«ALGUNAS DE LAS COSAS POR LAS QUE VALE LA PENA VIVIR (EN MÉRIDA)»


rafa-anguloRafael Angulo

Periodista


 

Por escuchar “vale la pena ser bueno” a Cachopan en San José

Por caminar desde Mérida a Guadalupe, pararme en el castaño del abuelo y ¡respirar!

Por la Cruz de Guía de la Sagrada Cena (con sus faroles)

Por Pablo Burgos padre, Pablo Burgos hijo y Josemi Escribano

Por oír, por enésima vez, al Choli la historia de San Papurcio y reír como si fuera la primera vez.

Por ver, gitana, la sombra de tu pelo cuando inclinas la cabeza

Por estar en el cine del Foro con Currino y Alvarito, viendo una de piratas, quejándome de lo caras que son las palomitas…

Por “la contra” de La Vanguardia cuando entrevista a un católico

Por el agua potable de Torreciudad

Por el manto de la Mártir

Por esas, precisamente esas, espinacas con bacalao

Por “A mi manera” de Sinatra (cantada por la chica de Siempre Así)

Por mi ahijada Esther, por su mirada en la incubadora ¡y ahora!

Por llorar, como todas las navidades, con Steward al final de “Qué bello es vivir”, cuando al angelito le dan sus alas

Por el olor de las tartas de manzana en la barriada de la Argentina

Por el pescado del Cano

Por decirte que “sin ti no tengo porqué”

Por los restos de los juegos reunidos geiper y de la magia borrás

Por aquel manoseado Flash Gordón en el reino de Arbór

Por las notas del Instituto de doña Alicia, suspendido por cierto

Por Domingo Hidalgo diciendo “hermano, ven hoy al Asilo que hay rock duro”

Por el aperitivo de oreja del Michel

Por los 50 años del Nevado

Por la esquina de la barra del bar donde se pone Maxi Román

Porque Maxi no paga nunca (y yo tampoco)

Por el programa de Juanito Romero en Onda Cero

Por Jorgito diciendo “peligro” cuando el Mérida saca un corner

Por Jorgito cantando “qué bonito es cuando salgo de casa para ir al estadio…”

Por el cuento del unicornio a Juanito antes de dormirse, en el reino de la fantasía.. porque haya otro Juanito a quien contárselo

Por el “fred perry” burdeos, los wrangler de “los leones” y los apaches que duraron 20 años

Por levantarme temprano un sábado y, tras el café bebío, pasearme por el Teatro Romano con mi puro encendío

Por el juego de café delta y cómo me lo regaló don Manuel

Por Alicia Ortiz, que me gustaba de chico

Por los primeros días de diciembre, los mejores tiempos de Mérida, por la Mártir y la niebla, porque me huele a mi madre, porque me huele…

Por las calderetas en la EFA

Por mi amistad con Ángel, 45 años después, porque me contesta y le doy un abrazo emocionado, ¡que mas da!, emocionado, emocionado..

Porque me acuerdo, a todas horas, del burrito que descubrí en Pamplona

 

MéridaComarca

Acerca de MéridaComarca

Toda la información relacionada con Mérida y su Comarca

Ver todas las entradas de MéridaComarca →

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.