Pilar Nogales Perogil

Portavoz PP Ayto de Mérida


Incluso antes de entrar en la Facultad de Derecho para estudiar la carrera universitaria sabía que la separación de poderes es pilar básico y presupuesto esencial en un Estado democrático.

No hace falta ser Licenciado en Derecho para saberlo, ¿verdad?

Si hay algo que garantiza el real y verdadero ejercicio de nuestros derechos y libertades y nuestro marco jurídico es que el Poder Judicial sea independiente y que imparta justicia de forma imparcial y objetiva.

Pues en estas últimas semanas se está iniciando un grave intento de ataque a esa premisa fundamental.

El actual gobierno de la nación, presidido por alguien que ya ha demostrado que no tiene escrúpulos y que está dispuesto a pactar y contentar a comunistas, independentistas, o a quien haga falta para mantenerse en el poder, no ha tenido reparo alguno en presentar junto con sus socios una propuesta de reforma de la elección de los miembros del Consejo General del Poder Judicial que choca frontalmente con esa separación de poderes.

No obstante, aquellos que creemos firmemente en el estado de derecho y que reconocemos a nuestra Carta Magna como la garante de nuestro sistema político, no estamos dispuestos a aceptar que esta pretensión salga adelante, porque el espíritu de nuestra Constitución, y también su contenido, se fraguaron para que en España la separación de poderes fuera una realidad.

La Unión Europea ya ha advertido al prepotente Presidente Sánchez y le ha avanzado que va a estar “vigilando” el devenir de esa propuesta de reforma porque, para Europa, garantizar la democracia es algo prioritario.

Estarán de acuerdo conmigo en que es realmente bochornoso que desde Europa tengan que “llamarnos la atención” para recordarnos que somos una democracia y que, como tal, esa separación de poderes debe ser real y efectiva y estar garantizada.

Está en peligro nuestra democracia, pero también está en peligro la imagen de España en Europa, y en el mundo.

Leía, en alguna de esas frases que circulan por las redes sociales, que el Presidente Sánchez estaba cada vez más “Maduro” y les puedo garantizar que este comentario me generó una gran preocupación y un desagradable escalofrío.

Este país no puede permitirse retroceder ni un ápice en esa democracia que tanto costó conseguir a nuestros padres y abuelos.

La hoja de ruta marcada por Unidas Podemos para convertir a nuestro país en un Estado similar a Venezuela o Bolivia no puede tener cabida en esta tierra nuestra que tanto sufrió para conseguir vivir en libertad.

Los ciudadanos españoles debemos reaccionar ante este tipo de actuaciones que nada tienen que ver con el entorno en el que España decidió crecer y en el que, por suerte, hemos vivido desde que la democracia se convirtió en nuestro régimen político.

No queremos aquí experimentos comunistas que lleven a este país a perder sus libertades y lleven al pueblo al enmudecimiento y la miseria.

Si quien hoy es Presidente del Gobierno de España tuviera un mínimo de decencia y dignidad moriría de vergüenza al defender y alentar actualmente los postulados de sus socios cuando no ha tenido reparos en criticarlos antes de llegar con ellos al poder.

Controlar al Poder Judicial desde el Gobierno de la Nación no puede ser una opción.

No todo puede valer para mantenerse en La Moncloa. No todo vale, Sr. Sánchez.

About MéridaComarca

Toda la información relacionada con Mérida y su Comarca

View all posts by MéridaComarca

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.