Más de 400 alumnos, de 1º a 5º de Primaria, de diferentes colegios de la ciudad pasarán durante todo el mes de mayo por estas excavaciones

El delegado de formación, Julio César Fuster, explica que “es una metodología que permite a los alumnos de la Escuela Profesional aprender otras habilidades, en este caso la divulgación del trabajo que se realiza en un yacimiento arqueológico; cada especialidad está desarrollando su propio proyecto de Aprendizaje- Servicio y con todo ello estamos dando más cualificación y no solo conocimientos profesionales”

La directora general de Calidad en el Empleo, Ana Jiménez Mostazo, ha explicado que “esta metodología se ha introducido en los programas de Escuelas Profesionales para incidir en el fortalecimiento social a través de un servicio comunitario“


El delegado de formación, Julio César Fuster, y la directora general de Calidad en el Empleo de la Junta de Extremadura, Ana Jiménez Mostazo, han visitado hoy la Huerta de Otero lugar en el que se desarrolla un proyecto de Aprendizaje y Servicio de la Escuela Profesional Barraeca II.

Más de 400 alumnos de 1º a 5º de Primaria de diferentes colegios de la ciudad pasarán durante todo el mes de mayo por esta excavación, junto a la Alcazaba árabe, para ser “Arqueólogos por un día”. La propuesta educativa se articula en varios talleres entre los que cabe destacar: Barroteca sobre cerámica romana, Desmontando a Indiana Jones, de la Excavación al Museo y La Topografía aplicada a la Arqueología.

Julio César Fuster señala que “el equipo técnico y docente junto al alumnado/trabajador de la Escuela Profesional Dual Barraeca han diseñado un proyecto de Aprendizaje- Servicio para la especialidad de “Operario especializado en Patrimonio Construcción y Excavaciones Arqueológicas” en el marco del programa La Escuela Adopta un Monumento, del Consorcio de la Ciudad Monumental de Mérida”.

Como ha indicado Julio César Fuster, “es una metodología que permite a los alumnos de la Escuela Profesional aprender otras habilidades, en este caso la divulgación del trabajo que se realiza en un yacimiento arqueológico; cada especialidad está desarrollando su propio proyecto de Aprendizaje- Servicio y con todo ello estamos dando más cualificación y no solo conocimientos profesionales”. A toda esta formación “se suma el hecho de que los alumnos van a tener una incorporación real a la empresa ya que van a terminar con una propuesta de contrato en empresas de la ciudad; eso sí es una realidad de esfuerzo y esto antes no se daba. Hemos hecho dinamización con empresas que ven una oportunidad en la incorporación de estos alumnos”.

El objetivo que aúna todos estos talleres es el de dar a conocer los trabajos en una intervención arqueológica, difundir los resultados arqueológicos de la Huerta de Otero y sensibilizar sobre la importancia del yacimiento en una ciudad Patrimonio de la Humanidad.

En este sentido, la directora general de Calidad en el Empleo, Ana Jiménez Mostazo, ha explicado que “esta metodología se ha introducido en estos programas de Escuelas Profesionales para incidir en el fortalecimiento social a través de un servicio comunitario de unión entre el programa, la población y las entidades e instituciones del entorno. Así, el Aprendizaje y Servicio parte de la necesidad social en un entorno conocido y con la que se identifica el alumnado-trabajador del proyecto. En la actualidad en la región están funcionando un total de 63 escuelas profesionales con 1.485 alumnos “y en todos los proyectos se ha introducido esta metodología y de una forma muy exitosa; los alumnos trabajadores se involucran mucho con ella”.

La Escuela Profesional Barraeca II imparte las especialidades de:

  1. – Operario en fontanería y calefacción-climatización domestica (nueva especialidad).
  2. – Electricista de edificios e instalaciones (nueva especialidad).
  3. – Operario especializado en construcción, patrimonio y excavaciones arqueológicas (especialidad adaptada).
  4. El delegado de formación, Julio César Fuster, explica que “la selección de las tres especialidades formativas se ha realizado a partir de puntos fuertes que definen a la ciudad y a las características globales de tendencia en la comunidad del sector de la construcción”.

“Las especialidades formativas de operario en fontanería y calefacción-climatización domestica y de electricista de edificios e instalaciones pivotan sobre la importancia que para Mérida tiene el sector de la construcción, tanto pública como privada y todas las actividades que cubren las profesiones y ocupaciones laborales colaterales que actúan como servicios auxiliares complementarios en vivienda, todo ello como clave de su desarrollo y ante la falta de profesionales cualificados en estos sectores” añade Julio César Fuster.

En la especialidad de operario en fontanería y calefacción-climatización domestica los futuros alumnos y alumnas-trabajadores obtendrán un certificado que, ampliado con cuatro módulos formativos específicos del Certificado de operaciones auxiliares de revestimientos continuos en construcción (con acreditación parcial), “les posibilita para aumentar su inserción laboral tanto en actividades de empresas como trabajadores por cuenta ajena, como también con enormes posibilidades de trabajar como autónomos con servicios de solución completa al cliente final”.

En cuanto a la especialidad de electricista de edificios e instalaciones “la consideramos de gran potencial no solo por su relación en la edificación y construcción de obra nueva, sino asociado a la rehabilitación de viviendas y el incremento de parques fotovoltaicos” explica el delegado municipal de formación.

A esto se añade que la especialidad de operario especializado en construcción, patrimonio y excavaciones arqueológicas “tendrá una adaptación importante ya que se pretende cubrir, por un lado, la demanda local en un sector que presenta una continuada dinámica en la ciudad, debido a las características específicas que presenta Mérida por su riqueza histórica-patrimonial, exigiendo labores de control, prospección e intervención arqueológica en diferentes actuaciones de obra civil que se realizan en la ciudad así como en las labores imprescindibles de mantenimiento, conservación y reparación de las numerosas estructuras arqueológicas existentes”.

Por otro lado “incorporamos en el proceso formativo el itinerario modular de un certificado profesional de nivel 2 como es “Fábricas de albañilería”, con lo cual vinculamos una cualificación profesional asociada a la Familia de edificación y obra civil y posibilitamos que los alumnos y alumnas trabajadores puedan tener salida en empresas privadas o con autónomos de la construcción”.

La Escuela Profesional Barraeca II potenciará asimismo una serie de intervenciones en la Huerta de Otero y el Albergue Juvenil El Prado. El delegado municipal recalca también que para esta Escuela Profesional “ya tenemos compromisos de inserción de un 70% de media de los alumnos”. La Escuela Profesional Barraeca II cuenta con un presupuesto estimado de 1.023.854,49 €, el mayor presupuesto de Escuelas profesionales hasta la fecha solicitado.

Julio César Fuster Flores y Ana Jiménez Mostazo:

About MéridaComarca

Toda la información relacionada con Mérida y su Comarca

View all posts by MéridaComarca

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.