El 12 de julio se proyectará dentro de la programación Off Agusto en Mérida el trabajo audiovisual dirigido por Antonio Gil que retrata el trabajo actoral de 11 compañías de Teatro ONCE

 La extensión de Regina del festival acogerá el 31 de julio la representación de ‘El Coro’, de La Ruina Teatro, formada por personas ciegas y con discapacidad visual


  El teatro inclusivo está presente un año más en la programación del Festival Internacional de Teatro Clásico de Mérida. En esta 67 edición, el Festival apuesta por la inclusión cultural con dos propuestas escénicas: la proyección del cortometraje documental Si Talía fuera ciega y la representación teatral de El coro en la extensión del Festival en el teatro romano de Regina.

El director del Festival de Mérida, Jesús Cimarro, y el director de Promoción Cultural, Atención al Mayor, Juventud, Ocio y Deporte de ONCE Ángel Luis Gómez Blázquez, han presentado esta mañana en la sede del Festival esta propuesta de teatro inclusivo, fruto del acuerdo firmado entre ambas entidades esta misma mañana. También ha participado en la presentación el delegado territorial de la ONCE, Fernando Iglesias García, así como la directora del CEMART, Toni Álvarez; la delegada de Servicios Sociales del Ayuntamiento de Mérida, Catalina Alarcón; y el director de Si Talía fuera ciega, Antonio Gil .

Tanto Jesús Cimarro como los responsables de la ONCE han valorado esta colaboración como una necesidad para avanzar en la inclusión de las personas ciegas y con discapacidad visual y como una obligación de ofrecer una cultura para todos los ciudadanos independientemente de sus capacidades.

Cimarro ha hecho hincapié en el “firme compromiso” tanto de la dirección del Festival como del Consorcio que lo gestiona por acercar la cultura a todos los ciudadanos y, en concreto, a aquellos colectivos con más riesgo de exclusión, como son las personas con algún tipo de discapacidad. “Queremos que el Festival de Mérida sea un festival sin barreras porque el acceso a la cultura no debe tenerlas”, ha asegurado.

La directora del Centro de Artes Escénicas y de la Música de Extremadura (CEMART), Toni Álvarez, ha destacado que este convenio y esta iniciativa suponen un “marchamo de calidad para el Festival” y ha agradecido a la ONCE la apuesta por la cultura inclusiva que ahora se hace “extensiva” en Mérida.

Por su parte, Fernando Iglesias, delegado territorial de la ONCE ha calificado de “honor” que la primera presentación a los medios de comunicación de esta edición del festival tenga la labor de la ONCE y el teatro inclusivo como objetivo. “Para nosotros es importante venir a la cuna del teatro como espectadores, gracias a las medidas de accesibilidad del Festival, pero también venir con nuestros grupos de teatros para enseñar cómo desde las artes escénicas podemos desarrollar una labor inclusiva y desarrollar nuestras capacidades. La cultura hace posible lo imposible y visible lo invisible”, ha remarcado Iglesias.

Asimismo, Ángel Luis Gómez Blázquez, director de Promoción Cultural de la ONCE ha valorado la importancia de este convenio, el segundo que se suscribe con el Festival, para la entidad porque permite “sacar adelante el trabajo que realizan nuestros actores de una manera normalizada”.

‘Si Talía fuera ciega’

La primera de las propuestas inclusivas será la proyección del cortometraje Si Talía fuera ciega en el Pórtico del Foro el 12 de julio con dos pases. La película, dirigida por el extremeño Antonio Gil Aparicio, es un retrato del teatro realizado por personas ciegas y con discapacidad visual.

Antonio Gil Aparicio ha definido esta mañana de “experiencia cinematográfica” la realización de este proyecto que invitará a los espectadores a hacer una reflexión sobre la inclusión y la necesidad de no poner barreras a nada ni a nadie.

Once compañías de Teatro de la ONCE se han involucrado en el proyecto audiovisual montado a partir del rodaje de escenas de las producciones teatrales de los distintos grupos, donde los protagonistas son los actores y actrices ciegos y con discapacidad visual grave. De la mano de Esteve Ferrer, asesor de Teatro de la ONCE y director de varios montajes en ediciones pasadas del Festival de Mérida, surge esta propuesta de acercar a este elenco de artistas al proceso del rodaje cinematográfico y televisivo, con el que difundir las obras teatrales a través del audiovisual.

Si Talía fuera ciega narra qué hubiera pasado si la ONCE existiera en los tiempos de Trajano, facilitando la participación en la creación y el disfrute cultural de sus afiliados romanos, bajo la clara influencia de la musa del teatro Talía.

Está narrada como un cuento, a través del personaje romano ciego Lucius, interpretado por el actor gaditano Josema Gómez, quien mantiene un diálogo con la propia Talía (también encarnada por Josema), que es la encargada de realizar un viaje a través del tiempo. En orden cronológico, va introduciendo las escenas de los diferentes grupos para mostrar cómo serían las representaciones en cada una de las épocas a cargo de actores y actrices ciegos.

‘El coro’

La propuesta inclusiva en teatro será El coro, a cargo de la compañía La Ruina Teatro, perteneciente a una de las asociaciones culturales apoyadas por la ONCE y formada por personas ciegas y con discapacidad visual, que forma parte de la programación este año de la extensión del Festival de Mérida en el teatro romano de Regina, prevista para el 31 de julio. La Ruina Teatro es una de las compañías participantes además en el cortometraje Si Talía fuera ciega.

El coro es una adaptación de diversos textos grecorromanos, de las sátiras de Juvenal, de la mano del propio director del grupo Juanma Cifuentes. La obra narra las vicisitudes de una compañía de teatro de la antigua Roma, desahuciada por la injerencia de nuevas formas de entretenimiento en esta sociedad. Se ve obligada a un destierro, en forma de gira teatral por provincias, por todo el Imperio Romano. Tras muchas andanzas y muchas leguas de camino, llegan a Hispania. Y en lugar de esta tierra, de cuyo nombre ni ellos mismos se acuerdan deciden hacer un alto en el camino para descansar, reponerse, conversar y entretener a unos paisanos que parecen no enterarse de nada. Entretanto, hay tiempo para reír, para recordar, para enseñar, para discutir, para componer, para improvisar, para criticar, para soñar, para cantar, para reflexionar, para vivir, para teatralizar. “Aunque el Teatro ya no es lo que era”. La sociedad Romana ha cambiado mucho, ahora el Circo es lo que vende y estos cómicos de la legua se ven obligados a viajar eternamente hasta encontrar su sitio definitivo en el Mundo.

En el acto de presentación, se ha contado esta mañana con una performance en directo de la actriz de la compañía extremeña La porciúncula, Francisca Caro Gómez, que ha interpretado un breve texto de Lisístrata, adaptado para la ocasión por la Directora de La Porciúncula, Mª José Manga.

About MéridaComarca

Toda la información relacionada con Mérida y su Comarca

View all posts by MéridaComarca

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.