Agustín Plaza Aguado


El coronavirus y sus consecuencias, se están convirtiendo en la gran revolución del siglo XXI, hace pocos meses nadie podría pensar que la nueva revolución mundial pudiera tener su origen en un problema sanitario, en una pandemia de carácter Vírico, tan sólo en algunas mentes y personajes propios de cuarto milenio (programa de mi admirado Iker Jiménez) podría contemplarse en el corto plazo una situación como la actual.

Cuando medio mundo pensaba en una crisis medioambiental, derivada del calentamiento del planeta o en una crisis por el enfrentamiento comercial entre EEUU y China, o por la internacionalización del conflicto en Siria, pues nada de eso, el mundo se tambalea por el famoso CORONAVIRUS.

Películas, libros y algunos ensayos imaginativos han intentado describir hasta donde podría afectar una situación de riesgo mundial, obviamente la realidad está superando a la ficción o la imaginación.

Estamos empezando a constatar, que esta realidad nueva para todos es un tiempo nuevo, dominado por la responsabilidad individual y por las decisiones políticas.

Ha llegado el momento de demostrar el desarrollo social, educativo y cultural de los distintos países, la capacidad de adaptación a las nuevas normas, la disciplina, la solidaridad y la responsabilidad.

España, país solidario donde los haya, seguro que estará a la altura de las circunstancias, obviamente siempre habrá casos de personas que incumplan las normas y pongan en peligro su salud y la de su entorno, en definitiva, irresponsables e insolidarios, que merecerían un aislamiento y reeducación que durará años.

Pues si  la sociedad y la política son los dos protagonistas que tienen la clave en la nueva crisis del S XXI , en cuanto a la política, ya hemos visto en España que ante una situación de este tipo los dirigentes del PP, ponen en evidencia, que por encima de los españoles y del Pais , está su obsesión por el poder y su falta de concepto de Estado , las declaraciones   del Sr Casado, vergonzosas e indignantes , demuestran que es sin duda  el político de más bajo nivel  ético que hay en este país , de la más baja catadura moral e incapaz de dirigir España.

Las bases de su partido deberían de inmediato expulsarle del partido y el conjunto de la sociedad, esperemos que tenga memoria para ponerle en su sitio en las urnas.

Las imágenes del ex presidente Aznar y su mujer paseando por Marbella procedentes de Madrid, son otro ejemplo de falta de ética y de solidaridad, que esperemos, que cuando todo pase, la sociedad los instale en una cuarentena vitalicia para conferencias y actos públicos donde no puedan contagiar su irresponsabilidad.

Cuando esto se publique seguro que estaremos en una situación mucho más complicada y dura que la que tenemos a mediados de marzo, pero seguro que la respuesta de la Sociedad y los políticos será ejemplar, la esperada de un país moderno, generoso, responsable y maduro.

¿Y a partir de ahora qué?  Pues a partir de ahora, unas formas distintas de vida y de relacionarse entrarán a formar parte de esta nueva realidad social, donde esperemos que este tiempo de estar en casa nos ayude a reflexionar y a cambiar algunos de los valores que hasta hace pocos meses considerábamos intocables.

Ahora somos los occidentales, blancos, con lujos económicos y con cultura, los que tenemos las fronteras cerradas, los discriminados, los que transmitimos enfermedades, nosotros los que hasta hace poco podíamos decidir sobre el resto del mundo, los que podíamos comprar casi de todo, los que trabajando infinitas horas sosteníamos el mundo, pues si, también nosotros hemos caído como la bolsa, somos valores a la baja.

Por si todo fuera poco, se nos impone un parón forzado, ahora nos vemos contando hora tras hora, cuando el tiempo hace unos días era un bien a quemar rápidamente, con prisas y urgencias, pues no existía el mañana, ahora vamos a tener que pasar varios días en casa, en definitiva, usar aquello por lo que estamos y estaremos hipotecados muchos años y estar con la familia, pero fuera de los tiempos y espacios habituales.

Es de esperar que no hayamos olvidado como usar nuestro tiempo sin un fin concreto y disfrutar de la familia en jornada continua y a tiempo total, sin delegar en terceros la crianza, educación y formación de los hijos, en definitiva, volver a realidades y conceptos de otros tiempos.

Internet, las redes sociales y todo lo virtual van a hacerse aún más fuertes, a suplir plenamente durante un tiempo a la cercanía y proximidad que tiene nuestra cultura, llena de besos, abrazos, con abundancia de piel con piel y mano con mano, pero será nuestra unión y solidaridad la que nos permita vencer al famoso COVID-19.

Como de todas las circunstancias conflictivas, lo deseable es sacar conclusiones positivas, aprender y mejorar, ¡y si es desde casa …mejor!

 

 

 

About MéridaComarca

Toda la información relacionada con Mérida y su Comarca

View all posts by MéridaComarca

One Comment on “EL CORONAVIRUS Y SUS CONSECUENCIAS”

  1. Lo que es increible es que a dia de hoy se esten echando culpas de intentar politizar y llegar al poder la derecha, cuando el gobierno que esta al cargo del pais, todavía no ha comprado material sanitario y gracias a personas generosas del pais se esta dotando a sanitarios y cuerpos del estado de material porque sino ni ellos tendrian (que aun asi falta y millones de equipos), que los test que se han comprado son defectuosos porque el gobierno se lo ha comprado a una empresa no certificada por el gobierno chino y que en vez de remediar ese error vuelven a comprar nuevos test a esa misma empresa; independientemente al tema de los test ¿Que opina Ud de que España sea el país con mas contagios entre el personal sanitario debido a que NO TENEMOS DE NADA? Tambien es culpa de la «derecha»?? ¿Y en cuanto a que el señor iglesias y su mujer (que tras las ultimas pruebas que se le han realizado sigue dando positivo en COVID-19) se siguen saltando el confinamiento? Que clase de ejemplo para la sociedad es ese? También es culpa de la «derecha»?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.