Luis Cuervo Maldonado


YO ESTUVE ALLÍ


Cantautor y poeta extremeño, nacido en Esparragosa de Lares (Badajoz), el 18 de octubre de 1946. Vinculado a la canción con raíces populares y con una labor musical claramente dirigida a revitalizar el folclore extremeño, su trayectoria comercial se ha dispersado a lo largo de más de tres décadas.

Profundamente enamorado de su tierra, Pablo Guerrero empezó a componer sus propios temas y a tocar la guitarra a los dieciséis años. En 1967 abandonó Extremadura y se trasladó a vivir a Madrid donde, al tiempo que cursaba estudios de Magisterio y Filosofía y Letras, profundizaba su experimentación con el folclore y la música popular. En 1969 presentó al Festival de Benidorm la canción «Amapolas y Espigas», que obtuvo el premio a la mejor letra y quedó en el segundo lugar de la clasificación general.

El tema, que con posterioridad interpretarían artistas de la talla de María Dolores Pradera, representó el lanzamiento de una carrera musical que arrancó de la mano del sello Acción con la edición de sus tres discos iniciales. El primero de sus grandes éxitos llegó en 1972 con A Cántaros, un trabajo discográfico que convirtió el sencillo homónimo en un auténtico himno y colocó al músico extremeño entre los mejores cantautores del momento.

Tres años más tarde, Pablo Guerrero se consagró definitivamente en el teatro Olympia de París con la grabación de En el Olympia (1975), un disco en directo editado por Movieplay. Cumplido el requisito obligado para todo cantautor de triunfar en el mítico escenario parisino, su discografía continuó creciendo con Porque amamos el fuego (1976) y A tapar la calle (1977). Tras estos álbumes, el autor abrió un largo paréntesis en su carrera y abandonó la primera línea musical. Sus ediciones se espaciaron en el tiempo, trazando una irregular línea comercial.

Hubo que esperar hasta 1985 y 1988 para escuchar los nuevos trabajos En los momentos del agua, registrado por Fonomusic, y El hombre que vendió el desierto, álbum editado en Grabaciones Accidentales. El extremeño abrió de nuevo un largo período de silencio hasta el lanzamiento en 1992 de Toda la vida es ahora en la discográfica Área Creativa. Alas, alas llegó al mercado en 1994, esta vez bajo los auspicios de BMG Ariola, y tras este nuevo ciclo creativo, inauguró otra etapa de inactividad.

En 2000, Pablo Guerrero regresó con dos nuevos álbumes, Los dioses hablan por boca de los vecinos, editado en el sello Música sin fin, y Sueños sencillos, que vio la luz en Discos Resistencia.

(Referencia: http://www. mcnbiografias. com/)

About MéridaComarca

Toda la información relacionada con Mérida y su Comarca

View all posts by MéridaComarca

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.