Fran Medina Cruz


Según refleja el refranero popular, y viendo cómo empezó este recién estrenado 2021 en nuestro país, “año de nieves, año de bienes” que nos cuenta que, el año con mucha nieve es favorable para las buenas cosechas, porque, gracias a la nieve, la tierra labrada se mantiene húmeda y esponjosa para que los cereales crezcan debidamente, y el agua será abundante. Se podría pensar que este año será un año de prosperidad en muchos sentidos. Pero si somos objetivos y miramos por la ventana, no se atisba buena voluntad por parte de realidad. El bicho vírico sigue entre nosotros y parece que con más fuerzas, el desempleo va creciendo día que pase, el malestar social es un común denominador entre la ciudadanía, fuera cual fuere el lugar en la que nos encontramos todo parece un punto y seguido del año anterior… Y a todo esto le podemos sumar la voluntad política de unos gobiernos territoriales que junto con el nacional, más que resolver plantean una escalada de infortunios, desaciertos y anomalías económicas tales como subida de impuestos, gastos inútiles “cambio de la flota de automóviles del cuerpo diplomático del estado”, dotaciones económicas aprobadas de difícil defensa y utilidad, negociado y compra de material en pérdida constante, etc.

Sobre la parte que nos toca, nuestra tierra extremeña, la más despoblada de las regiones españolas, con una densidad de población muy baja y atomizada, que posee la mala fortuna de tener las peores vías de comunicación de todo el país, sin aeropuertos importantes, sin trenes de calidad y comunicación con nuestro entorno, somos la región que bate record en contagios víricos, un día sí y otro también. “Que me lo expliquen”. Y la culpa de los bares, según las mentes pensantes.

Lo de tener los peores gobiernos viene de lejos, siempre se conformaron con las promesas que llegaban de Madrid, daba igual el color del partido que lo conformase, bastaba con la palmadita en la espalda y las buenas palabras. Ahora tenemos a un señor en el sillón principal de la Asamblea extremeña que dice una cosa hoy y la tiene que desdecir mañana, en fin.

Que como la gran mayoría del grupo socialista (y esto pasa en todos los partidos políticos de este sistema nuestro) debe pleitesía a don Pedro Sánchez Pérez-Castejón, cuidándose muy mucho de lo que hiciese o dijese que no se saliera del oficialismo nacional. Y así se pretende, un año más, que Extremadura salga de donde la tienen metida.

Ahora entiendo la postura de ciertas regiones en buscar la alternativa en políticas nacionalistas, fracasadas en casi todas ellas por la deficiente estatura política de sus integrantes. Y es que éste ha sido el gran problema de nuestro pequeño imperio español: la cobardía, el ego y la falta de formación y visión de estado de nuestros representantes.

About MéridaComarca

Toda la información relacionada con Mérida y su Comarca

View all posts by MéridaComarca

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.