ENTREVISTA JULIO. Álvaro Vázquez, Portavoz del Grupo Municipal de Izquierda Unida del Ayuntamiento de Mérida

alvaro vazquez julioÁlvaro Vázquez, portavoz del grupo municipal de IU, manifiesta que los resultados electorales de Unidos Podemos, sin ser malos, “no son los que esperábamos”. Considera que al PP le ha funcionado la estrategia del miedo y que no encuentra explicación a su victoria. Sobre el PSOE afirma que ha celebrado como una victoria su segunda posición “cuando en realidad es una derrota”.

 

“En Mérida hemos tenido menos votos que hace cuatro meses y, una alteración tan relevante de los votos en un espacio tan corto de tiempo puede ser circunstancial


César Peguero

 

¿Cuál es su opinión sobre el resultado de las elecciones generales?

En lo que se refiere al resultado nacional, no hemos conseguido en Unidos Podemos los resultados que esperábamos, aunque no son malos. Por lo demás, la verdad es que no sé cuál es  la clave que permita explicar el aumento de votos del PP en las circunstancias en las que estaba. Lo que está claro es que la crisis la ha soportado bien; la corrupción tampoco es un elemento que a los españoles le parezca políticamente sancionable y ha habido un discurso del miedo que ha funcionado. Y todo eso en una campaña donde el PP ha estado un poco ausente, lo que ha hecho ha sido ponerse de perfil. También se ha constatado que en Unidos Podemos tenemos un umbral de 70 diputados que no cubre las expectativas, que a lo mejor no se han cubierto porque nos hemos sentado en el sillón antes de tiempo. Hubo un voto de castigo al PSOE en las elecciones generales anteriores y lo que está claro es que ese voto de castigo era solo eso, no que el electorado hubiera cambiado, sino que de forma circunstancial la gente quería castigar al PSOE, pero lo que no quería era hundirlo. Y las lealtades y las identidades en política funcionan muy bien y yo creo que eso ha sido lo que ha permitido al PSOE celebrar como una victoria lo que en realidad es una derrota.

En Mérida creo que está claro que el resultado que hemos tenido Unidos Podemos no ha sido bueno, hemos tenido bastante menos votos que hace seis meses y una alteración tan relevante sobre estos votos en un periodo tan corto de tiempo puede ser circunstancial. Lo que está claro es que el PP parece que se ha puesto otra vez a la cabeza y a lo mejor, el hecho de que aquí estén en la oposición les ha beneficiado, pero a mí, personalmente, me ha sorprendido.

¿Cómo se desarrolló la primera campaña electoral de Izquierda Unida y Podemos?

Para los responsables municipales suelen ser bastantes tranquilas, porque tanto los materiales como el discurso como la propia estrategia de la campaña viene definida por las sedes federales, por lo tanto nosotros lo que hacemos básicamente es ejecutar el discurso. No es como en unas elecciones municipales en las que tienes que elaborar tú el programa, tienes que hacer línea argumental, preparar las intervenciones, la difusión en los medios. Aquí tenemos que repartir los carteles, los dípticos y organizar algún acto. Así que por ahí, como entrenamiento para unas elecciones municipales está bien, en el caso de que en el futuro haya una confluencia, porque es una forma de conocernos más y de poner en práctica la confluencia en el día a día, no solo en el discurso.

 ¿Hay sintonía entre Izquierda Unida y Mérida Participa, la marca de Podemos?

Sí, bien es cierto que el mejor pegamento es el plebiscito. Yo creo que todo el mundo tiene una buena perspectiva y eso ayuda mucho a que se limen asperezas. A que la gente mire un poco más hacia adelante y hacia los propios fines de la actividad política, que no hacia los roces que haya podido haber entre unas fuerzas políticas y otras, e incluso con los militantes.

¿Con Mérida Participa puede continuar la confluencia tras las elecciones?

Puede ser. Evidentemente es una posibilidad mucho más cercana de lo que era hace cuatro meses. Habrá que empezar a andar. Y en virtud de cómo se resuelva y por las actitudes, programas, prioridades de las dos fuerzas políticas, la nuestra y la suya, comprobaremos si eso nos va uniendo en un camino que al final haga que podamos consolidar este camino. Para que haya una consolidación tiene que haber una trayectoria, si hay trayectoria puede que concluyamos en algo, si no hay trayectoria pues un pacto puntual.

