Álvaro Vázquez: «Los quioscos de la Plaza de España le van a dar a Osuna más problemas de lo que piensa, creo que se ha precipitado»


ENTREVISTA SEPTIEMBRE. Álvaro Vázquez Pinheiro. Portavoz Izquierda Unida en el Ayuntamiento de Mérida

«Tenemos un alcalde que no sabe escuchar, no creo que sea mala persona, pero no asume de forma natural la crítica»

Eloy López S.

 

alvaro vazquez julio¿Cómo han transcurrido el último mes de política municipal?

Han habido dos cuestiones, que a pesar de que es el mes con menos intensidad, hay un tema, que cada vez cobra más actualidad, como es el tema que se ha formado con la polémica de los kioscos, con los que no estamos nada de acuerdo. Y después, ha habido otra polémica, que nosotros ya apuntamos en su momento y que, a pesar de las declaraciones qué tuvo el alcalde en respuesta a lo que nosotros dijimos, pues al final, parece ser que la gente, nos da la razón. Nos referimos a los salarios de miseria que percibe la gente que trabaja en las piscinas de verano.

¿Qué les parece la remodelación de los kioscos de la Plaza de España?

Hay una cosa que es evidente y es que los kioscos necesita una reforma. Yo entiendo, que las prestaciones y los usos y necesidades que tenía la gente cuando los kioscos se pusieron en funcionamiento, son distintas a la de la actualidad. Por lo tanto, está claro, que una reforma necesitan, eso es evidente. La mayoría no tienen cocina, ni servicios. Si nos preguntan, si necesita una reforma, nosotros decimos que sí. Pero cualquier reforma que se lleve a cabo tiene que respetar un principio, que contempla la Ley de Contratos y la Ley de Patrimonio, que regula las concesiones patrimoniales del Ayuntamiento, que es el principio de libre concurrencia, para que cualquiera puede hacer efectivo su derecho a participar. Tú tienes siempre que poner las condiciones que se puedan cumplir con facilidad. Por ahora, lo único que sabemos es que se ha adjudicado un proyecto  que es de obligatoria ejecución para que el que posteriormente quiera percibir la concesión, qué es la reforma de los kioscos, que su valor integral, de los cuatro quioscos, es de 750.000 €. Es decir, cualquiera que esté dispuesto a recibir la concesión tiene que asumir el coste de la obra. Y entendemos, que el coste es tan elevado, que es excluyente. Habrá personas interesadas en participar de esa concepción y que no pueden hacerlo, porque no puede asumir el coste. Reforma sí, pero en las condiciones expuestas no. Al ser el coste tan elevado, lo que lo que hará es repercutir en el precio de los servicios que ofrece: comida, bebidas. Si al final aumentamos el precio de las consumiciones, estamos, en principio, excluyendo a todo el que quiera participar en la concesión. Por tanto, estamos excluyendo a los futuros clientes, de los servicios que ofrece esta concepción. Porque no es lo mismo que un café te cueste 1 €, que te cuesta de 2’50 . Normalmente  en las ciudades turísticas tienen un problema, y es que la zona donde se concentra una buena parte del tiempo libre y ocio, que es la zona que tiene mayor afluencia turistica, sufre un encarecimiento de los bienes y servicios. Precisamente, lo que no puede ser, es que si bien parece difícil evitar que la carta de un restaurante cercano al Teatro Romano sea igual de baratas que en las cartas de uno de las Sindicales, porque cada uno pone el precio que le da la gana, lo que no tiene sentido, que un ayuntamiento o gobierno que se considera, además, de izquierda, propicia, con sus propias medidas el aumento, de los precios, en una zona cómo es la Plaza de España. Es incongruente. El aumento del precio de las consumiciones, lo que está haciendo es sacar a la gente de la Plaza de España. Es decir, eso es la clientela no será la misma, si tiene un precio que se tiene otro.

¿Y de los salarios de las piscinas municipales?

