Alfonso Valadés



El partido se disputó el 6 de abril de 1969. El inicio de la segunda mitad dio esperanza a la grada ilicitano al ver que el Elche generaba peligro por medio de Vavá y Lezcano. Así llegaría una acción a balón parado que botaba el paraguayo Casco y que remataba Curro, entre un tumulto de defensas merengues, para marcar el gol del triunfo (1-0). Con aquel resultado el Elche C.F. firmaba casi automáticamente la permanencia en la categoría


Estamos hablando de otro producto de la prolífica cantera imperialista al igual que Manolo Rodri, si bien, Miguel Gómez Burgos, es cuatro años mayor, y no llegaron por tanto a coincidir ya que ambos salieron de la entidad al final de su etapa juvenil, pero si se producen ciertas similitudes en sus trayectorias deportivas.

Curro se enrolaba en los infantiles coincidiendo con la creación de esta categoría, tras absorber al CD Augusta de Manolo Valero en 1957, que pasó a ser filial, y Valero también se sumó al proyecto imperialista, que tenía más visos de perpetuarse en el tiempo, y que ya, con Agustín a los mandos, comenzaba a expandirse.

En la campaña 58/59 dio el salto a la categoría juvenil siendo campeón local, jugó la fase nacional por ser la única liga de juveniles que se disputó en nuestra región, y por lo tanto, el representante extremeño, que tuvo como rival al Sevilla FC, que lo «apalizó», sin muchos miramientos: 12-1, en el Sánchez Pitjuan, y 1-4 en el estadio municipal.

Los hispalenses, ojo, fueron campeones de España, y allí jugaba entre otros, Paco Gallego y cia. Ya en su última campaña como juvenil, 61/62. «Campeonó» en Extremadura tras eliminar al CD Badajoz 3-1 en Puebla de la Calzada, y en la final se impuso a la Salle de Plasencia 3-0. Las fases nacionales ya eran otra historia, y en el partido de ida en el José Zorrilla vallisoletano salió goleado por 7-0, y en Mérida los de pucela ganaban por 0-1.
(De aquella célebre delantera imperialista: Hisado, Curro, Calvo, Bruno y SANTAMARÍA. Este último, falleció el pasado lunes 25 de abril del 2022. D.E.P.) Cuando os comentaba que entre los dos futbolistas más importantes que han salido de la cantera del imperio, había ciertos paralelismos, me remito simplemente a sus registros y números: Rodri jugó con la camiseta del imperio 32 partidos, y formó parte de la selección extremeña en 10 ocasiones, el que más, y Curro disputó 29 partidos, y se enfundó la casaca extremeña en 6 ocasiones.

Cierro el círculo, añadiendo que ambos estuvieron relacionados con el Real Madrid, pues, matizo: que Curro antes de fichar por el Elche CF. Estuvo tres largos meses probando con los madridistas que no se decidían, lo que aprovecharon los Ilicitanos para incorporarlo a su disciplina.

Formó parte del conjunto blanquiverde en un 80% de la década de los 60, que a la postre fue la más gloriosa del Elche en primera división, habían ascendido la 59/60, eran los años del inolvidable D. Manuel Martínez Valero en la presidencia, y ocupando varias temporadas la zona noble en la máxima categoría, e inclusive, disputando en la 68/69 la final de la copa del Rey en el Bernabéu ante el Athletic Club, que se impuso 1-0 con gol de Antón Arieta; Para que os hagáis una simple idea del potencial que aquel equipo, formó con el siguiente once : Araquistain, Ballester, Iborra, Canós, González, Llompart, Serena, CURRO, Vavá, Asensi y Cristo. También militaba en sus filas el placentino Ciriaco, que años después hizo grandes temporadas en el Sporting de Gijón, que llegó a ser subcampeón de liga.

El año que los ilicitanos disputaron esa final ya presidia al equipo D. José Esquitino, y lo entrenaba Otto Bumbel. Antes, había tenido otros técnicos como Di-Stefano, y ambos Roque, Máspoli, y Olsen.

Está además, en la historia del Elche y Real Madrid, ya que en la liga 68/69, los madridistas querían repetir la gesta de 1932 que terminaron imbatidos, visitaban Altabix en la penúltima jornada, y salieron derrotados 1-0 merced al gol de Curro, que hábilmente aprovechó un error de Pedro De Felipe para batir a Betancort, siendo aquel el único partido donde los de Miguel Muñoz doblaron la rodilla.

Fue titular casi desde su llegada a la ciudad de las palmeras, y compartió también vestuario con otros grandes futbolistas como Pazos, Forneris, Costa, Cardona, Lico o Marcial, solo por citar algunos.

