Rafa Angulo

Periodista

Yo soy aquel niño que bajando del fútbol olía los calamares del Aragón al pasar por la aromada cristalera de la calle José Antonio; soy de esos emeritenses a la antigua que comieron las ranas del Antillano (Bocatuerta para los amigos) cuando las ranas eran del Albarregas y se cogían con linterna; soy de aquellos que recorrían la barra del “Lusi”, ¡Tremendo recodo de barra!, mientras todavía no se había independizado Rufino Pizarroso; tengo añoranzas del Botero donde campeaba Paco Novillo-Fertrell y de los escalones del Metropolitano con Diego Lozano en las alineaciones del Atleti; recuerdo a los soldados comiendo los bocadillos del Mora antes de que el dueño se quedara ciego y no pudiera ver ¡Dios mío! a su Real Madrid; veo aún a mi padre en la barra del Liceo donde los camareros iban de mayordomos a así. Recuerdo a La Peña porque siempre olía bien y a Kiko Peña que vendía un producto novedoso llamado “Jamón de York” que envolvían en el papel grisperla satinado que fabricaban en La Papelera. Tengo sentido recuerdo del Mimi, el tipo más ingenioso que habrá habido detrás de una barra (empatado con Ángel Tirado Carroza, inmenso Chinche), además de generoso porque en la Barra Mimi el vino se servía en tubos no en vasitos; así estaba la Plaza de Santa Clara de mal pagados maestros; aún recuerdo escarceos de barra en el Jovi y el selecto Trópico de Guerrero y Gordillo (entre otros) en la calle Santa Eulalia; el Cejas en Sagasta y La Vita donde siempre, en la calle que más ha cambiado de nombre en la historia de Mérida (cuando ganen los míos dejará de llamarse John Lennon, ahora solo me hace falta saber quiénes son los míos) había liebre, aunque no fuera liebre ¡qué más da!. Estos recuerdos forman parte de la Mérida que me conquista a través de sus bares, barras, rincones y gentes, del caño al coro y del coro al caño, y que, a diferencia de los principios para algunos, no los puedo olvidar.

About MéridaComarca

Toda la información relacionada con Mérida y su Comarca

View all posts by MéridaComarca

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.