesta aportación, y otros ingresos atípicos como el sorteo de un jamón, se pudieron comprar algunas equipaciones para jugar con cierta comodidad.

El primer filial que tuvo el Imperio fue el CD Augusta en 1958, a este club lo había fundado un año antes, con camiseta verde y pantalón blanco, Manuel Valero González, que pasó a ser vicepresidente de un Imperio que no paraba de crecer dentro de la humildad que siempre le ha caracterizado.

Otro salto cualitativo fue el que dio en la Tda 1971/72 cuando se adoptaba el nombre de Imperio club polideportivo, merced a que con anterioridad, la década anterior, se crearon otras varias secciones deportivas que también le dieron realce y prestigio, como fueron el ciclismo, atletismo, tenis de mesa, balonmano y baloncesto, que llegó a militar en segunda división.

Hablamos de un señor que estuvo en el Imperio la friolera de 38 años (1956-1994) entraba con 27 años y salía con 65.

Falleció el 13 de septiembre de 2013, y siendo el presidente mas longevo de nuestra región, y a esto cabria añadirle que en 1961 se hacía también cargo del equipo juvenil como entrenador, y excepto un par de temporadas donde ocuparon el banquillo Lolo Gil e Higinio Gijón, siempre estuvo al pie del cañón sin escatimar tiempo ni trabajo.

El Imperio fue su obra, vida y sueño. En este breve espacio me sería imposible plasmar todos sus logros y reconocimientos –la mayoría de fuera de su ciudad-, pero basta decir que disputó 17 finales de Extremadura y alzándose como campeón en 11 de ellas. Ha sido el primer equipo extremeño que jugo en campos como el Santiago Bernabéu, el Sánchez-Pizjuán o el José Zorrilla.

Ya formó parte de la primera liga nacional de juveniles que se instauró en la Tda 1976/77. siendo además el primer club extremeño que mantuvo la categoría.

Históricamente es el equipo que más jugadores aportó a la selección extremeña, varios de sus jugadores ficharon después por entidades de 1ª y 2ª D.- abasteció de su cantera tanto a la SD Emeritense, Mérida Industrial CF y M.C.P. al igual que a los equipos más importantes de nuestra comunidad.

El Imperio fue siempre un club amateur pero que puso todas las herramientas necesarias para que a los chavales no les faltara de nada, (incluso las célebres botas Marco) hasta el punto de que fue conocido también ‘como el pequeño Real Madrid’.

Durante años el club fue su propio domicilio hasta que el 19 de mayo de 1967, se inauguraba la sede social ubicada en la C/ San José, números 1 y 3.

A través del deporte “Una herramienta de formación” guio y llevó por el buen camino a muchas generaciones de jóvenes emeritenses que después se realizaron laboralmente –siempre con el Imperio en sus corazones y recuerdos-, en todas las ramas y gremios habidos y por haber, incluido algún alcalde, algún presidente de primera división, e incluso un presidente del senado de España; Si además ya para poner el colofón, añadimos que toda esta ‘faraónica’ labor la desempeñó de manera desinteresada y altruista, ya me están sobrando comentarios.

PD
Hoy en día que tenemos que tan boga esa selectiva ley de memoria histórica, bien valdría aplicarla aquí, con sentido de justicia, a un señor que se merece con MAYUSCULAS que su nombre pase a la posteridad en alguna futura instalación deportiva. Mérida sigue en deuda con él, y no olvidéis nunca: ’que de ser bien nacidos es ser agradecidos’.

About MéridaComarca

Toda la información relacionada con Mérida y su Comarca

View all posts by MéridaComarca

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.