La asociación de Apoyo a las Altas Capacidades de Extremadura retoma las actividades dentro del proyecto “Ajedrez sin Barreras”

ajedrez-sin-barrerasEl proyecto “Ajedrez sin Barreras” lleva ya varios años acercando el ajedrez a chicos con necesidades educativas especiales, como autismo, asperger, epilepsias o inteligencia límite. Este proyecto organizado por el Club Ajedrez Ajoblanco gracias a la colaboración de la Diputación de Badajoz, la Fundación Jóvenes y Deportes del Gobierno de Extremadura y la Federación Extremeña de Ajedrez, pretende que el ajedrez sea vehículo para la ocupación del ocio y el tiempo libre de estas personas, al mismo tiempo que desarrollan sus capacidades cognitivas.

Entre estos chicos con necesidades educativas especiales existe un colectivo muchas veces poco reconocido, debido a que su inteligencia no está por debajo de la media sino por encima, lo que da lugar a importantes necesidades para su desarrollo integral, si bien en los últimos años gracias al esfuerzo de las familias están empezando a ser reconocidas. Para Fátima Murciano Rubia, presidenta de la asociación, “el propio nombre del proyecto hace que no cuestionemos los grandes beneficios que puede aportar a los niños de alto potencial que forman parte de nuestra asociación”,  según explica su presidenta, “la mayoría de las veces estos niños encuentran innumerables barreras para desarrollar al máximo su capacidad, siendo  este un derecho para ellos, como para todos los niños”.

Entre las necesidades que tienen estos niños está la de mantener activo su cerebro, siendo el ajedrez un juego, deporte y ciencia que parece haber sido diseñado para satisfacer esta necesidad educativa. Para Fátima, “el ajedrez incide en que aprenden estrategias de resolución de problemas y toma de decisiones, de concentración, fortalece la voluntad, la seguridad en sí mismos, el equilibrio entre lo racional y emocional, la creatividad e imaginación así como la aceptación de reglas”.

José Antonio Marina, filósofo y experto en educación, plantea que el ajedrez mejora las funciones ejecutivas o transversales de la inteligencia. Según explica Fátima “son todos estos beneficios incuestionables para cualquier niño, pero para los de alto potencial pueden verse como paralelos a todo lo que necesitan fortalecer, potenciar o desarrollar. El ajedrez sin poner barreras es un “respiro educativo” en un sistema que a veces parece una carrera de obstáculos para que los niños de alta capacidad la transformen en talento”.

Con este proyecto, el Club Ajedrez Ajoblanco, reciente subcampeón España por Equipos, persigue acercar el ajedrez a todos los colectivos y conseguir mediante el juego una verdadera inclusión social. Para su presidente, “Ajedrez Sin Barreras” se convierte así en un proyecto consolidado, ya que el objetivo del club no solo pasa por los éxitos deportivos sino que lo que se pretende hacer es convertir el ajedrez en una actividad social que  integre a todas las personas con discapacidad y déficits cognitivos.

About MéridaComarca

Toda la información relacionada con Mérida y su Comarca

View all posts by MéridaComarca

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.