Agustín Plaza Aguado


Qué entendemos por patria?, ¿Qué país queremos ser?, ¿Qué ciudadanos tenemos que ser y para qué Estado?, ¿Qué ciudadanos quiere el Estado?, ¿Cuándo volveremos a estar como antes del Coronavirus?, ¿Estamos deseando volver al pasado?, ¿Acaso era ese nuestro “El Dorado” ?, ¿Es el momento de reorientar la sociedad, la política, la economía, la cultura y el medioambiente?.

¿Demostrará la Eurozona que puede ser la gran potencia que soñó?, ¿Será el Brexit un modelo a imitar?, ¿Iniciará Alemania la senda de la solidaridad o, por el contrario, con su exceso de liquidez potenciará sus empresas (buenas y malas) y seguirá desplazando a los países del sur que no gozan de su posición económica?, ¿Disminuirá o aumentará la desafección y desconfianza en el modelo europeo?, ¿Se confirmará que el debate norte/sur en Europa no es otra cosa que un debate entre conceptos de izquierda y derecha?, ¿Es posible una Europa más consolidada?, ¿Estamos asistiendo al inicio de la separación de Europa en dos bloques?

¿A nivel nacional, la escala de valoraciones en el ámbito socio-laboral volverá a cambiar cuando esto termine?, ¿Se mantendrá el espíritu del aplauso a los sanitarios, o se volverá al insulto fácil, al agradecimiento interesado, a la denuncia ligera y a la crítica despiadada?

 ¿Se volverá a menospreciar económica y socialmente a los dependientes, repartidores, barrenderos, camioneros, taxistas, empleados de contratas municipales de basura etc. etc. etc. ?, ¿Seguirán defendiendo algunos que lo público sea vilipendiado, machacado y desmantelado en favor de intereses privados de grandes empresas, cargadas de ex políticos y sus familias en los consejos de administración?, ¿Se va a cambiar el concepto de empresas estratégicas desde un punto de vista nacional?, ¿Soportarán los futuros presupuestos del Estado, Comunidades autónomas, Diputaciones y Ayuntamientos la comparación con los anteriores a la Pandemia, demostrando haber tomado nota de lo sucedido?

¿Tiene la iglesia, como organización, algo qué decir y hacer en una situación como ésta? ¿La iglesia y sus gestores han estado a la altura de los acontecimientos?, ¿Han justificado muchas ONG su razón de ser y de seguir percibiendo dinero público, a tenor de su actuación?, ¿Debe replantearse la estrategia en I+D+I a todos los niveles? , ¿La inversión de fondos públicos en investigación sea propia o financiando   y subvencionando proyectos privados, es coherente con la utilidad de los fines pretendidos?, ¿Realmente se va a apostar por recuperar el talento despreciado y obligado al autoexilio?, ¿Desterraremos el efecto Dunning-kruger (individuos poco preparados, se consideran mejores que otros mucho más preparados) ?, ¿Conseguiremos demostrar que los problemas no están tanto en las ideas como en las personas que las llevan a cabo?, ¿Entenderemos que la sociedad necesita personas que formulen buenas preguntas, más que personas que tengan respuestas para todo?

¿No será, que se ha cumplido aquello que decía Mario Benedetti “cuando creíamos que teníamos todas las respuestas, nos cambiaron las preguntas”?

 

 

About MéridaComarca

Toda la información relacionada con Mérida y su Comarca

View all posts by MéridaComarca

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.