Félix Pinero

Periodista y escritor


 

Ángel Texeira Brasero (Mérida, 15/03/1931) fue hijo de Francisco Texeira Collado, maestro de obras, y de Rosa Brasero Domínguez, bordadora, naturales de la ciudad. Casado con Mercedes Rodríguez Mancera, natural de Los Santos de Maimona (Badajoz), tiene dos hijos: Mercedes y Ángel.

Su labor al frente del Centro de Iniciativas Turísticas (CIT), Asociación de Amigos del Museo Nacional de Arte Romano (MNAR), de la Asociación de la Virgen y Mártir Santa Eulalia, Asociación de Amigos del Camino de Santiago, su difusión de los valores  artísticos-históricos de Mérida y la de su patrona y sus obras artísticas, han sido reconocidas, además de con el escudo de oro de la ciudad, con sintagmas adjetivales como “emeritense militante”  (Dr. Álvarez Martínez, su mayor exégeta), “Mérida tiene un genio” (Carmelo Arribas, crítico de arte y estudioso de Mérida) y epítetos tales como “respira emeritensismo por todos sus poros” del primero.

           Según un informe remitido al alcalde de la ciudad en diciembre de 2013, por el cronista oficial de Mérida, José María Álvarez Martínez, tras serle concedido el premio del CIT, además de relatar todos sus méritos, abogaba por la deuda que la ciudad tenía con él, que esperaba que saldase muy pronto. [1]

           De acuerdo con el relato del cronista, desde muy joven nuestro protagonista se sintió atraído por la creación artística, sintiéndose aprendiz de su abuelo Ángel, el alfarero, a lo que unía su inteligencia natural, “capaz de solventar situaciones comprometidas”. Esa creación artística tan tradicional dio fama al conocido como Barrio, cuyos nombres eran las tres últimas calles de la ciudad: Duque de Sala, Fournier y Augusto, que albergaba industrias de alfarería y en las que vivían ferroviarios, albañiles, carpinteros y pescadores.

           Al iniciarse la Guerra Civil, y durante la toma de Mérida (11 de agosto de 1936), Ángel tiene 5 años. Durante la confusión de los primeros momentos, pierde el contacto con sus padres. De la mano de un primo, quien le abandona a varios kilómetros, huye de la ciudad. En las inmediaciones de Mirandilla, en la finca en que fue desamparado, le acoge su propietario, don Hilario Vinagre. Finalizada la contienda, su juventud transcurre en su laborioso Barrio, en el que los alfareros le suministran las “pellas” con las que él elabora las figuras del belén.

Al finalizar los estudios primarios, con 14 años, comienza a trabajar de albañil en la cuadrilla de su padre en Don Benito. Allí continúa sus estudios bajo la dirección del profesor Ángel Valadés. De esta ciudad se traslada a la frontera de Caya, donde vive momentos felices y se fotografía con los ídolos de aquel tiempo: Jorge Negrete, el conocido Antonio Villar, intérprete de excepción de la película “El Judas”, o con su homónimo Virgilio Texeira. El periplo laboral de su padre concluye en Almendralejo, donde conoce al artista Julio Federico Zambrano Domene, su profesor en la Escuela de Artes y Oficios. Su afición por la pintura, y sobre todo por la escultura, nunca le abandonarían.

De regreso a Mérida, ayuda a su padre, quien, entre otros trabajos, se ocupaba de satisfacer los encargos que la Comisaría de Defensa del Patrimonio, entonces bajo la dirección de Manuel García Gil, le ofrecía, entre otros la consolidación y restauración del conjunto romano, como la Alcazaba y acueductos. Mientras, Ángel Texeira comenzaba a ser valorado por sus aptitudes en el dibujo y en el planteamiento de los proyectos y, por ello, la Diputación Provincial le llama para que forme parte del equipo constructor de unos puentes sobre el Lácara y el Lacarilla, en la carretera de La Nava a la estación de Carmonita.

A los 20 años cumple el servicio militar en el Regimiento número 1 de Caballería Motorizada de Alcalá de Henares, que supondrá un paso adelante en su profesión como constructor. Por su relación con el teniente Méndez Vigo, se vinculó a la empresa Hidrocivil, en la que dirigió a un numeroso grupo de estucadores y alicatadores que trabajaban en las obras de la estación de Atocha, lo que le animó a convertirse en empresario de su propia empresa con su compañero  Maxi Abengózar y comenzó a trabajar en Los Santos de Maimona y en numerosos puntos de la provincia. En esta localidad estableció relaciones con Cipriano Tinoco Gordillo (Los Santos de Maimona, 23/07/1934), que fuere popular alcalde del pueblo (1979-1983) y más tarde con Joaquín González Manzanares (Badajoz, 1946), quien más tarde sería bibliófilo y escritor y que, como socios, llevaron a cabo una promoción de 36 viviendas en la localidad.

Fruto de su esfuerzo y de muchas horas de trabajo, su empresa fue creciendo y aumentó la construcción de viviendas subvencionadas, lo que le permitió ocuparse también de sus temas preferidos: el arte, la historia, la geografía y, sobre todo, Mérida, sus vivencias, sus acontecimientos históricos, “convirtiéndose en un emeritense militante, que le llevó a aceptar esos cargos que ejercen los ciudadanos comprometidos”. [2]  Así, durante cinco años fue vicepresidente de la Asociación de Amigos del Museo Nacional de Arte Romano (MNAR); durante otros siete años fue vicepresidente de la Asociación de la Virgen y Mártir Santa Eulalia, etapa durante la cual organizó el Congreso Internacional de Estudios Eulalienses “Eulalia de Mérida y su figura histórica”, además de  hermanar a Mérida con otras ciudades que tienen a Santa Eulalia por patrona: Totana y la italiana de Santa Eulalia, en la región del Borso del Grapa. Asimismo, fundó y ostentó el cargo de  presidente de la Asociación de Amigos del Camino de Santiago durante catorce años, en la que potenció la Ruta Mozárabe o de la Plata y el albergue para peregrinos ofrecido por el ayuntamiento en el Molino del Pancaliente.