Han vuelto a tener problemas con los carteles durante la campaña.

Si, es un problema recurrente que tenemos en todas las elecciones. Uno de los elementos que hay para hacer campaña tradicional, aunque ya esté en desuso, es el cartel, y si bien la administración electoral nos habilita, a través del ayuntamiento, unos espacios legalizados para poner carteles. En una ciudad de 60.000 habitantes como Mérida nos correspondía cuatro paneles y en cada panel caben cuatro carteles. Por lo tanto yo creo que la solución que hay entre el cumplimiento de la legalidad y la necesidad de hacer campaña es muy sencillo, lo único que tiene que hacer el ayuntamiento, que no lo ha hecho ahora, ni lo ha hecho en el pasado y esperemos que lo haga en el futuro, es precisamente habilitar más espacios para que se puedan colocar los carteles. Estamos hablando de poner maderos, no creo que sea una cosa tan complicada.

 ¿Le sorprendió la propuesta que hizo el alcalde en el pleno donde se debatieron los presupuestos municipales de alcanzar un pacto de estabilidad?

Sí, nos sorprendió. Nosotros desde el principio del debate de presupuesto le señalamos que la aprobación, o no, de un presupuesto tiene una connotación política evidente. El instrumento esencial que tiene un gobierno para llevar a cabo su línea política son los presupuestos. Si tienes una línea política tienes unos presupuestos y si tienes una política distinta se reflejarán en unos presupuestos de una naturaleza diferente. Por lo tanto, decir que no a unos presupuestos es decirle que no a un gobierno. Y en el mismo debate en el que un grupo municipal te dice no a los presupuestos, le propongas un pacto de gobierno, pues es un poco excéntrico. Primero por el formato, un ofrecimiento así primero nos lo tendría que haber dicho a nosotros. Segundo, por el momento, estábamos prácticamente en campaña electoral. Y tercero, entendemos que cualquier proceso que al final pudiera culminar en un gobierno aquí o donde fuere, normalmente requiere antes un acercamiento, y en ningún caso se ha dado ese proceso. Tanto por la forma como por el contenido y por los motivos, es tan sorprendente como inaudito. También nos llamó la atención que el alcalde tildase nuestra respuesta como electoralista, cuando fue precisamente él el que hizo una propuesta en periodo pre electoral.

¿Qué balance haría del año de gobierno del PSOE?

Entiendo que el proyecto político de Izquierda Unida es muy distinto al del PSOE. Entiendo que el PSOE dice una cosa cuando está en el gobierno y hace otra cosa distinta cuando está en la oposición. Y entiendo que el PSOE debe aprender a negociar y asumir y aprehender que la política, por muchos años que haya tenido cuasi el monopolio de las instituciones en Extremadura, no es tratar de imponer, consiste en convencer. Si quieren hacer política podemos hacer política. Ahora, si lo que quieren es revivir los fantasmas del pasado me parece que tanto en Mérida como en cualquier otro sitio lo va a tener bastante complicado. Por último, la diferencia que hay entre un alcalde de izquierda y otro de derecha no puede ser que uno tenga guardaespaldas y el otro no. Lo cierto es que el PSOE ha apostado por las privatizaciones igual que el gobierno anterior. El PSOE ha mantenido la misma fiscalidad y el mismo modelo impositivo que el gobierno anterior y mediatizado la política de personal de la misma manera que el gobierno anterior. Por lo tanto, los mismos motivos que nos distanciaban de uno nos distancian del otro. Es cierto que puede haber otro aire, pero en Mérida el cambio está por llegar.

¿Y para Izquierda Unida como ha sido este primer año?

Hemos pecado de lo que pecamos muchas veces. Hemos dado demasiada relevancia a lo institucional. Debemos tener más contacto con la calle y los movimientos sociales. También es cierto que este año ha sido sui géneris dado que ha habido dos elecciones, una asamblea nacional y una asamblea regional. Ha habido una serie de procesos que tú no decides y que de alguna manera determinan tu actividad. Espero que de ahora en adelante tengamos un calendario más normalizado y despejado y que nos podamos centrar ya en lo que tenemos que hacer, controlar el equipo de gobierno.

 

About MéridaComarca

Toda la información relacionada con Mérida y su Comarca

View all posts by MéridaComarca

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.