Nosotros, ya de nuevo, nos enfrentamos a una nueva contradicción: lo que establece la normativa de Función Pública es que ,los empleados públicos, tienen que recibir una retribución digna, para satisfacer sus necesidades y las de sus familias. No lo digo yo, lo dice la ley. En segundo lugar, tienes a un equipo de gobierno, que estaba dispuesto a conceder una ayuda de 400.000 €, para subvencionar los salarios de empresas privadas. El Ayuntamiento, iba a abrir un plan de empleo, en el que estaban incluidas empresas privadas, en las que la idea era, que el Ayuntamiento, pagará parte de las nóminas, para que así, los empresarios privados, contratasen con mayor facilidad. Esto, a nosotros, nos parece una barbaridad. Pero lo que ya es una barbaridad, es que estemos dispuestos a dar dinero a los empresarios privados para que contraten y, que no estan dispuestos, a darles un salario digno, a los propios empleados que contraté el Ayuntamiento. Cuando nosotros, el un primer momento pusimos la voz de alerta, sobre los miserables condiciones salariales que tienen los trabajadores, la contestación del alcalde fue absolutamente patética: «lo que tiene que hacer Izquierda Unida es dar ejemplo y despedir a su asistente». Primero, no entendemos qué relación hay entre que nosotros y el resto de la gente tenga un asistente y la política salarial del Ayuntamiento. Pero lo que está claro, que el alcalde, a la hora de recibir una crítica, en vez de defender sus argumentos, lo que hace es atacar los argumentos de los demás. Lo que está adoptando es una actitud defensiva. Y lo hace, porque no está seguro. Lo que hace, en vez de defender los argumentos que él cree que son justoslos, intenta encontrar debilidades en los argumentos de los demás. Debilidades que son bastante absurdas. Luego, en definitiva viene a poner de manifiesto, no nuestras debilidades, sino las suyas. A nuestras denuncias, se sumó posteriormente las de Comisiones Obreras, y finalmente, la de los propios trabajadores. Lo que se trata, no es de quién tiene o no razón. Sino de constatar un hecho, y es que alguien no puede mantener a su familia con 575 €. Si a esto le sumamos, además, que hay empleados municipales que han tenido un aumento salarial de 20.000 € al año, yo creo, que en lugar de echar balones fuera, lo que tenía que haber hecho el Ayuntamiento, es tener una política coherente y en lugar de fomentar iniciativas para él fomento de empleo privado. Por lo menos, intentar destinar los recursos, para que los empleados públicos municipales, tengan salarios mínimos.

¿El cambio de Mercedes Carmona es un logro de la posición o un reconocimiento del alcalde de que se había equivocado?

Nosotros lo que hicimos, en un primer momento, es constatar que alguien, fuera quien fuera, era muy difícil de desempeñar, de forma simultánea, las necesidades de empleo, personal y servicios sociales. La incapacidad de la actual delegada de personal viene demostrada por las pifias continuas, y por el resultado, de una política de personal, que al final se traduce en continuas impugnaciones, por parte de la mayoría de los grupos municipales, porque no nos queda otra. Una cosa es que estemos de acuerdo o no con lo que se haga, y otra cosa es que, la gestión de los diferentes procedimientos, siempre acaben en una impugnación, porque están mal hechos. Si a eso se le suma, que la delegada de personal, era también la de servicios sociales y ni siquiera aparecía por la delegación, lo único que podemos contratar es que, allí por donde pasa Mercedes Carmona no vuelve a crecer la hierba. Ha venido a pasar lo que todo el mundo sospechábamos que iba a pasar, desde un principio. El estilo que tiene Mercedes Carmona de ejercer sus funciones, no es precisamente, el de tener mano izquierda o ser una persona flexible y escuchar, sino más bien, todo lo contrario. Y en una delegación como personal, sino se tienen esas habilidades y además es una persona firme, pues es muy difícil desempeñar esas funciones, de una forma correcta. Por lo tanto, era la muerte de una crónica anunciada. Esperemos, que la nueva delegada de Servicios Sociales, tenga más fortuna y, sobre todo, más ganas.

¿Está atendiendo el equipo de gobierno vuestras demandas como partido en la posición?

No. Es evidente, que el nivel de enfrentamiento entre Izquierda Unida y PSOE es superior, al que hay entre PSOE y cualquier otro grupo municipal. De hecho, las declaraciones que hizo, el alcalde, sobre nuestro grupo, en el última entrevista que le hicisteis en Mérida Comarca, fueron bastante elocuentes. La manera que tiene el alcalde, habitualmente, ante cualquier tipo de crítica que le hacemos, es bastante elocuente.  Como, por ejemplo, lo que he mencionado antes de los sueldos. Yo creo que tenemos un alcalde que no sabe escuchar. No creo que sea mala persona, pero no es una persona que asuma de forma natural la crítica. Siempre, en nosotros ve una mala fe, que en ningún caso tenemos, y prueba de ello, es que nos hemos ofrecido, en diversas cuestiones, a apoyar subidas de impuestos, una cosa que, normalmente, cualquier grupo de la posición, no suele ofrecer.

