«Biografías Emeritenses»


Félix Pinero 

Periodista y Escritor

 (académico correspondiente de la Real Academia de Extremadura de las Letras y las Artes por Plasencia)


La pasión por la conservación de la naturaleza y el ejercicio de la literatura han marcado la trayectoria de Antonio Gutiérrez Sánchez (Mérida, 25/03/1964), quien vio la luz con la ayuda de una comadrona, como sus padres y abuelos, en la calle Calderón de la Barca de la capital extremeña.

Sus inquietudes por la conservación de la naturaleza le llevaron a trabajar durante cinco años, a principios de los 80, como cuidador en el Centro de Recuperación de Fauna Silvestre Accidentada de Badajoz, por entonces perteneciente al Instituto para la Conservación de la Naturaleza (ICONA). En abril de 1987 aprobó las oposiciones a funcionario de agente de Medio Ambiente, de la Dirección General de Medio Ambiente de la Junta de Extremadura. En la actualidad, ejerce como agente del Medio Natural en la Unidad Territorial de Vigilancia 07 (Badajoz Oeste) y es presidente de la Asociación Española de Ayuda a los Huérfanos de Agentes Forestales y Medioambientales fallecidos en acto de servicio ((AMINTA). Asimismo, es miembro de la junta directiva de la Asociación Profesional de Agentes del Medio Natural de Extremadura (APAMNEX) y de la junta directiva de la Asociación Española de Agentes Forestales y Medioambientales (AEAFMA).

Sus vivencias con la recuperación de la fauna silvestre y como agente de Medio Ambiente las comparte en tres volúmenes: “Oak, vivencias de un agente forestal” (Ediciones Guardabosques, 2008), “Crónicas de un agente forestal en Extremadura, Oak II” (Editorial Círculo Rojo, 2011) y “Vivencias y confesiones de un agente forestal, Oak III”, publicada en la anterior editorial en 2017. “Son veintitrés relatos muy variopintos que, aunque no lleven una continuidad cronológica, marcan la etapa de una vida de un profesional… Algunos relatos me costó escribirlos, pues eran vivencias tristes que habían dejado una huella que me costaba volver a recordar… Nombres y lugares ficticios excepto cuando quiero poner de relieve los autores y escenarios por el hecho tan importante narrado… Además, fue con este seudónimo Oak, Oakgreen, como intérprete, como autor de los relatos, pues si bien reflejan mis vivencias propias, también pueden ser análogas a las de otros agentes que ejercen esta profesión con mi misma pasión e intensidad. Fue con este seudónimo (Oakgreeen, roble verde, si queremos castellanizar el alias) con el que me di a conocer en el foro de Guardabosques (www.agentesforestales.es) ”
En “Crónicas de un agente forestal en Extremadura, Oak II”, “a través de anécdotas y vivencias frescas, cotidianas, contadas de forma amena, desenfadada, y con todo lujo de destalles, el lector irá conociendo la variedad de tareas que desempeña y las diferentes situaciones que ha de afrontar un agente forestal, y también alguna cosa sobre otros colegas que comparten su espacio físico de trabajo: los guardias civiles del Seprona y guardas fluviales de Confederaciones Hidrográficas, en este caso la del Guadiana”.

Finalmente, en “Vivencias y confesiones de un agente forestal, Oak III”, el autor lucha por dar a conocer una profesión ninguneada, casi escondida por los gobernantes. Oak sabe que las vivencias, los peligros y las inquietudes de un agente del Medio Natural en Extremadura son las mismas que sus colegas de cualquier otra parte del Estado, aunque existan ahora diecisiete cuerpos autonómicos y once denominaciones distintas.

Es autor, asimismo, de dos novelas: “Cariyárbur (2011) , un árbol mágico que se alimentaba del cariño y del amor de los hombres de la Naturaleza, pero que en tiempos atávicos fue traicionado por estos últimos y desapareció de la faz de la tierra, y en la que “pretende dar rienda suelta a su instinto narrador a través de relatos que propongan a la Naturaleza como protagonista”. En “Caballo blanco (2014), “su segundo hijo literario de ficción, “está presente el amor, la guerra, la compleja dialéctica entre la razón y los sentimientos”
.
“Simón el Verderer”, ambientada a mediados del siglo XIII, es una novela histórica de un detective en la Edad Media extremeña, cuya acción transcurre en 1256, en una Extremadura que hacía dos décadas había sido tomada por los cristianos a los musulmanes. Su protagonista es un hombre que vive en contacto directo con la naturaleza, dueño de una intuición y sentido común innatos que le servirán para resolver un misterio que podría haberle costado la cabeza solo por el hecho de encontrarse cerca. “De todos los personajes de esta novela, el que más me ha impresionado, por supuesto como debía de ser, es el protagonista de la misma. Se trata de Simón Blázquez Ambroz, “El Verderer”, que traducido literalmente del inglés significa “Guardabosques”, custodio de todo aquello que existe y habita en los mismos”.

En la actualidad prepara la tercera parte de “Simón el Verderer”, cuyo escenario trascurre en la comarca de Sierra de Gata; revisa otra novela ambientada en las Highlands escocesas (“Un castillo en las Hidlands”) y tiene en borrador la segunda parte de “Simón el Verderer” y también la segunda de “Caballo blanco”.

.

 

About MéridaComarca

Toda la información relacionada con Mérida y su Comarca

View all posts by MéridaComarca

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.