Hay un nombre dentro de aquel equipo al que como emeritense tenemos que dedicarle obligadamente algunas líneas, y es… Vavá, que fue pichichi de 1ªD, en 1966 con 19 goles, es por otra parte el primer internacional de los cuatro, que el Elche CF ha aportado al combinado nacional en sus casi 100 años de historia, – los cumple el año próximo -, era el jugador con la ficha más alta de la plantilla: 500.000 ptas., Curro rondaba las 350.000 (sueldos y primas aparte). Como fueron las 40.000 “rubias” que Martínez Valero les dió por ganar al Madrid, precisamente con aquel gol suyo.

Y una vez que Luciano Sánchez “Vavá “ha salido a escena, no podía omitir que este “ariete “leonés, cuando estaba en el ocaso de su carrera deportiva jugó media temporada en el Mérida Industrial CF. Que presidia D. Francisco Gil Martín 76/77. Que se saldó con la perdida de la categoría nacional. Sucedió que para intentar enderezar el rumbo, se fichaba además a otra pareja de “viejas glorias” como el ex sevillista Chacón y el gaditano Marín, que al igual que Vavá, estaban ya como mucho, para jugar partidos de solteros contra casados, y así nos lució el pelo.

Llegados a este punto, nos toca ya ser breves, e ir acotando: Curro salió de Elche cuando tras haber militado los blanquiverdes más de una década en la élite del futbol nacional, donde el canterano imperialista jugó el 80% de ese espacio de tiempo, se perdía la categoría de oro en la 70/71. Descendió junto al Real Zaragoza.
Se marchó al R.C.D. Español donde permaneció una campaña con los “periquitos” al lado de los Bertomeu, Granero, Osorio, Glaria, Ochoa, Poli, José María, Solsona… no llegó a tener continuidad por las lesiones, para a continuación dar el salto a México, donde caprichos del destino, su club no fue otro, que el AT. Español, 72/73. Lo entrenaba Gustavo Biosca, que fue quien lo solicitó. Allí había jugado la temporada anterior el pacense Javi Bermejo.

A su regreso de tierras aztecas, vino con la liga comenzada, y de entre las ofertas que le surgieron se decantó por la U.D. Salamanca, en el fondo, ya quería estar cerca de casa, como con posterioridad los acontecimientos vinieron a demostrar, ya que tras abandonar la U.D.S. retornaba a tierras extremeñas, tuvo las opciones de CD Badajoz y Cacereño.

Estaba todavía por debajo de los 30 años, pero en aquellos tiempos, con esa edad, ya te estaban abriendo las puertas de la retirada, al final se inclinó por el equipo verde ya que su presidente D. Ángel Sánchez, le aceptó su propuesta de ser jugador-entrenador, ocurría en la 74/75. El equipo de Sergio Sánchez Nº1 se proclamó campeón con estos jugadores: Usubiaga, Agullá, Eusebio, Hernández, Birichinaga, Asenjo, Juanito, Didi, Plaza, Toril y Egaña.

El Diter de Quico Palacios y Paco Hinojosa, fue subcampeón, y tercero el Mérida de Castañón y Lozano, si os sirve de referencia fue el año del 22-0 al Jaraíz, – 16-3-75-. Después dirigió también al Mérida Industrial CF, 78/79. Siendo presidente D. Francisco Álvarez Benito y la antesala a la presidencia Industrialista de un joven Pepe Fouto, que con la base de aquel equipo, – con muchos problemas económicos -, los Manolo, Serafín, Obispo, Serrano, Pepín, Barrios, Díaz, Boni o Sánchez Picón, los ascendió con Diego Lozano de entrenador, a la categoría más importante donde los emeritenses iban a militar a lo largo de su rocambolesca historia, como – hasta ese momento – fue la 2ª”B” de dos grupos, 80/81, si bien, la alegría solo duró una temporada.

Curro entrenó también al CD Don Benito, AT Marbella e Ibiza CF, donde se afincó, – mal gusto no tuvo -, 46 años más tarde de la llegada de Curro al Elche CF, lo hacía otro pecholata de una dinastía que es la que más jugadores ha aportado al futbol de todos los «Méridas», y efectivamente, es Lolo Pla, 2017/18. Ascendió a 2ª”A” con los ilicitanos, el proyecto del presidente D. Diego García, lo culminó en éxito el cuarto entrenador, que esa campaña se sentaba en el banquillo, no era otro que un Pacheta, que en el curso 93/94. Defendió como futbolistas la camiseta del M.C.P., así que: recuerdos para Curro, y suerte para el otro dúo, en especial para Lolo, ya que en este caso, sus éxitos también serán los nuestros.

 

 

 

 

About MéridaComarca

Toda la información relacionada con Mérida y su Comarca

View all posts by MéridaComarca

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.