Como amante de la historia de su ciudad, ha llevado el nombre de Mérida por distintos foros de España, Venezuela, México y su amada Brasil, a los que ofreció conferencias sobre la Mérida romana y la actual, además de exposiciones arqueológicas con la colaboración del MNAR.

           Otra de sus preocupaciones divulgativas fue la difusión de la emeritense más ilustre y patrona de la ciudad, la Mártir Santa Eulalia. En Santa Eulalia di Borso del Grapa, cerca de Padua, hizo amistad con un gran eulaliense, el profesor Gambasin, quien, de la mano de Texeira, visitó Mérida y editó la monografía de Vicente Navarro del Castillo sobre la santa en italiano y español, además de escribir otros tres libros más con los datos que le aportó don Ángel.

 Finalmente, hay que subrayar su labor como dirigente del Centro de Iniciativas Turísticas (CIT), durante más de treinta y un años. “El CIT es Ángel Texeira”, llegó a decir el doctor José María Álvarez, tras afirmar que la oficina del centro fue atendida por él en exclusividad, con la ayuda de su hijo, en su propia casa. Al tomar la presidencia el alcalde del bimilenario, Manuel Sanabria, puso como condición que Ángel Texeira ocupara un puesto de responsabilidad, dada su valía y su interés por los asuntos emeritenses. Desde el CIT redobló esfuerzos a favor del turismo de la ciudad: elaboración de folletos, carteles, vallas publicitarias y un video; la promoción del Festival de Teatro Clásico, en colaboración con el ayuntamiento y la Junta de Extremadura; el concurso de albañilería en la Feria de Mérida, la festividad de San Isidro, el Día del Turista, organización  de asamblea regionales y nacionales, actuaciones musicales y viajes por la región, España, Portugal y otros países. [3] En su blog, el presidente del CIT da cuenta de sus viajes a Brasil en febrero y marzo de 1994 y en 2011 y el viaje a la Turquía clásica en 1996, organizado por la institución que presidía.[4]

La obra artística de Ángel Texeira es conocida por sus dibujos e ilustraciones para publicaciones y diplomas para la Asociación de la Virgen y Mártir Santa Eulalia, además de por sus primeros trabajos en la alfarería de su abuelo; pero donde más brilla su genio creativo es en su producción escultórica realizada por encargo o de motu proprio, como el busto de don César Lozano Gambero, instalado en el atrio de la iglesia de Santa Eulalia, que tanto amó tan carismático sacerdote. [5]  O la imagen de cuerpo entero de Sor Ángela de la Cruz para su localidad de adopción, Los Santos de Maimona; el busto de Luis Chamizo que preside la plaza emeritense de su nombre [6]; el de lord Byron para La Albuera; el de la alcaldesa de Trevejo, en la Sierra de Gata, Adoración González Estévez, la popular Chon; y la serie encargada por el Arzobispado de Mérida-Badajoz de los Santos Padres Emeritenses para la concatedral de Santa María, que solicitó el arzobispo Santiago García Aracil (Valencia, 1940-2018) [7]; y el busto de Octavio Augusto en la Mérida mexicana [8].


[1] Vid: Álvarez Martínez, José María: Ángel Texeira, un emeritense miltitante, diciembre de 2013. Este relato de sus méritos, dirigido a la Alcaldía por el cronista oficial de Mérida, ha sido fundamental para reconstruir la biografía de Ángel Texeira, por lo que le expresamos nuestra gratitud.

[2] Vid.: Ob. cit.

[3] Vid.: M. A. M. Ángel Texeira recibe hoy el Premio del Genio Protector, en el diario Hoy, de 19/09/2014. Véanse también: E. P: El Centro de Iniciativas Turísticas  se despide tras 74 años de andadura. Rodríguez Osuna entrega a Ángel Texeira el escudo de oro de la ciudad, en el diario Hoy, de 16/12/2019; Web del Ayuntamiento de Mérida: el alcalde recibe al presidente del Centro de Iniciativas Turísticas, Ángel Texeira Brasero, de 16/12/2019;  El presidente del Centro de Iniciativas Turísticas de Mérida, galardonado con el premio nacional de esta entidad, en la agencia Europa Press  de 14/11/2017;  Ángel Texeira recibirá el premio del Centro de Iniciativas Turísticas, en el diario Hoy,  de 17/11/2013; Web de Amigos del Museo Romano. 7ª edición. Premio Socio del año 2008 a D. Ángel Texeira Brasero, de 10/05/2017; Arribas, Carmelo: Mérida tiene un genio, en Digital Extremadura, de 20/09/2014.

[4] Vid.: Blog de Ángel Texeira: http://angeltexeira.blogspot.com.

[5] Vid: Homenajean al sacerdote César Lozano con un busto, en El Periódico Extremadura, de 08/06/2004.

[6] Vid.: Peguero, César: Abierto al público un parque dedicado al poeta Luis Chamizo, en El Periódico Extremadura de 13/03/2003.

[7] Vid.: Soriano, Juan: La Concatedral exhibe las primeras esculturas de los Santos Padres Emeritenses, en el diario Hoy, de 08/06/2006.

[8] Vid.: Colocan un busto de Octavio Augusto en la Mérida de México, en Europa Press, de 26/12/2015.

About MéridaComarca

Toda la información relacionada con Mérida y su Comarca

View all posts by MéridaComarca

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.