El juzgado condena en costas al ayuntamiento por el decreto de desalojo de los quioscos


Los concesionarios reiteran su petición de que se paralice el proceso del nuevo concurso para evitar más perjuicios a los emeritenses

El Juzgado de lo Contencioso número 1 de Mérida ha condenado en costas al ayuntamiento tras el recurso presentado por los concesionarios de los quioscos de la plaza de España contra el primer decreto de desalojo de dichos establecimientos.

Como se recordará, el 3 de noviembre el alcalde dictó un decreto ordenando el desalojo de los quioscos. Dicho decreto fue recurrido por los concesionarios, pero el ayuntamiento no solo los desestimaba sino que empezó a imponer multas coercitivas cada ocho días a los concesionarios por desobedecer la orden de cierre.

El 21 de diciembre, el alcalde se desdijo de su orden anterior y dictó un nuevo decreto anulando el anterior, en el que reconocía el derecho de los concesionarios a seguir explotando los quioscos y anulaba las multas impuestas. En el mismo decreto ordenaba de nuevo el desalojo (ejecutado el 9 de enero), orden también recurrida y que no ha sido respondida a día de hoy.

Ayer, 8 de febrero, el Juzgado ha dictado un Auto en el que condena al ayuntamiento a pagar las costas procesales derivadas del primer decreto, puesto que al no ser estimados sus recursos en vía administrativa obligó a los concesionarios a recurrir a la vía judicial, y solo entonces el ayuntamiento asumió su error reconociendo totalmente las pretensiones de los concesionarios.

El director de Abogados CE Consulting Mérida, Alberto Delgado, representante de los concesionarios, apuntó que esta decisión judicial “es solo la primera, puesto que aún hay varios procedimientos vivos en los juzgados, tanto contra el decreto de fecha 21 de diciembre -desalojo- como contra el pliego de condiciones particulares la propia licitación”. Delgado espera que este revés judicial haga reflexionar el ayuntamiento, para que cese en su política de actuación unilateral y arbitraria sin respetar las prescripciones legales.

“Ahora es una condena en costas, pero si se sigue adelante podrían derivarse más perjuicios para todos los emeritenses, y también para los que resultaron nuevos adjudicatarios, que podrían embarcarse en unas obras que luego resultasen declaradas ilegales por el juzgado”, explicó Delgado.

Según recordó, el decreto de 21 de diciembre de Alcaldía reconocía el derecho de los concesionarios a explotar los quioscos mientras no hubiese adjudicación definitiva, “y a día de hoy entendemos que no la hay, puesto que el ayuntamiento no respondió en tiempo y forma al recurso de IU sobre el pliego, con lo que todas las decisiones tomadas a partir del 26 de noviembre, incluida la adjudicación y la segunda orden de desalojo, quedan sin efecto”.

Cocina

Además, se ha abierto un nuevo frente que puede dar más quebraderos de cabeza a las empresas que resultaron adjudicatarias de los nuevos quioscos en el procedimiento que está en los tribunales.

Según se apuntó, los nuevos quioscos podrían disponer de cocina, para así tratar de rentabilizar el nuevo canon que hubiese que abonar. Pues bien, tal posibilidad no existe.

Por lo manifestado, dicha cocina iría en el sótano de los quioscos, pero esto está prohibido por la Normativa Urbanística de Mérida, que en su artículo 5, punto 7, apartado d), señala que en los establecimientos comerciales el sótano solo puede servir de almacén. Además, el mismo artículo indica que no puede haber personal trabajando en los sótanos de manera continuada.

De hecho, en la Memoria de Proyecto realizada por el arquitecto que ganó el concurso de diseño de los nuevos quioscos se pasa de puntillas sobre este asunto, indicar: “…si la normativa lo permite, se podrá realizar una pequeña cocina en el sótano que rentabilizará las instalaciones proyectadas”, lo que no es el caso.

Pese a eso, en la misma Memoria, al hacer el cálculo de la potencia eléctrica necesaria se incluyen elementos como freidora, microondas o plancha, que supuestamente irían en la cocina del sótano, aunque, curándose en salud, el arquitecto recoge estos elementos como ‘previsión’ y no como elementos fijos.

De este modo, la única posibilidad sería servir tapas frías, nunca comida elaborada.

NOTA DE PRENSA CONCESIONARIOS QUIOSCOS

 

MéridaComarca

Acerca de MéridaComarca

Toda la información relacionada con Mérida y su Comarca

Ver todas las entradas de MéridaComarca →

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.