«EL MENOS COMÚN DE LOS GOBIERNOS»


velez2Antonio L.Velez Saavedra

Siex Mérida


Dice una conocida frase que “la democracia es el peor sistema de gobierno diseñado por el hombre, a excepción de todos los demás”. En el trasfondo de la ironía de la afirmación, puede interpretarse que tanto el concepto actual de democracia así como la práctica de gobierno que conlleva son bastante mejorables.

Existen países como Suiza donde la democracia es directa, al estilo de la antigua Grecia, y otros como EEUU donde está muy implantada la participación ciudadana. La democracia en nuestro país y los de nuestro entorno como ya sabemos es representativa, la participación se limita a elegir a los representantes para que estos tomen las decisiones con el poder que les otorgamos por medio del voto, y aunque existan instrumentos de decisión ciudadana como el Referendum, o las Iniciativas Populares, rara vez se hace uso de ellos.

A eso hay que añadirle la situación actual en nuestro país, comunidad y ciudad, demasiado acostumbrados a mayorías absolutas, a la historia de los viejos enemigos (PP / PSOE), que ahora tras el fin del bipartidismo ha cambiado a nuevos enemigos (PSOE / PODEMOS). Había mucha gente que votaba al PSOE o al PP sin verse representado, por simple contraposición. Sin embargo, cuando han aparecido nuevas fuerzas, se ha descubierto que el enemigo real es aquel que puede quitarle votos. Porque el PP no le quita votos al PSOE, quien se los quita es Podemos, e igualmente con PP y Ciudadanos, y así nos encontramos con sorprendentes alianzas entre los que anteriormente eran enemigos políticos.

Un juego de partidos en el que los votos parecen estar muy lejos de quienes los emiten, incluso parecen estar representando a otra fuerza superior que no es el votante. Al final los partidos políticos más que en órganos de representación del ciudadano, parecen convertirse en un fin en sí mismos, un negocio como cualquier otro.

Entre ese sistema desprestigiado y la falta de tradición participativa, se crea un desapego hacía la política que hace que la sociedad no muestre interés por las buenas o malas acciones de gobierno, tan solo se limita a votar cuando toca. Por eso, fomentar la participación ciudadana es fundamental, y cuando alguien dijo que “la política es algo demasiado serio como para dejarla en manos solamente de los políticos” no se equivocó. Ya escribí un artículo en este mismo medio en Enero hablando del tema: PARTICIPACIÓN CIUDADANA, UN CAMINO DIFÍCIL Y NECESARIO.

En él hablaba de los compromisos del programa electoral municipal PSOE/SIEx, donde hay frases como “asegurar una gestión política transparente, comprometida, cercana a la ciudadanía, …donde queden asegurados los espacios reales de participación y decisión de la ciudadanía en la gestión municipal.” Y viene al caso porque no se están aprovechando las ocasiones para mejorar la participación ciudadana, a la vez que cumplir con el programa electoral,  valgan como ejemplo los kioscos de la Plaza de España, ¿tan difícil era preguntarles a los ciudadanos cuál es el diseño que más les gustaba? Puede hacerse, porque ya se votó en alguna ocasión en Mérida, concretamente con el puente Lusitania, una obra civil de bastante más relevancia que los kioscos.

Por encima de partidos, el sentido común debe ser la base de una buena gestión política en democracia, esa que manda a hacer las cosas pensando siempre en la conveniencia de la generalidad, gobernando desde el dialogo y construyendo autoridad, en lugar de imponer con autoritarismo. Una cuestión de mero sentido común, que como se suele decir es el menos común de los sentidos, al igual que un gobierno en común que también es, por desgracia, el menos común de los gobiernos.

MéridaComarca

Acerca de MéridaComarca

Toda la información relacionada con Mérida y su Comarca

Ver todas las entradas de MéridaComarca →

Un comentario sobre “«EL MENOS COMÚN DE LOS GOBIERNOS»”

  1. El mismo proceso de participación que hizo tu padre cuando nos puso el bodoque de cemento de la Rambla… y no se ha disculpado por tal barbarie.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.