CCOO de Extremadura indica que los datos positivos del tercer trimestre de la Encuesta de Población Activa han de ser analizados con cautela porque, a pesar del aumento en 10.500 del número de personas empleadas en el último año, se observa con preocupación una reducción de la población activa de casi seis mil personas y un alza en el trimestre de la ya elevada temporalidad.

datos-paroEsto muestra que persiste el escaso dinamismo del mercado de trabajo extremeño y la facilidad para expulsar del sistema a una parte importante de la población.

Derogar la reforma laboral y potenciar la negociación colectiva, así como fomentar el incremento de los salarios, son exigencias fundamentales de CCOO hacia el nuevo Gobierno y son medidas que han de ser adoptadas con rapidez.

En el caso concreto de Extremadura, el sindicato insiste en la necesidad de que el próximo Ejecutivo impulse de manera decidida las inversiones en la región, especialmente las relativas a las infraestructuras del ferrocarril, y que ponga en marcha planes especiales destinados a la creación de empleo, con especial atención a mujeres y jóvenes, tratando de fijar la población en la región evitando la pérdida de la población activa más cualificada.

Resultados trimestrales

El número de personas ocupadas en Extremadura se incrementó en el tercer trimestre del año en 6.700 personas y se sitúa así en 372.500. Se trata de una subida muy similar a la del año anterior, aunque supera en seis décimas la de la media nacional.

Por sexos, el empleo aumenta en el tercer trimestre solamente entre los hombres, pasando de 213.600 ocupados en el segundo trimestre a 220.200 en el tercero. Sin embargo entre las mujeres,  el incremento es prácticamente nulo con 152.300 mujeres ocupadas.

El dato por sectores nos muestra el empuje del empleo agrícola con un aumento de 7.100 personas en el trimestre suponiendo una tasa del 20,8%. Industria y Construcción también contribuyeron a este aumento del empleo con 1.400 personas ocupadas más en ambos y, por último, el sector servicios se redujo en 3.100 personas. Este dato es especialmente preocupante para un sector que tenía que haber generado empleo en los meses del año de mayor actividad turística.

El total de la población asalariada en la región creció en 2.400 personas, un 0,8 por ciento, siendo el empleo por cuenta propia el que tuvo más tirón en este trimestre con un 6,8 por ciento de aumento (4.400 personas más). El empleo indefinido cayó en casi seis mil personas en un solo trimestre, en contraste con el aumento del temporal en 8.300 personas. Esta destrucción de empleo estable afectó en casi su totalidad a las mujeres con 5.100 indefinidas menos que el trimestre anterior.

La tasa de temporalidad se ha incrementado en el último trimestre en dos puntos y medio, situándose en el 35,3 por ciento en Extremadura, ocho puntos por encima de la media nacional (27 por ciento).

El desempleo bajó en 7.100 personas, un -5,24 por ciento frente al -5,55 de la media española. Por sexos, el dato muestra que las mujeres desempleadas bajaron en 3.700 y los hombres en 3.300.

El número total de personas en paro se sitúa en 128.200, el más reducido desde el primer trimestre de 2011. La tasa de paro se disminuye en 1,4 puntos y se sitúa en el 25,61%, frente al 18,91% de la media española.

La reducción del número de desempleadas no obedece a la creación de empleo, como ya hemos visto, sino que se ha producido como consecuencia de la merma en la población activa de 3.600 en el último trimestre. En el caso de los hombres, la población activa se incrementó en 3.300.

Resultados anuales

El empleo en Extremadura en los doce últimos meses se ha incrementado en 10.500 personas, representando una tasa del 2,89 por ciento, alcanzando así un total de 372.500 personas ocupadas en la región. Se trata de la cifra más elevada de la serie histórica desde mediados del año 2011.

Por sectores, la ocupación subió en Agricultura (1.700), en Construcción (2.300) y Servicios (7.100) y se bajó en Industria (-600). A pesar del que los servicios registraron el mayor incremento de empleo en valores absolutos, la tasa de variación anual (2,8 por ciento) revela una tendencia descendente respecto a la de trimestres anteriores que debe llevarnos a reflexionar.

Respecto a la desagregación por sexo, el empleo subió mucho más entre los hombres con 8.000 ocupados más que entre las mujeres (2.500), dando muestras de la desigualdad en la que se está cimentando esta fase de recuperación.

La desagregación de los datos por situación profesional nos muestra que el empleo por cuenta propia aumentó en 5.600 personas (8,8 por ciento) y el número de personas asalariadas aumentó en 4.800 personas, un 1,58 por ciento más que el mismo trimestre del año anterior. La totalidad del aumento del empleo asalariado fue en el sector público y de carácter indefinido, registrando un incremento del 5,13% respecto al mismo trimestre del año anterior.

El número de personas en paro cayó en el último año en 16.200, significando una bajada  del 11,19 por ciento frente al -10,93 por ciento en la media nacional. Este descenso del desempleo se explica en una parte importante por la caída de la población activa de casi seis mil personas y, que por tanto, han dejado de estar en desempleo a efectos de esta estadística pero no por haber encontrado un puesto de trabajo.

Con esta evolución, la tasa de paro se reduce en casi tres puntos porcentuales respecto al año anterior y se sitúa en el 25,61 por ciento, frente al 18,91 por ciento de la media de España.

Del total de 128.200 personas en paro en la región, 55.100 llevan más de dos años en paro con lo cual ya han agotado las prestaciones de carácter contributivo. 

About MéridaComarca

Toda la información relacionada con Mérida y su Comarca

View all posts by MéridaComarca

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.