Tras y cómo está transcurriendo la legislaturas, ¿vuestro posicionamiento se encuentra más cercano a el equipo de gobierno o al del primer partido de la oposición?

En lo que llevamos de legislatura, lo que está constatando el equipo de Rodríguez Osuna, es lo que siempre hemos dicho: que la cercanía entre el proyecto político del PSOE y el PP es mucho mayor de la que ellos se esfuerzan por disimular. Rodríguez Osuna, no ha puesto ningún reparo en privatizar, al igual que el PP. La primera medida que intentó adoptar fue mantener los niveles de ingresos del IBI. Una de las líneas esenciales del PSOE en la posición era, expresamente, crítica la política fiscal que tenía el PP. Por lo tanto, si la gestión de los servicios públicos sigues en las mismas sendas, y la política fiscal es la misma. Si en la gestión de los servicios eres igual y en la hora de recaudar, también defiendes lo mismo. Recaudar lo mismo, significa gastar lo mismo. Pero hay una cosa en la que son diferentes, como por ejemplo, el ánimo de la participación. Nosotros estamos igual de cercanos al PSOE y al PP, porque las conductas que se reproducen son las mismas, y por lo tanto, nuestra actitud es la misma. Nosotros, somos oposición y hacemos oposición. Pero no vamos a ser más benevolentes con unos que con otros, porque es el PP y el otro sea el PSOE.

¿Qué está haciendo mal el alcalde?

De un mes a otro no ha cambiado mucho. Pero lo que está claro, es que el PSOE no tiene un plan claro de qué es lo que quiere hacer con esta ciudad, y que la política que está llevando a cabo, es incongruente. No podemos subir  20.000 € más, y luego, pagarle 575 € a otro. Esto ciudad necesita algún proyecto que sirva de impulso. Es muy sintomático la polémica que se está suscitando con los kioskos. Si hay una polémica es porque hay ausencia de proyectos y de iniciativas. Si hubiera habido 25 iniciativas en marcha, lo de los kioscos, no sería un debate. Cuando lo que más hablamos es de 4 kioscos es bastante significativo de la falta de impulso que tiene el equipo de gobierno. También es cierto, que tiene muy poco dinero y el margen de maniobra es muy escaso.

¿Funcionaría mejor la posición si estuviera unida?

Nosotros, actuamos con absoluta autonomía. Hay errores que son muy evidentes. Se conseguiría más, si hubiera un mayor margen de diálogo entre la posición y el gobierno. El gobierno, antes de sacar una iniciativa, debe de atender a la lógica de que, cuatro ojos ven más que dos. El gobierno, lo que tiene que hacer es preguntar. Podremos o no estar de acuerdo, pero algo podremos aportar. La mejor forma de qué al equipo de gobierno le vaya mejor sería fomentando el diálogo. Si Rodríguez Osuna lo que quier es que las cosas le vayan bien, lo que tiene que hacer es preguntar. Hablar es gratis. ¿Por qué no lo haces? Pues porque no se fía. Por eso no habla más. Porque cree que lo que vamos a hacer es instrumentalizar políticamente, cada una de las cuestiones y se equivoca.

¿Qué balance hacéis del Festival Internacional de Teatro Clásico de Mérida?

No podemos limitarnos a un criterio economicista.

Imaginé que fuese su cumpleaños. Si tuviera que pedirle un regalo, a Osuna, en forma de propuesta o concesión política, ¿qué le pediría?

Dejar de utilizar criterios partidistas en las políticas de personal, y que dejara de mirarnos con tanta desconfianza, que no sé si nos la merecemos o no, pero lo que está claro, es que no funciona.

¿En qué  se está equivocando el alcalde o el equipo de gobierno?

Lo de los quioscos de la Plaza de España le va a dar más problemas de lo que piensa, y creo que se ha precipitado.

 

 

MéridaComarca

Acerca de MéridaComarca

Toda la información relacionada con Mérida y su Comarca

Ver todas las entradas de MéridaComarca →

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.