En marzo la inflación interanual en España y en Extremadura fue del 0% y del -0,1%, respectivamente


CCOO de Extremadura señala que la evolución del IPC en el mes de marzo está claramente condicionada por la crisis sanitaria del coronavirus y sus efectos sociales y económicos. La bajada de la inflación está así estrechamente relacionada con el parón y debilidad de la economía. Esta contención y descenso de los precios es posible, por tanto, que se extienda en los próximos meses.

Para CCOO, lo importante en estos momentos es la contención del virus y proteger la salud de la población, y por ello hay que seguir aumentando la inversión en nuestra sanidad pública, en los servicios sociales y en la dependencia.

Pero esta situación también está teniendo consecuencias socioeconómicas, frente a las que el sindicato está demandando un pacto social entre las fuerzas políticas y sociales para la recuperación de la economía que permita mantener la actividad de las empresas, el empleo y los salarios, así como la protección social para evitar que aumenten las desigualdades y la pobreza.

En consecuencia, CCOO comparte la premisa de no dejar a nadie atrás en esta crisis y considera que hay que seguir avanzando en la adopción de medidas de protección social destinada a aquellos sectores de población afectadas por la crisis para los que todavía no se han implementado, desde el marco del diálogo social y con el objetivo de que no aumenten los niveles de pobreza y desigualdad.

El sector público debe jugar un papel clave para amortiguar a corto plazo la caída de ingresos de las personas y empresas más directamente afectadas y adoptar medidas de estímulo de la demanda agregada y de reconstrucción económica en los Presupuestos Generales del Estado una vez que haya pasado la epidemia.

CCOO considera que la respuesta a esta crisis provocada por el COVID-19 no puede ser solo nacional. La Unión Europea debe ejercer un papel activo y no dejar a los diferentes estados abandonados a su suerte.

Urge adoptar medidas de mutualización de la deuda (“corona bonos” o similar) para financiar todas las actuaciones extraordinarias, activar la “clausula para sucesos extraordinarios” para cubrir los gastos extraordinarios y posibilitar que el Banco Central Europeo compre directamente la deuda pública de los países.

Evolución del IPC

El IPC se sitúa en el 0 por ciento anual en marzo, siete décimas por debajo del nivel de febrero, arrastrado por un nuevo descenso de los carburantes y combustibles y la inflación subyacente se mantiene en el 1,1 por ciento.

En Extremadura el dato de inflación cae hasta el -0,1 por ciento interanual, ocho décimas menos que el mes anterior y una décima por debajo de la media nacional.

Los grupos que han contribuido a este desplome en la inflación son Transportes, Vivienda y Ocio y Cultura.

Estas tasas de inflación tan bajas son un reflejo la debilidad del consumo por la actual crisis sanitaria. El sector público debe jugar un papel clave para amortiguar a corto plazo la caída de ingresos de las personas y empresas más directamente afectadas y adoptar medidas de estímulo de la demanda agregada y de reconstrucción económica en los Presupuestos Generales del Estado una vez que haya pasado la epidemia

Esta debilidad en los precios que se va a mantener en los próximos meses permitirá que los rendimientos laborales (salarios y pensiones) mantengan el poder adquisitivo este año, al mismo tiempo que el esfuerzo se debe dirigir a conservar el mayor número de empleos posibles, en condiciones de calidad y velando por la salud de trabajadores y trabajadoras.

De igual manera, será necesario proteger a todas aquellas personas que puedan perder su empleo. En este sentido las medidas económicas y sociales que se están implementando desde el Gobierno en esta fase inicial, de apenas un mes, van en la buena dirección, aunque muchas de ellas tiene un periodo de vigencia muy corto y necesitarán ampliarse para atender a las situaciones de mayor vulnerabilidad económica y social.

Evolución mensual

En el mes de marzo la tasa de variación mensual del IPC general fue del -0,4 por ciento tanto en la media nacional y en Extremadura.

Entre los grupos con repercusión negativa en la tasa mensual del IPC destacan:

Transporte, con una variación en Extremadura del -3,4 por ciento y del -3,1 por ciento en el indicador nacional, debidas a las bajadas en los precios de los carburantes y lubricantes.

Vivienda, con una variación del -2 por ciento en la media nacional y -2,2 por ciento en Extremadura, que está causada por el descenso de los precios de la electricidad y, en menor medida, del gasóleo para calefacción.

 

 

About MéridaComarca

Toda la información relacionada con Mérida y su Comarca

View all posts by MéridaComarca

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.