Gil Rosiña comparece en la Asamblea para informar sobre la creación del Centro

La apertura de este centro conllevará la formación y coordinación de todos los profesionales que atiendan a estas mujeres


Recursos adicionales

La consejera de Igualdad y Cooperación para el Desarrollo, Isabel Gil Rosiña, ha comparecido este martes, a petición propia, en la Asamblea de Extremadura en la Subcomisión de Fondos Europeos para informar sobre el capital que va a gestionar la Consejería de Igualdad y Cooperación para el Desarrollo, que provienen del Mecanismo de Recuperación, Transformación y Resiliencia del Gobierno de España, para la creación de un centro de crisis 24 horas que ofrezca atención integral a las víctimas de violencia sexual.

El plan ‘España te Protege contra las Violencias Machistas’, que engloba estas ayudas, se basa en la digitalización, mejora y ampliación de los servicios integrales de atención a las víctimas de todas las formas de violencia contra las mujeres y se concreta en tres inversiones. La tercera de ellas, la creación de los servicios de atención integral 24 horas a las víctimas de violencia sexual, es la que va a gestionar directamente la Consejería de Igualdad y Cooperación para el Desarrollo.

Extremadura va a recibir un total de 2.650.000 euros. En el año 2021 se recibió el 30% de los fondos totales previstos para la puesta en marcha de estos centros, es decir, 795.014 euros. El resto de los créditos, el 70% restante, será transferido a las comunidades autónomas este año y deben ser aprobados en la Conferencia Sectorial de Igualdad.

El objetivo es extender y hacer accesible a todas las potenciales víctimas de violencia contra las mujeres, en cualquiera de sus formas, los servicios de atención integral.

La consejera Gil Rosiña ha declarado que la violencia sexual “no es una violencia nueva en nuestro país. Es una violencia que necesita una respuesta especializada de las instituciones y de la administración pública. No creo que haya un repunte especial de este tipo de violencia, pero sí una mayor concienciación y una mayor denuncia. Por eso, no me preocupa tanto la apertura física del centro como tal, sino ser capaces de aprobar, en las próximas semanas, el protocolo de atención a la violencia sexual en Extremadura, y formar y coordinar a todos los profesionales que tienen que intervenir a la hora de dar una respuesta especializada a una mujer que ha sufrido la violencia sexual”.

En Extremadura existe una buena red de servicios. La Comunidad Autónoma fue pionera en la puesta en marcha de la Red de Atención a Víctimas de Violencia de Género. Pero la violencia sexual requiere de una respuesta institucional especializada, ya que las víctimas tienen otras necesidades, pues este tipo de violencia se produce en otros contextos diferentes.

Los últimos datos conocidos sobre violencia sexual muestran una realidad muy preocupante. Solo el pasado año, y según datos de la Delegación del Gobierno en Extremadura, los delitos contra la libertad o indemnidad sexual en la región ascendieron a 223. De los cuales 26 fueron agresiones sexuales con penetración y el resto, 197, corresponden al resto de delitos. Comparados con los de 2020 (184), estos delitos han subido un 85,7%.

ATENCIÓN PSICOLÓGICA, JURIDICA Y SOCIAL

Uno de los servicios que se va a prestar en este centro es la asistencia telefónica, como una respuesta inmediata ante una situación de emergencia o de crisis para cualquier víctima que sufra una agresión sexual. Se habilitará un número específico para que todas aquellas mujeres que hayan sufrido alguna agresión o necesiten realizar una consulta lo puedan hacer llamando a ese número, que se dará a conocer públicamente.

Se prestará también un servicio de atención psicológica, jurídica y social tanto para las propias víctimas como para sus familiares y aquellas personas de su entorno que lo necesiten. Esta atención será individualizada y adaptada a las necesidades de cada caso, y se establecerá un protocolo específico para la derivación y coordinación con los recursos existentes.

El centro contará con psicólogas, abogadas y una coordinadora y se cubrirán al menos tres turnos de trabajo dado que el centro estará en funcionamiento 24 horas al día los 365 días del año.

Gil Rosiña ha declarado además que lo importante es la selección de profesionales especializadas para atender a estas mujeres, por lo que se hará un proceso selectivo específico para elegir a las profesionales que sepan dar la mejor respuesta a estas mujeres. “Ya estamos trabajando y diseñando con Función Pública ese proceso selectivo que tenemos que hacer para elegir al mejor personal que atienda a estas mujeres”.

Se utilizarán las transferencias del Estado ordinarias que recibe el Instituto de la Mujer de Extremadura, concretamente las de atención a la violencia sexual, que han sido incrementadas por el Ministerio de Igualdad en un 60%, por lo que Extremadura va a recibir más de 400.0000 euros, que se van a destinar a la formación específica de todos los que tienen que intervenir en esta nueva respuesta institucional. Es decir, los profesionales de los hospitales de Extremadura, de las áreas de salud, policías locales, Policía Nacional y Guardia Civil.

La sede principal del centro de crisis estará ubicada en Mérida y se contará con dos centros satélites en Cáceres y Badajoz, de los que, por cuestiones de seguridad, hay que preservar el anonimato de su localización.

En cuanto al inmueble donde se va a ubicar el centro es titularidad del Ayuntamiento de Mérida, que ha llevado a cabo una cesión de este espacio a la Junta de Extremadura por tiempo de 30 años, como así se acordó en el Pleno del Ayuntamiento el pasado día 16 de marzo.

About MéridaComarca

Toda la información relacionada con Mérida y su Comarca

View all posts by MéridaComarca

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.