YO ESTUVE ALLÍ


Luis Cuervo Maldonado


¿Os acordáis del pub Junior, en la calle Marquesa de Pinares, antes de llegar a los milagros, junto al Economato?, un pub intimo, especial para parejas y grupos de amigos, para relajarse o escuchar música suave, o saborear una buena copa. Era de los hermanos: Tomas, Marcelino y Luis, que tenían, también, un bar mítico por entonces, “el Marcelino”. En este bar, Tomas tenía montado un salón de televisión por satélite, donde íbamos a ver el futbol internacional y las Copas de Europa.

¿Os acordáis del bar “los Gabrieles”, en la calle Manos Albas? Otro lugar magnífico, muy cerca del bar “la Peña”, esquina Berzocana con San José, otro punto de reunión de las gentes del futbol.
No podemos olvidar “la Cafetería Trópico”, en la calle Santa Eulalia, muy adelantada a su época, hoy seguiría teniendo éxito, dos plantas de magnifica decoración y muy buen ambiente. Al cierre de esta cafetería se abrió “Magu”, que fue inaugurada por Joaquín Prat, una tienda de electrodomésticos , actualmente una óptica, era del mismo dueño del Sanatorio de la Radio, la tienda de fotos y la de Discos, allí compré yo mis primeros discos a mi amiga Pauli, para los guateques ( que era lo que teníamos por entonces los más jóvenes y “sin pelas”): Baby come Back, de los Equals, La Caza, de Juan y Junior y Lady Pepa, de los Pekenikes. ¿Sabíais que Juan y Junior fueron miembros de Los Pekenikes y después de Los Brincos?

Los mas “mayores” disfrutaban en “El Plata”, un baile en la Plaza de Santa María, donde está ahora hacienda, o en “El Ferroviario”, en La Rambla, en “El Club Siete Quince”, en La Torre, en los bailes del Liceo. Como se echan de menos, esa cafetería acristalada en la calle Santa Eulalia, si querías ver a alguien y no querías dar cuarenta vueltas por la calle, te sentabas allí y pasaban ¡seguro!

¿Recordáis el baile del Caburo?, un local en las tres casas, en la ctra. de Don Alvaro, que daba bailes, casi todo “agarrado”: Nocturno de Los Relampagos, Un mechón de tu cabello, de Adamo, o Detalles de Roberto Carlos…,.Algunos fines de semana íbamos al Casino, en La Plaza de España y al Circulo Artesano, en la calle San Salvador; al Maravillas, conocido por el “Cha Cha”, se lo pusieron por que iban muchas empleadas del hogar y militares. A partir de las nueve se hacía más elegante, con baile y orquesta, allí me dice mi amigo Antonio Yuste, que iba con Alicia Cano, su señora. Que me decís de la taberna El Cejas, en la calle Suarez Somonte, un local para paladares exquisitos, por sus buenos vinos, por esa zona también estaba, Casa Gaspar, que buenos callos, morros, hígado, las bogas etc.., y cerca estaba La Herradura, terraza de verano, la mejor terraza de baile. Los grandes grupos de la provincia pasaron por allí.

Y tiendas me faltan muchas: La Campana, Luis Diez, La Giralda, Aragoneses, El Sanatorio de la Radio, Manchón, Imprenta Pérez, El Barato, El Paraíso del Disco, Casa Doblas, Pastelería Peña, Pastelería Gutiérrez, Deportes Agustín, El Buen Gusto, en la calle Santa Eulalia, Tejidos Fontán, Almacenes de las Heras, Pastelería Pocholo, Electrodomésticos Horta. Me gustaría resaltar la iglesia que había en John Lennon, esquina Piedad. Allí se hacía de todo: teatros, cine, pero alguien decidió tirarla para hacer bloque de vivienda, y “don dinero” y “el clero”, pueden más que nadie. No me olvido de la cuchillería Novoa y Casa Vita en la Plaza del Rastro , como cocinaba esta señora!. Y en la Puerta de la Villa, frente al bar Metropolitano una tienda pequeñita donde vendían artículos de broma y petardos, al lado el fotógrafo con la máquina de pie, que te hacia la fotografía al momento.

 

About MéridaComarca

Toda la información relacionada con Mérida y su Comarca

View all posts by MéridaComarca

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.